La exageración reinó en las cifras petroleras mostradas en la Memoria y Cuenta 2022

COCUYO CHEQUEA · 13 ENERO, 2023 16:42

Ver más de

Margaret López


¿Cómo valoras esta información?

9
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Fustigar contra las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no es nuevo en el discurso del presidente Nicolás Maduro. Pero durante el discurso de la presentación de la Memoria y Cuenta 2022 no solo se limitó a calificarlas como “sanciones criminales”, sino que mostró un nuevo gráfico del supuesto impacto con cifras petroleras y en dólares estadounidenses.

Maduro especificó que Venezuela dejó de percibir 232.000 millones de dólares y perdió la oportunidad de producir 3.995 millones de barriles de petróleo por culpa de las sanciones. La propia Pdvsa aparece como la fuente original del gráfico mostrado ante la Asamblea Nacional electa en el año 2020.

Cifras petroleras

Pdvsa aparece como la fuente de los números presentados en la Memoria y Cuenta 2022 | Foto: Captura de pantalla

Es cierto que las sanciones impuestas a Pdvsa dejaron una pérdida económica para el país. Esto ocurrió porque la estatal petrolera tuvo que parar sus exportaciones de crudo a los Estados Unidos y encontrar nuevos compradores en el mercado asiático.

Además, Pdvsa tuvo que ofrecer un descuento en los precios del petróleo venezolano para ganar clientes y aumentar los costos con operaciones como el transbordo de crudo en alta mar para evitar que se detectara quiénes eran sus nuevos compradores.    

Sin embargo, la administración de Nicolás Maduro nunca ha revelado cuál es el porcentaje de descuento que ofreció a sus clientes, ni tampoco a cuánto ascendieron los costos financieros de no poseer cuentas bancarias internacionales en donde recibir los pagos por el petróleo venezolano.

Producción inflada

El análisis de la Unidad de Verificación de Datos y Fact-Checking de Efecto Cocuyo encontró que las cifras petroleras mostradas en la Memoria y Cuenta 2022 son muy generales para entender el impacto económico de las sanciones y, además, que una simple división es capaz de exhibir la exageración de los números presentados.  

Pdvsa hubiese tenido que producir 2,74 millones de barriles diarios en los cuatro años más recientes para sumar ese total de crudo no extraído que se le imputa a las sanciones (3.995 millones de barriles).

La cuenta hay que empezarla en enero 2019, cuando comenzaron a regir las sanciones impuestas a Pdvsa por Donald Trump. El detalle es que la producción petrolera nacional para esa fecha ya apenas era de un millón de barriles diarios. Es decir, 1,74 millones de barriles menos de lo que se quiere usar como promedio para calcular las pérdidas imputables a las sanciones.

La caída de las cifras petroleras venezolanas empezó mucho más atrás. El desplome del precio internacional del petróleo en 2014 comenzó a mostrar la poca competitividad de Pdvsa y en el período entre 2015 y 2016 se evidenciaron los problemas: campos petroleros con falta de mantenimiento, refinerías sin repuestos, compañías prestadoras de servicio con pagos pendientes y trabajadores con bajos salarios.

El arribo del general Manuel Quevedo al frente de Pdvsa en 2017 tampoco detuvo la línea descendente en la producción petrolera nacional. Bajo su mandato, las cifras petroleras venezolanas cayeron hasta una producción mínima de 339.000 barriles diarios en julio de 2020, que solo es comparable en las estadísticas con la producción venezolana de los década de 1930.

Las cifras financieras tampoco parecen ajustadas. El gráfico presentado por Maduro implica que Pdvsa hubiese tenido que vender cada barril de crudo a un promedio de 58,07 dólares, para esa pérdida de 4.833 millones de dólares mensuales desde 2019.

Sin embargo, en esa cuenta no aparece incluido el costo de producción, el pago de las deudas pendientes a los socios internacionales como Chevron, Repsol o Eni o el ajuste salarial a los trabajadores. Mucho menos el porcentaje de perdida imputable a la corrupción en el manejo financiero que fue expuesta por organizaciones como Transparencia Venezuela y desfalcos a Pdvsa como aquel donde aparecen señalados Rafael Ramírez y otros directores en la gestión de la empresa estatal.

Foto principal: Prensa Presidencial | Twitter

COCUYO CHEQUEA · 13 ENERO, 2023

La exageración reinó en las cifras petroleras mostradas en la Memoria y Cuenta 2022

Texto por Margaret López

Fustigar contra las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no es nuevo en el discurso del presidente Nicolás Maduro. Pero durante el discurso de la presentación de la Memoria y Cuenta 2022 no solo se limitó a calificarlas como “sanciones criminales”, sino que mostró un nuevo gráfico del supuesto impacto con cifras petroleras y en dólares estadounidenses.

Maduro especificó que Venezuela dejó de percibir 232.000 millones de dólares y perdió la oportunidad de producir 3.995 millones de barriles de petróleo por culpa de las sanciones. La propia Pdvsa aparece como la fuente original del gráfico mostrado ante la Asamblea Nacional electa en el año 2020.

Cifras petroleras

Pdvsa aparece como la fuente de los números presentados en la Memoria y Cuenta 2022 | Foto: Captura de pantalla

Es cierto que las sanciones impuestas a Pdvsa dejaron una pérdida económica para el país. Esto ocurrió porque la estatal petrolera tuvo que parar sus exportaciones de crudo a los Estados Unidos y encontrar nuevos compradores en el mercado asiático.

Además, Pdvsa tuvo que ofrecer un descuento en los precios del petróleo venezolano para ganar clientes y aumentar los costos con operaciones como el transbordo de crudo en alta mar para evitar que se detectara quiénes eran sus nuevos compradores.    

Sin embargo, la administración de Nicolás Maduro nunca ha revelado cuál es el porcentaje de descuento que ofreció a sus clientes, ni tampoco a cuánto ascendieron los costos financieros de no poseer cuentas bancarias internacionales en donde recibir los pagos por el petróleo venezolano.

Producción inflada

El análisis de la Unidad de Verificación de Datos y Fact-Checking de Efecto Cocuyo encontró que las cifras petroleras mostradas en la Memoria y Cuenta 2022 son muy generales para entender el impacto económico de las sanciones y, además, que una simple división es capaz de exhibir la exageración de los números presentados.  

Pdvsa hubiese tenido que producir 2,74 millones de barriles diarios en los cuatro años más recientes para sumar ese total de crudo no extraído que se le imputa a las sanciones (3.995 millones de barriles).

La cuenta hay que empezarla en enero 2019, cuando comenzaron a regir las sanciones impuestas a Pdvsa por Donald Trump. El detalle es que la producción petrolera nacional para esa fecha ya apenas era de un millón de barriles diarios. Es decir, 1,74 millones de barriles menos de lo que se quiere usar como promedio para calcular las pérdidas imputables a las sanciones.

La caída de las cifras petroleras venezolanas empezó mucho más atrás. El desplome del precio internacional del petróleo en 2014 comenzó a mostrar la poca competitividad de Pdvsa y en el período entre 2015 y 2016 se evidenciaron los problemas: campos petroleros con falta de mantenimiento, refinerías sin repuestos, compañías prestadoras de servicio con pagos pendientes y trabajadores con bajos salarios.

El arribo del general Manuel Quevedo al frente de Pdvsa en 2017 tampoco detuvo la línea descendente en la producción petrolera nacional. Bajo su mandato, las cifras petroleras venezolanas cayeron hasta una producción mínima de 339.000 barriles diarios en julio de 2020, que solo es comparable en las estadísticas con la producción venezolana de los década de 1930.

Las cifras financieras tampoco parecen ajustadas. El gráfico presentado por Maduro implica que Pdvsa hubiese tenido que vender cada barril de crudo a un promedio de 58,07 dólares, para esa pérdida de 4.833 millones de dólares mensuales desde 2019.

Sin embargo, en esa cuenta no aparece incluido el costo de producción, el pago de las deudas pendientes a los socios internacionales como Chevron, Repsol o Eni o el ajuste salarial a los trabajadores. Mucho menos el porcentaje de perdida imputable a la corrupción en el manejo financiero que fue expuesta por organizaciones como Transparencia Venezuela y desfalcos a Pdvsa como aquel donde aparecen señalados Rafael Ramírez y otros directores en la gestión de la empresa estatal.

Foto principal: Prensa Presidencial | Twitter

¿Cómo valoras esta información?

9

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO