¿Es posible el 90% de bancarización en Venezuela? #CocuyoChequea

COCUYO CHEQUEA · 30 JULIO, 2019 09:39

¿Es posible que el 90% de los venezolanos estén bancarizados?

Texto por Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy

Ver más de

Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La noche del 3 de julio, durante un acto que celebraba los 10 años de la nacionalización del Banco de Venezuela, Nicolás Maduro aseguró que “el 90% de los venezolanos hoy por hoy tienen cuentas bancarias, están incluidos en el sistema financiero del país”. Así mismo ordenó llegar al 100% de bancarización y adelantar el sistema de pago mediante código QR como alternativa al método de pago usando las plataformas de Visa y Mastercard.

La Unidad de Verificación de Datos y FactChecking de Efecto Cocuyo realizó una revisión de las estadísticas nacionales e internacionales así como de las declaraciones sobre bancarización en Venezuela para corroborar la veracidad de la afirmación.

Falta de estadísticas

El último informe de bancarización publicado por la Superintendencia de Entidades Bancarias (Sudeban) es de 2013, cuando informó que la inclusión bancaria había crecido cuatro puntos porcentuales entre diciembre de 2012 y junio de 2013, al pasar de 66% a 69,96% de las personas que legalmente podrían tener una cuenta bancaria. Esto según lo difundió el blog de Banesco, puesto que el informe ya no se encuentra en la web del ente oficial.

De las 49 notas de prensa publicadas en la web de Sudeban, ninguna se refiere a bancarización. La más actual, de junio de 2018, informa que el Sistema Pago Móvil Interbancario (P2P) ya poseía 5,2 millones de usuarios registrados. En la misma señala que el canal pasó de 62 mil a 116 mil transacciones durante el último año.

Al cierre de esta nota no hay actualización sobre el número de usuarios de Pago Móvil o de bancarización para 2019, aunque en abril, el Banco Central de Venezuela informó que había un “agresivo plan de bancarización” para que la mayoría de pagos se realizaran a través de plataformas electrónicas, reduciendo así el uso del efectivo.

Adiós, ventajas competitivas

Para avanzar en la bancarización en Venezuela es importante aprovechar el alto acceso a Internet, con 17 millones de usuarios en el país, escribió el abogado y experto financiero José Grasso Vecchio en un artículo publicado en agosto de 2018 sobre el uso de la banca móvil como un mecanismo para la inclusión financiera.

Vale destacar que Grasso Vecchio, abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) con estudios de economía, finanza y banca en Estados Unidos, es el director ejecutivo de Banesco desde junio de 2018. Antes ha ocupado la presidencia de la Cámara Venezolano–Suiza de Comercio e Industria, la Cámara de Comercio de Caracas y la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (2007-2013) . Es vicepresidente de la Asociación Bancaria de Venezuela, de la cual fue también director técnico.

Sin embargo, este escenario de potencialidad digital pronosticado por el experto ha mermado. De acuerdo a datos de Conatel, hasta el primer trimestre de 2018, en Venezuela se registró una pérdida de 1,5 millones de usuarios de Internet móvil desde 2017 y de 8,8 millones de usuarios de telefonía móvil desde 2014.

Antes de esto, en octubre de 2017, Grasso Vecchio esperaba que la bancarización superara el 80% gracias a la aparición de los bancos especializados en microcréditos, la banca pública especializada y los grandes bancos privados. 

Estas perspectivas también se ven de difícil cumplimiento cuando en el país se registra una caída importante en el número de empleados, agencias y créditos bancarios en el país.

En junio de 2018 habían 3.455 agencias a nivel nacional con 32.273 empleados mientras que para mayo de 2019, el dato más reciente publicado por Sudeban, se habían cerrado 106 agencias y la nómina conjunta se había reducido a 28.495 empleados, lo que implica una reducción de 3.778 empleados. Esto es casi un 12% de todos los que estaban trabajando un año antes.

Así que por cada agencia bancaria el promedio de trabajadores bajó de 9,34 a 8,5.

Inclusión desigual

Según el Global Findex de inclusión financiera del Banco Mundial en Venezuela, para el 15 de noviembre de 2017, había una inclusión financiera de 73% para mayores de 15 años. Esto se elevaba a 78% si se considera la población económicamente activa y bajaba a 58% a la inactiva (desempleados, estudiantes, amas de casa y retirados). 

Al mismo tiempo se registran disparidades por género, edad, educación e ingreso. Así el 77% de los hombres tienen acceso a servicios financieros contra el 70% de mujeres. Esta inclusión llega sólo al 57% en las personas entre los 15 y 24 años pero sube a 78% a partir de esa edad. Las mismas cifras se repiten para quienes tienen educación primaria o menos en comparación con quienes avanzaron más en sus estudios. Y entre los dos quintiles más pobres de la población, el acceso llega al 60% contra el 82% del resto más rico.

Entre los mayores de 15 años sin cuentas bancarias, el 17% dijo no tener fondos suficientes, el 15% que un miembro de su familia ya tenía, el 10% porque sus servicios eran muy caros, un 7% dijo que era porque los bancos estaban muy lejos, otro 7% por no tener todos los documentos necesarios, otro 7% por no confiar en los bancos y un 2% por razones religiosas.

Exclusión

Sobre uso de tecnología de información, sólo el 28% aseguró haber usado Internet para pagar cuentas y el 29% para comprar en línea. Apenas el 15% indicó que había empezado a ahorrar para expandir su negocio o finca, lo que descendía a 9% en caso de guardar para la vejez y sólo 19% tenía ahorros en el banco. 

Sobre los servicios bancarios, sólo 8% había obtenido un crédito bancario mientras el 18% había obtenido préstamos de familia o amigos y 6% de otras instituciones no bancarias. El 66% tenía una tarjeta de débito.

Este estudio titulado “The Global Findex Database 2017: Measuring Financial Inclusion and the Fintech Revolution” y publicado el 31 de octubre de 2018, se basó en mil entrevistas personales realizadas entre el 26 de agosto de 2017 y el 15 de noviembre de 2017 para medir 103 variables.

Veredicto

Si consideramos las estadísticas relacionadas a la inclusión financiera, como la progresiva pérdida en el acceso a Internet y telefonía celular, que esperaba podría elevar la bancarización mediante plataformas electrónicas incluso usando tecnología de baja gama como mensajería de textos; así como la reducción en la cantidad de agencias y empleados bancarios, que elevaría la cantidad de personas con agencias bancarias lejanas como razón para no tener una cuenta bancaria, y se le añade la pérdida de los márgenes financieros de los bancos para expandir o crear nuevas plataformas de pago por las medidas de restricción en la entrega de créditos, es poco probable que la bancarización en Venezuela haya subido al 90% desde el 73% que se registró en 2017, visto que había oficialmente un 70% en 2013.

Así mismo, la desactualización en las estadísticas sobre bancarización y la aún relativamente baja cantidad de usuarios de sistemas alternativos de pago, de poco más de 5,2 millones, en comparación con las 7,5 millones de familias; o los 20 millones de personas habilitadas para votar en el país, en medio de una aguda escasez de efectivo que obliga al uso de plataformas electrónicas para la mayoría de los pagos cotidianos, hacen también dudoso que se haya alcanzado un 90% de bancarizados, así como elevar esta cobertura.

Esto sin considerar que siempre habrá un porcentaje de personas que no querrá recurrir a la bancarización por razones religiosas, económicas, familiares o logísticas.

Por tanto la declaración de Maduro es dudosa.