¿Por qué circula desinformación sobre la inflación en EEUU?

COCUYO CHEQUEA · 17 JULIO, 2022 10:02

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La guerra y la escasa disponibilidad de combustible han generado un caldo de cultivo para la subida de precios en Estados Unidos y la circulación de desinformación.

El pasado mes de junio la inflación en el país se situó en 9,1%, una tasa no vista desde 1981. La subida de los precios de la energía, y sobre todo de la gasolina, así como de los alimentos fue, una vez más, lo que más influyó en esta nueva escalada de la inflación en junio.

Sin embargo, aún conociendo el escenario en el que se desarrolla la inflación, campañas publicitarias del partido Republicano y otros grupos dicen o sugieren que el presidente Joe Biden y el partido Demócrata son los culpables del aumento de precios del combustible.

La escalada en síntesis

El portal de verificación Factcheck.org explica de dónde viene el incremento. En el caso de la gasolina y el diésel, los precios se ven afectados por el costo del crudo, cuyo valor se fija en el mercado global basada en la oferta y la demanda. Cuando la actividad económica cayó al inicio de la pandemia, la demanda de crudo y gasolina también bajó.

Es decir, los presidentes de Estados Unidos tienen poco control de lo que pagan los consumidores por la gasolina.

Otra parte del precio se define por una combinación de impuestos federales y estatales, distribución y comercialización y costes y beneficios del refinado.

Ahora, cuando la economía empezó a recuperarse, la demanda subió aún cuando el mercado global no estaba listo para llevarle el paso. Los precios subieron más con la invasión rusa a Ucrania y la respuesta de Estados Unidos y otros países, que aplicaron sanciones y restricciones al petróleo ruso.

Factores

Los precios de la gasolina empezaron a subir antes de que Joe Biden asumiera la presidencia. En ese entonces, continúa Factcheck.org, el precio medio semanal ya había aumentado 60 céntimos desde el mínimo de 1,77 dólares por galón en abril de 2020.

Si bien en 2020 el mercado se vio afectado por la pandemia, en 2021 el impacto se debió a la eliminación progresiva de la cuarentena, lo que permitió que algunos sectores se recuperaran más rápido que la producción de petróleo y gas. En 2022, la situación se complicó con la guerra en Ucrania.

Estos factores hicieron que los precios de la gasolina subieran en Estados Unidos y otras partes del mundo.

COVID-19 y el combustible

Estados Unidos aún lidia con el gran impacto del COVID-19 en la producción de combustible, según expertos consultados por Factcheck.org.

El director de investigación sobre la energía en Norteamérica en Energy Intelligence, Abhi Rajendran, explicó que este año las compañías disminuyeron sus gastos de capital, luego del colapso del precio en 2020 y, desde entonces, ha habido una recuperación “muy modesta”. Tardará en aumentar la oferta, según el investigador.

A la disminución de la demanda por la coyuntura sanitaria se suma el hecho de que algunas refinerías cerraron sus plantas, comentó el analista petrolero de GasBuddy, Patrick De Haan. Por tanto, disminuyó la capacidad de producción.

Sin embargo, en este escenario, el presidente Biden no está totalmente libre de responsabilidad según De Haan.  A juicio del analista, su administración ha enviado mensajes poco claros a las compañías que buscan razones para invertir. Esa confusión ha jugado un papel menor, dijo al medio estadounidense.

El cofundador del Servicio de Información de Precios del Petróleo, Tom Kloza, no está de acuerdo con la postura anterior. Señaló que parte importante del incremento de los precios del combustible se puede atribuir solo a tres factores: la recuperación luego del COVID-19 y el cierre o reconfiguración de algunas refinerías en Estados Unidos y Canadá, la invasión rusa a Ucrania y la formación de la OPEP Plus (la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros 10 países no miembros).

De igual manera, a pesar de los factores anteriores, lo que sí es seguro es que “los precios en Estados Unidos no se han disparado o duplicado por culpa de Biden y las políticas demócratas, como los anuncios republicanos hacen creer a los espectadores”, concluyó Factcheck.org.

COCUYO CHEQUEA · 10 AGOSTO, 2022

¿Por qué circula desinformación sobre la inflación en EEUU?

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

La guerra y la escasa disponibilidad de combustible han generado un caldo de cultivo para la subida de precios en Estados Unidos y la circulación de desinformación.

El pasado mes de junio la inflación en el país se situó en 9,1%, una tasa no vista desde 1981. La subida de los precios de la energía, y sobre todo de la gasolina, así como de los alimentos fue, una vez más, lo que más influyó en esta nueva escalada de la inflación en junio.

Sin embargo, aún conociendo el escenario en el que se desarrolla la inflación, campañas publicitarias del partido Republicano y otros grupos dicen o sugieren que el presidente Joe Biden y el partido Demócrata son los culpables del aumento de precios del combustible.

La escalada en síntesis

El portal de verificación Factcheck.org explica de dónde viene el incremento. En el caso de la gasolina y el diésel, los precios se ven afectados por el costo del crudo, cuyo valor se fija en el mercado global basada en la oferta y la demanda. Cuando la actividad económica cayó al inicio de la pandemia, la demanda de crudo y gasolina también bajó.

Es decir, los presidentes de Estados Unidos tienen poco control de lo que pagan los consumidores por la gasolina.

Otra parte del precio se define por una combinación de impuestos federales y estatales, distribución y comercialización y costes y beneficios del refinado.

Ahora, cuando la economía empezó a recuperarse, la demanda subió aún cuando el mercado global no estaba listo para llevarle el paso. Los precios subieron más con la invasión rusa a Ucrania y la respuesta de Estados Unidos y otros países, que aplicaron sanciones y restricciones al petróleo ruso.

Factores

Los precios de la gasolina empezaron a subir antes de que Joe Biden asumiera la presidencia. En ese entonces, continúa Factcheck.org, el precio medio semanal ya había aumentado 60 céntimos desde el mínimo de 1,77 dólares por galón en abril de 2020.

Si bien en 2020 el mercado se vio afectado por la pandemia, en 2021 el impacto se debió a la eliminación progresiva de la cuarentena, lo que permitió que algunos sectores se recuperaran más rápido que la producción de petróleo y gas. En 2022, la situación se complicó con la guerra en Ucrania.

Estos factores hicieron que los precios de la gasolina subieran en Estados Unidos y otras partes del mundo.

COVID-19 y el combustible

Estados Unidos aún lidia con el gran impacto del COVID-19 en la producción de combustible, según expertos consultados por Factcheck.org.

El director de investigación sobre la energía en Norteamérica en Energy Intelligence, Abhi Rajendran, explicó que este año las compañías disminuyeron sus gastos de capital, luego del colapso del precio en 2020 y, desde entonces, ha habido una recuperación “muy modesta”. Tardará en aumentar la oferta, según el investigador.

A la disminución de la demanda por la coyuntura sanitaria se suma el hecho de que algunas refinerías cerraron sus plantas, comentó el analista petrolero de GasBuddy, Patrick De Haan. Por tanto, disminuyó la capacidad de producción.

Sin embargo, en este escenario, el presidente Biden no está totalmente libre de responsabilidad según De Haan.  A juicio del analista, su administración ha enviado mensajes poco claros a las compañías que buscan razones para invertir. Esa confusión ha jugado un papel menor, dijo al medio estadounidense.

El cofundador del Servicio de Información de Precios del Petróleo, Tom Kloza, no está de acuerdo con la postura anterior. Señaló que parte importante del incremento de los precios del combustible se puede atribuir solo a tres factores: la recuperación luego del COVID-19 y el cierre o reconfiguración de algunas refinerías en Estados Unidos y Canadá, la invasión rusa a Ucrania y la formación de la OPEP Plus (la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros 10 países no miembros).

De igual manera, a pesar de los factores anteriores, lo que sí es seguro es que “los precios en Estados Unidos no se han disparado o duplicado por culpa de Biden y las políticas demócratas, como los anuncios republicanos hacen creer a los espectadores”, concluyó Factcheck.org.

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO