¿Autoridades otorgaron permisos de construcción en zona protegida de Falcón? - Efecto Cocuyo

COCUYO CHEQUEA · 25 MAYO, 2021 16:39

¿Autoridades otorgaron permisos de construcción en zona protegida de Falcón?

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Una cadena dice que el agua de las playas del Parque Nacional Morrocoy (ubicado en el estado Falcón) “ya no será tan cristalina”, dado que las autoridades otorgaron permisos de construcción en una zona protegida, lo que comprometerá el bienestar del ecosistema.

Las primeras líneas de la cadena dicen lo siguiente: “Si a usted le gustaba ir a bañarse en las cristalinas aguas de alguno de los hermosos Cayos del Parque Morrocoy, lamento informarle que en el futuro lamentablemente ya no será tan cristalina ni tan limpia el agua. El régimen de manera irresponsable otorgó concesiones para la construcción de sendos hoteles a ambos lados del Cerro Morrocoy, cerro que separa a Tucacas de Chichiriviche”.

El texto señala que la construcción se lleva a cabo por parte de un proyecto hotelero el golfete de Cuare, un área protegida del estado Falcón donde anidan, se reproducen y habitan muchas especies de aves migratorias del continente. La cadena la firma Joel Mejía, un profesor de la Universidad de Los Andes (ULA).

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo revisó investigaciones publicadas en prensa y en repositorios de información sobre el tema. También contactó a expertos ambientalistas para actualizar el estatus del impacto de la construcción en la zona.

La importancia del refugio

Lo que menciona la cadena ha sido denunciado por grupos ambientalistas y diputados de la Asamblea Nacional del 2015 desde marzo de 2020, según reporte de El Diario.

Tanto El Diario como Armando.info refieren que la situación se dio a conocer en un congreso de ecología de la Universidad Simón Bolívar en 2019, cuando se informó sobre el posible dragado de un canal en los linderos del refugio de fauna Cuare. Desde entonces, varias organizaciones del área hacen seguimiento del progreso de las obras y su impacto ambiental.

El refugio de Fauna Silvestre Cuare se creó el 31 de mayo de 1972 con el objetivo de proteger las aves acuáticas migratorias y residentes del lugar, así como especies en peligro de extinción. Es el hogar de alrededor de 350 especies y se le considera un Área Bajo Régimen de Administración Especial (Abrae), es decir, que está bajo un conjunto de normas que defienden su conservación.

La zona de casi 12.000 hectáreas fue la primera en incluirse en la lista de humedales protegidos por la Convención Ramsar, un tratado intergubernamental que sirve de marco para la protección de humedales de importancia internacional. Además, el espacio tiene una medida de protección ambiental emitida por el Juzgado Superior Agrario de la circunscripción judicial de Zulia y Falcón desde el 25 de febrero de 2013, mencionó Armando.info.

Lake Blue y los permisos

Las obras que se refieren en la cadena corresponden al proyecto turístico Urbanismo Lake Blue, que pertenece a las empresas Lake Blue C.A y Rotafe C.A., quienes buscan conectar un hotel con la costa central del país; es decir, fuera de su propiedad y dentro de la zona Cuare-Morrocoy.

Según declaraciones de personas vinculadas al proyecto y entrevistadas por el medio de comunicación, Lake Blue aspira a ser una “nueva Punta Cana”, en referencia a la zona turística de República Dominicana.

El proyecto cuenta con una providencia que autoriza a hacer “un canal de 20 metros, 1,5 metros y aproximadamente kilómetro y medio para que pueda servir de intercambio de aguas en primer momento”, según refirió la propia empresa.

La autorización para trabajos dentro de su parcela están en la resolución 942 emitida por el Ministerio de Ecosocialismo, institución que también les otorgó un permiso de navegación para “cuestiones muy pequeñas”, según comentó el gerente general de Lake Blue. También cuentan con un documento de factibilidad de la oficina de Diversidad Biológica del Ministerio y una providencia administrativa emitida por Inparques.

Es decir, hasta este punto es cierto que las autoridades nacionales otorgaron permisos para la construcción en la zona, pero ¿cuál será el impacto ambiental de los trabajos?

Impacto

El canal ya está hecho y, hace un año, la compañía estaba haciendo trabajos para recuperar el medio ambiente. De igual forma, el ecosistema de los alrededores había sufrido cambios.

El investigador jubilado del Ministerio del Ambiente y del Ministerio de Ecosocialismo y ex director del refugio de Fauna Silvestre Cuare, Frank Espinoza, dijo en marzo de 2020 que el nivel de las obras no se especifica en los permisos que posee la empresa (resolución 942 emitida en 2019). Además, la construcción del canal hizo que las aguas se represaran en un caño e inundaran parte de un bosque de mangle.

Según comentó Espinoza a Efecto Cocuyo este martes, 25 de mayo, la situación no se ha modificado mucho desde el año pasado. A la fecha, la Sociedad Venezolana de Ecología y la Unión Venezolana de Ornitólogos aún no ha tenido acceso al estudio de impacto que presuntamente hizo la empresa en relación para los trabajos en el refugio de fauna.

En mayo de 2020 se venció el permiso emitido a través de la resolución 942, por tanto está detenida la construcción y se necesita una nueva resolución para continuar. Más allá de eso, la dinámica del canal cambió: hay caños naturales en las que los peces ya no circulan como antes. Por otra parte, en el canal construido han entrado más peces (dada la profundidad).