Impunidad y crisis humanitaria en Venezuela, los temas tratados en audiencia de la OEA

Esta es la tercera audiencia que realiza la Organización de Estados Americanos (OEA) con el fin de evaluar si existen méritos para iniciar un proceso en la Corte Penal Internacional (CPI), sobre crímenes de lesa humanidad que se cometieron en Venezuela. Impunidad y crisis humanitaria fueron los temas que se tocaron frente a exministro de Justicia de Canadá Irwin Cotler; el argentino Santiago Cantón, exsecretario ejecutivo de la CIDH, y el costarricense Manuel Ventura Robles, exjuez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Se presentó vía Skype desde Canadá la ex jueza de la zona metropolitana de Caracas, Ralenis Tovar, quien firmó la orden de aprehensión en contra de Leopoldo López en febrero de 2014.

En su ponencia, Tovar explicó que fue amenazada por la expresidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Gladys Gutiérrez, para que firmara una orden de captura contra López, tal como asegura que ocurre con otros juristas del sistema de justicia venezolano.

Afirmó que apenas se enteró que la orden de captura sería en contra del dirigente de Voluntad Popular, pidió esperar hasta el día siguiente para revisar el caso, pero de inmediato un funcionario de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) la amenazó, diciéndole que se convertiría en la “segunda jueza (Lourdes) Afiuni“.

“Me sentí amedrentada, atemorizada. Por el miedo que tuve a salir presa de ahí siendo madre soltera de una niña de 13 años, firmé la orden de aprehensión. A partir de ese momento, cuatro funcionarios me acompañaron hasta mi casa y dos de ellos estuvieron dentro de mi casa por un tiempo. Todo esto lo hicieron para saber con quién tenía contacto y con quién me comunicaba”, agregó.

Denunció que en una oportunidad quisieron secuestrar a su hija en el colegio, pero se logró impedir. “Siempre me sentí perseguida”, sentenció.

Rosa Orozco, madre de la joven Geraldine Moreno asesinada por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) durante las protestas del 2014, intervino para contar cómo se vive la impunidad desde el lado de la víctima.

“Mi hija murió el 22 de febrero de 2014 cuando militares en motos entraron a la urbanización donde vivo, disparando. En el asesinato de mi hija participaron 24 militares, pero solo dos están presos, el resto aún no ha sido juzgado. Los dos que se encuentran presos actualmente están apelando su sentencia. No me extrañaría que la próxima semana salgan libres, porque todo lo que se ha investigado hasta ahora lo rechaza Tarek William Saab (Fiscal General designado por la ANC)”, denunció Orozco.

Declaró que a lo largo de estos tres años y ochos meses, ha pedido que todo el destacamento y la línea de mando estuvieran en investigaciones, pero la respuesta ha sido que “hay que esperar”.

Lea más: “Que ningún guardia pueda alzar un arma contra un estudiante”, madre de Geraldine tras sentencia a dos GNB

“No es de interés nacional”

El exministro consejero venezolano ante las Naciones Unidas, Isaías Medina, indicó que el gobierno de Nicolás Maduro no atiende la crisis humanitaria que se registra en Venezuela.

“En vista de la crisis humanitaria sostuve varias reuniones con la delegación de Malta para recibir material quirúrgico para Venezuela, y Oscar Rojas, observador permanente de la orden de Malta de la ONU, confirmó su interés de distribuir medicamentos para Venezuela por lo que se acordó una reunión bilateral, pero tres veces fue pospuesta. Cuando pregunté, me informaron que no la consideraban de interés nacional porque en Venezuela no había crisis humanitaria”, denunció en la audiencia pública de la OEA.

Ante la negativa del gobierno venezolano de aceptar la crisis humanitaria, Medina decidió renunciar a su cargo ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“Estamos viviendo una pobreza que es inducida. Es una política criminal, un apartheid político donde solo se le facilita alimentos a sus seguidores a través de la presentación del carnet de la patria, discriminando a los venezolanos por lo que solicito se lleve a Maduro y sus cómplices ante la Corte Penal Internacional”.

Recordó que según las propias palabras de la fiscal destituida por la ANC Luisa Ortega Díaz, hay empresas relacionadas al presidente de Venezuela vinculadas con la reventa de alimentos a precios superiores. “En el país hay una planificación que va desde Nicolás Maduro hasta su cadena de mando para limitar la importación de medicinas. Además, los ingresos del país lo utilizan para el pago de la deuda y no para el servicio de la ciudadanía que necesita su protección. Por eso son crímenes de lesa humanidad dictados desde la cabeza del Estado hacia abajo”.

Lea más: Ni las ONG tienen inventarios de medicinas para aliviar la crisis de salud

TSJ exiliado

El magistrado de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, Pedro Troconis, denunció en la tercera audiencia de la Organización de Estados Americanos la ilegalidad e irregularidades que se cometieron en la designación magistrados exprés del máximo tribunal en diciembre de 2015.

No se cumplieron los lapsos ni el procedimiento establecidos en la Constitución para la designación de estos magistrados, ni “se respetaron las normas para el comité de postulaciones, no estuvieron presentes los tres miembros del Poder Ciudadano para una correcta selección y la fiscal Luisa Ortega Díaz dijo que no estuvo presente para la designación de los magistrados del TSJ”, denunció Troconis.

Además, responsabilizó al magistrado Juan José Mendoza de dictar una decisión “en donde dice que nuestro nombramiento es nulo y que cometimos un delito de usurpación y traición a la Patria. Esto estuvo suscrito por otros magistrados”.

Lea más: TSJ en el exilio buscará renovar el Poder Judicial en Venezuela

Con información de Sin Mordaza

OEA retoma a partir de mañana audiencias sobre Venezuela sin Moreno Ocampo