Fallece paciente con paludismo en hospital de Maturín por falta de medicinas

Un paciente con paludismo, que tenía recluido un mes en la sala de emergencia de adultos del Hospital Universitario “Dr. Manuel Núñez Tovar” (Humnt), de Maturín, falleció este miércoles primero de noviembre en horas del mediodía.

Así lo confirmaron familiares de tres enfermos más que están en el área, quienes alertaron sobre la situación crítica en la que se encuentran otros 10 infectados con esta enfermedad, por la falta de tratamiento médico para combatirla.

A las afueras de la emergencia del Humnt, las señoras Magalys Márquez y Andreína González (en la foto) denunciaron que en el hospital no hay las medicinas y mostraron una lista con los nombres de los afectados.

Este miércoles acudieron a las oficinas de Salud Ambiental en la capital monaguense, donde, pese a su insistencia, les informaron que no tenían primaquina ni quinina, que son indispensables para frenar el avance de la malaria.

Márquez contó a Efecto Cocuyo que desde hace un mes su esposo y un hermano se encuentran recluidos en el Núñez Tovar, y les estaban suministrando fármacos de tercera línea, cuando necesitan la quinina, medicina que no ha sido suministrada. Entre los pacientes hay una joven de 24 años que está embarazada y su condición de salud es delicada.

Bebé contagiado

En la emergencia pediátrica del Humnt, Sara Curbata estaba con su hijo, de 48 horas de nacido, que contrajo la enfermedad, ya que la joven de 27 años se contagió cuando viajó a Guyana, a trabajar como manicurista, y la transmitió a su bebé.

El pequeño, aunque se encuentra estable de salud, necesitaba una quinta dosis de Artesunato que en la mañana de este miércoles no había sido posible obtenerla. Su familia gastó 400 mil bolívares en antibióticos similares en las últimas horas, debido a la escasez de este tipo de medicina en el principal centro asistencial del estado Monagas.

En el Humnt, familiares han denunciando que personas han intentado venderles de forma clandestina  antibióticos, a precios que superan los 500 mil bolívares. Se quejaron también porque no hay camas en el lugar donde se encuentran los enfermos, donde la tarde de este primero de noviembre ingresaron tres personas más y a dos de ellas las dejaron en sillas.

Hasta la semana epidemiológica número 20, finales del mes de mayo de 2017, según cifras oficiales de Salud Ambiental, en Monagas se habían contabilizado 5 mil 581 casos de malaria; de esa cifra 1.765 eran autóctonos y el resto de los estados Bolívar y Sucre.

Sin embargo, de acuerdo con el diario El Sol de Oriente, el año 2016  cerró con 10 mil 107 contagiados y para el mes de mayo del año pasado se habían detectado 3 mil 144 enfermos, por lo que las cifras hasta el primer semestre de este 2017 ya representaban más del 50 % de todos los casos del 2016.

Fotografía: Ronny Rodríguez.