El mercado de carros usados se dolariza ante debilidad del bolívar - Efecto Cocuyo

El mercado de carros usados se dolariza ante debilidad del bolívar

En Venezuela la venta de carros usados era un gran negocio hasta hace pocos años. Actualmente no lo es por varias razones, entre ellas porque existe una gran oferta debido a la emigración de muchos venezolanos que venden antes de marcharse. La otra razón es que el mercado de los vehículos usados se ha dolarizado.

“Vender y comprar carros ya no es el gran negocio, aunque trabajes solo en dólares, porque hay muchos en el mercado y las personas no están dispuestas a pagar el mismo monto al que tú lo compraste”, contó Elías Gotera, un vendedor de carros usados en Barquisimeto.

Si en Caracas una persona que vende un Aveo automático 2009 cuatro puertas pide 3.500 dólares, otro en Barinas puede solicitar 2.300 por el mismo modelo con un kilometraje similar. El precio depende de la urgencia del vendedor en irse del país.

Menos carros nacionales

Según cifras manejadas por la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), en 2009, la fabricación de vehículos descendió en el país, mientras que el venezolano mantenía su capacidad de compra que se reflejaba en el sueldo mínimo, que para entonces era el más alto de Latinoamérica.

En ese año, la caída en la cantidad de carros ensamblados e importados en el país, produjo que el acceso a los vehículos nuevos fuera más difícil en los concesionarios, por lo que las personas optaban por comprar carros usados y como pasa con los productos con poca oferta y mucha demanda, los precios en bolívares se fueron al cielo. Como consecuencia, hacia 2014 el mercado empezó a dolarizarse .

Ya para el 2014, se empezó a notar que el valor del dólar negro subía más rápido que el precio de los vehículos. “Noté que por un carro que compraba y luego vendía estaba ganando más en bolívares, pero perdía en dólares, puesto que, aunque lo ofrecía más caro, el precio del dólar negro había aumentado mucho más rápido que la ganancia que había recibido en bolívares”, contó Elías Gotera.

Otra razón es que la devaluación del bolívar frente al dólar comenzó a acelerarse de tal manera que los precios no podían mantenerse de un día para otro.

“Mientras las personas hacen en las notarías el trámite de compra y venta, que puede durar varios días, el dólar sube y con lo que recibiste en bolívares no podrías comprar la misma cantidad de dólares que esperabas, por lo que las personas prefieren negociar directamente en dólares”, explicó a Efecto Cocuyo,  Alejandro Grisanti, economista y director de la firma financiera Ecoanalítica,

 El experto recordó que hasta el 2012, la tasa oficial de la moneda extranjera nunca fue tres veces menor al precio de la divisa en el mercado negro, además, había más acceso a los dólares oficiales por medio de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), lo que le daba cierta estabilidad al dólar paralelo.

“La diferencia entre el precio de dólar paralelo y el oficial fue de 25.000%, hasta la devaluación de la moneda por medio del Dicom III y la eliminación del dólar preferencial a Bs. 10”. acotó el economista.

Leer también: Derrumbe del PIB, corrupción y controles de cambio desplomaron el valor del bolívar

Grisanti explicó que esto ocurre porque hay muchas personas vendiendo sus propiedades para irse del país, por lo que la oferta de vehículos “puede ser infinita”, algo que trae como consecuencia que el valor real de los bienes sea menor de lo que debería ser.

Según una encuesta realizada por la firma Datincorp, casi seis de cada 10 hogares venezolanos tienen un familiar en el exterior.

Controles ineficaces

El Gobierno nacional, como lo ha hecho con otros productos, intentó regular el precio de los vehículos, sin éxito. En 2013, estableció los precios para los automotores, por lo que quienes compraban o vendían, debían colocar en el documento que presentaban en las notarías el precio regulado.

Si en 2015 un Fiesta Power 2010 estaba regulado en Bs. 190.000, realmente se vendía alrededor de los Bs. 1.300.000, una diferencia de 584%, porcentaje que al pasar el tiempo fue acrecentándose.

Para este viernes, 16 de febrero, las notarías permiten que el monto por la venta de automóviles no tenga límites, pero, solo en bolívares. “Ya no tenía sentido mantener la regulación”, dijo un funcionario en una notaría de Chacao.

 

Comentarios

2 Comments

Leave a Reply

¡Suscríbete!