Despliegue militar en la PGV es para buscar granadas hurtadas, asegura Ministerio Penitenciario

Ver Galería
5 Fotos
Despliegue militar en la PGV es para buscar granadas hurtadas, asegura Ministerio Penitenciario
Autoridades del Ministerio Penitenciario aseguraron que no tienen instrucciones de intervenir el penal

Manifestación de familiares de los reos de la PGV

Despliegue militar en la PGV es para buscar granadas hurtadas, asegura Ministerio Penitenciario
Autoridades del Ministerio Penitenciario aseguraron que no tienen instrucciones de intervenir el penal

Los manifestantes se anotaban en una lista de asistencia

Despliegue militar en la PGV es para buscar granadas hurtadas, asegura Ministerio Penitenciario
Autoridades del Ministerio Penitenciario aseguraron que no tienen instrucciones de intervenir el penal

Protestaban por una posible intervención del penal

Despliegue militar en la PGV es para buscar granadas hurtadas, asegura Ministerio Penitenciario
Autoridades del Ministerio Penitenciario aseguraron que no tienen instrucciones de intervenir el penal

Las visitas a la PGV están suspendidas

Despliegue militar en la PGV es para buscar granadas hurtadas, asegura Ministerio Penitenciario
Autoridades del Ministerio Penitenciario aseguraron que no tienen instrucciones de intervenir el penal

Aproximadamente 1.500 personas (visitantes) se encuentran en la PGV

Familiares de los reclusos de la Penitenciaría General de Venezuela (PGV) se concentraron este miércoles, 5 de octubre, en los alrededores del Ministerio Para Servicios Penitenciarios, en El Rosal, para protestar contra una posible intervención del recinto carcelario. Sin embargo, Liana Reyes, directora de Atención Familiar a los privados de libertad, y Yorsy López, directora de Registro y Control Penal, descartaron que el Ministerio tenga planeada una intervención a la PGV.

En una reunión privada en el Ministerio, a la que acudieron cuatro medios de comunicación, (Diario 2001, Caracol Noticias, Zurda Conducta y Efecto Cocuyo),  Reyes aseguró  que la cárcel está rodeada por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), por las granadas hurtadas del cuartel militar de la GNB en San Juan de los Morros.

La vocera de los familiares ante el Ministerio fue el enlace con el pran o líder del penal de Guárico: Franklin Hernández, conocido por los privados de libertad como “Viru Viru” o “Masacre”. La mujer buscó a otra, que en la mano tenía un celular, y le dio la orden de llamar a “los muchachos”. Otra anotó en una carpeta a los periodistas que hablarían con su líder.
“Lo que queremos es paz. Queremos diálogo. Queremos que dejen pasar las medicinas”, solicitó el hombre que dirige desde la PGV una red de extorsión, secuestro y narcotráfico.
Señaló también que en el penal se encontraban 1.500 personas de “visita” cuando la GNB tomó los alrededores, entre ellos 800 niños y 27 enfermos con tuberculosis.

Mientras se llevaba a cabo la reunión con los medios, los manifestantes esperaban a las afueras el resultado de un encuentro en Miraflores, donde participaba en representación de los reclusos la abogada Aidé Herández y miembros de la Vicepresidencia, según informó la señora Lourdes Yonis, vocera de los manifestantes.

Los representantes del Ministerio Penitenciario, aseguraron que están a la espera que los reclusos “depongan su actitud”. Indicaron que aproximadamente 411 reos fueron “rescatados” y llevados a cárceles con el nuevo régimen penitenciario, puesto que “los pranes” de la PGV los mutilaban y torturaban por no pagar “la causa”.

Reyes indicó que este jueves y viernes se reactivará el Economato en la PGV, ente que suministra la alimentación a las cárceles. Sostuvo que las visitas al penal están suspendidas al igual que las comidas que llevan los familiares a los reclusos. “La visita no va a pasar porque Franklin hizo una lista de funcionarios del Ministerios y mató a tres de ellos (dos custodios y un vigilante) , la semana pasada”, detalló.

En el ente no descartan que muchas de las personas que estaban allí manifestando, estén obligadas por “el pran”. Efecto Cocuyo confirmó con uno de los familiares, que estos debían anotarse en una lista de asistencia para evitar represalias en contra de su detenido.