Desnutrición infantil bajó durante elecciones presidenciales y reparto de bonos, según Cáritas

Las elecciones del 20 de mayo y los bonos entregados por el Gobierno tuvieron una incidencia en los números de la desnutrición aguda infantil. El último reporte de Cáritas Venezuela, divulgado este viernes, 14 de septiembre, y correspondiente al período abril-junio 2018, indica que la proporción de niños desnutridos pasó de 78% a 65%.

Entre abril y junio de 2018, los meses previo y posterior a la elección presidencial, se registró una disminución progresiva de la desnutrición aguda: abril (14,1%), mayo (11,7%) y junio (10,5%). Sin embargo, en julio se registró nuevamente un repunte, tras ubicarse 13,5%.

Para el estudio, Cáritas evalúo un total de 1.446 niños menores de cinco años en siete estados del país y registró una disminución de la malnutrición por déficit de 13 puntos porcentuales. La ONG precisa que la mejoría se registró en los casos de desnutrición leve y moderada, más no en los infantes con desnutrición severa.

En el informe, Cáritas subraya que durante los cuatro meses de monitoreo se registraron tres aumentos del ingreso mínimo mensual y “el Estado emitió al menos tres bonos de subsidio directo por un monto superior al doble del salario mínimo oficial cada uno”.

Entre estas bonificaciones Cáritas menciona el bono de la independencia, el bono del trabajador y el bono electoral, este último otorgado otorgado en el marco de las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo.

“Se estima que una familia que se hiciera receptora de todos los bonos asignados en el período llegó a acumular hasta 6 salarios mínimos por encima de su renta habitual”, apunta la organización, que agrega los bonos parto humanizado, hogares de la patria y José Gregorio Hernández.

También señala que el acceso a los alimentos de la caja Clap mejoró durante el período electoral.

“Aunque la cobertura de hogares entre Marzo y Julio 2018 se mantuvo estable, se
incrementó casi el doble el porcentaje de hogares que reportó que el acceso a la caja de alimentos fue siempre a tiempo en ese período. Esto sugiere que el programa oficial mantuvo su universo de beneficiarios, pero mejoró la frecuencia de asignación”, advierte Cáritas.

De los hogares consultados, 52% dijo que la recepción fue siempre (puntual cada mes). El 48% restante indicó que la entrega fue ocasional (“a veces” o “muy frecuente”).

A las puertas de una emergencia

Vargas es el estado en el que se registró una mayor proporción de desnutrición, con 19,7% de desnutrición aguda del total de niños evaluados. Le siguió Distrito Capital, con 16,7%. Ambas entidades se han mantenido en los umbrales de emergencia fijados por la Organización Mundial de la Salud porque exceden el límite de 15%.

Miranda, Zulia, Carabobo y Lara se ubican en la línea de crisis establecida por el mismo organismo en términos de salud pública.

Cáritas también evaluó la diversidad de alimentación de las familias venezolanas entre marzo y julio de 2018. Para el séptimo mes del año, menos de 50% de los hogares reportaron consumo de carnes, lácteos y pescados, además de una deficiencia en hierro y proteínas.

Sin embargo, se registró un importante aumento en la ingesta de granos, frutas y huevos.

Lea también el boletín previo enero-marzo 2018: 

Cuatro de cada cinco niños evaluados por Cáritas tienen algún grado de desnutrición

(Visited 608 times, 3 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!