Cinco trabajadores detenidos por protestar y amenazados en menos de un mes

Las detenciones arbitrarias y las amenazas contra agremiados y sindicalistas aumentan. En los primeros 17 días del mes de octubre fueron detenidos cinco trabajadores por protestar.

Tres enfermeras del hospital Luis Razzetti de Barcelona, en Anzoátegui, fueron aprehendidas por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) el viernes 5 de octubre después de recibir una citación para rendir declaraciones.

Tres enfermeras son detenidas por el Cicpc luego de protestas laborales en Anzoátegui

El Colegio de Enfermería del estado denunció que el arresto de Karen Peraza, Iliana Castillo y Denilda Luna se produjo por su lucha sindical para exigir mejores salarios y dotación de insumos médicos para los hospitales. Dos días después fueron liberadas.

La doctora y abogada Maryori Medina, de 63 años de edad, fue detenida la noche del 7 de octubre por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), quienes allanaron su vivienda en Puerto Ordaz. Es acusada de presuntos delitos informáticos.

Espacio Público denunció que la acción contra la doctora “responde a una medida censora que amenaza a la libertad de expresión de los trabajadores de un organismo público”.

Agregaron que “denunciar que las condiciones laborales no son las adecuadas, que la escasez de insumos pone en peligro la vida de los venezolanos, que las condiciones de los hospitales hacen que día a día el ejercicio de la medicina sea cuesta arriba no es una acción por la cual se deba castigar y hostigar a alguien”.

El dirigente del Sindicato de Trabajadores del Cemento del estado Anzoátegui (Sintracea), Luis Chaparro, fue liberado por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional(Sebin), después de haber sido detenido este miércoles 17 de octubre en la noche.

Sebin libera a dirigente de sindicato del cemento en Anzoátegui

Durante su detención, fue el Sebin quien le confirmó a Chaparro que tanto él como el resto de la directiva de Sintracea y los delegados sectoriales tenían calificación de despedido.

El abogado de Provea (Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos), Inti Rodríguez, señaló que no es la primera vez que funcionarios policiales usan órdenes de despido para hostigar a sindicalistas.

“Se ha llegado al extremo de que los anuncios de despidos ilegales lo hacen incluso funcionarios policiales. Esto no es algo nuevo, tenemos casos en la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) de sindicalistas a quienes intimidaron con órdenes de despido entre 2013 y 2015”, señaló.

El defensor de derechos humanos advirtió que desde Provea registran un nuevo patrón de hostigamiento en las recientes movilizaciones de trabajadores. “Hay presencia de funcionarios del Sebin que fotografían a quienes participan en las movilizaciones. Esto pudiera formar parte de un nuevo patrón de intimidación”, afirmó.

Agregó que entre 2016 y 2017 se conocieron casos de trabajadores despedidos por haber firmado el referendo revocatorio o no haber participado en la elección de la Asamblea Nacional Constituyente.

En el mes de septiembre Provea alertó que cuerpos de seguridad amenazaron en simultáneo al secretario general del Sindicato de Trabajadores de la empresa del Estado Ferrominera del Orinoco (Sintraferrominera) Rubén González, en el estado Bolívar, y al presidente de la Central de Trabajadores ASI – Venezuela, Carlos “Chino” Navarro.

En opinión de Rodríguez, el gobierno del presidente Nicolás Maduro –quien se autodenomina presidente obrero- ha construido un andamiaje jurídico para limitar el ejercicio de la libertad sindical con los decretos del Arco Minero del Orinoco y de Zonas Económicas Exclusivas y la reforma de la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación.

“Tenemos un Gobierno que al tiempo que reprime y encarcela a los trabajadores los mata de hambre en un escenario de hiperinflación. El último paquete económico termina por extinguir los principios de progresividad de derechos que consagran las convenciones colectivas. Se desconoció las primas de antigüedades, los bonos por ascenso y méritos”, manifestó Rodríguez.

El abogado recomendó a las víctimas de abusos contra derechos humanos a acudir a la Defensoría del Pueblo, a las Inspectorías del trabajo y a las instancias correspondientes a denunciar para dejar un registro que sirva para aplicar justicia “cuando retorne la democracia”.

Bajo régimen de presentación

El secretario general de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), José Elías Torres, informó a Efecto Cocuyo que aproximadamente 12 agremiados fueron detenidos y actualmente se encuentran bajo régimen de presentación en lo que va de año.

El sindicalista señaló que los anuncios económicos del jefe de Estado pusieron en “terapia intensiva” la contratación colectiva y aseguró que seguirán en las calles hasta que se respeten los derechos laborales.

Torres precisó que el Gobierno viola al menos cinco convenios internacionales relacionados con la protección del salario y la protesta:

1.- Convenio 26 que establece que el salario mínimo debe ser acordado por el Gobierno, los empresarios y trabajadores. “Este gobierno vía decreto anuncia los salarios sin considerar la realidad de los trabajadores”, manifestó Torres.

2.- Convenio 87 sobre la libertad sindical. “Hay persecución y detenciones de trabajadores por protestar. También están suspendidas las elecciones de la directiva de los sindicatos”, dijo.

3.- Convenio 95 sobre la protección del salario. “El artículo 91 de la Constitución establece que se debe tomar como referencia la cesta básica para garantizar el sustento de los trabajadores”.

4.- Convenio 111 que prohíbe la discriminación en el trabajo. “Se presionó a trabajadores porque apoyaron el referendo revocatorio o porque no quisieron participar en la elección de la Asamblea Nacional Constituyente”, argumentó.

5.- Convenio 144 que señala que para tomar las grandes decisiones en materia laboral deben ser aprobadas por comisión tripartita: el Gobierno, los empresarios y los trabajadores.

Foto: contrapunto.com

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!