Cinco niños y dos adultos intoxicados en Monagas por ingerir yuca amarga

yuca-amarga

 

En una semana han ingresado siete personas al Hospital Universitario “Dr. Manuel Núñez Tovar” de Maturín (Humnt), en la capital monaguense, por la ingesta de yuca amarga según los registros de la emergencia del centro asistencial.

El primer caso se registró el  pasado 29 de diciembre de 2016, cuando fueron remitidos los pequeños Angelys Carolina Jaramillo de 7 años, Francesca Jaramillo Bolívar de 4 años y la bebé de apenas 12 meses Arlys Jaramillo Bolívar.

Los hermanitos fueron remitidos desde la población de Santa Clara, en el municipio Uracoa al sur de la entidad, hasta la emergencia pediátrica del Humnt, a las 11:00 de la noche, donde los atendieron y a los pocos días fueron dados de alta.

En el centro asistencial sin embargo, no hubo mayor información sobre estos ingresos, donde las fiestas de Navidad y Año Nuevo dejaron un total de 76 heridos, entre ellos 32 por heridas de bala, 13 por accidentes de tránsito y 11 por colisión de moto, reporte que ofreció este viernes 6 de enero el director de la emergencia, Jesús González.

Una familia entera

Este viernes día de los Reyes Magos al Humnt ingresó en la madrugada un grupo familiar, desde la población de Caripe del Guácharo, en el municipio Caripe al norte de Monagas, también intoxicado por la ingesta de yuca amarga.

Los afectados son Lourdes del Carmen Morocoima (27), Eduardo Rafael Márquez (35) y los niños: Jesús Miguel Márquez de 5 años y Dailin del Carmen Márquez de 3 años.

González al ser consultado sobre estos ingresos dijo que desconocía el caso, a pesar de tener el control de la emergencia en el centro asistencial.

En el año 2016 en Monagas cinco personas fallecieron por consumir la yuca amarga que se usa para la fabricación del tradicional casabe, pero que al ser ingerida sin el debido procesamiento puede ocasionar la muerte.

El primer caso fue el de la adolescente Evelyn González de 17 años, quien murió el 22 de julio; después hubo cuatro reportes más, el del adolescente Kevin Lara de 16 años, dos niños y un adulto.

Debido a la cantidad de casos de afectados, un total de 109, la Gobernación emitió el decreto 0948-2016 que prohibió la venta de este producto desde el 25 de agosto del año pasado.

Aunque en esa oportunidad se habló de que Contraloría Sanitaria se encargaría de hacer una supervisión exhaustiva a los puestos que expendían la yuca, este proceso dejó de realizarse al mermar los casos de personas afectadas.

Foto: Will Castillo/ La Verdad de Monagas