Alianza en Protesta Pacífica busca reivindicar la fuerza de la sociedad civil

Con su bebé en brazos, cruzó la plaza Brión hacia Chacao. A su alrededor, tres niños entre 3 y 7 años de edad, deambulaban viendo las manos de los transeúntes. El quinteto resaltó de la multitud por su andar cabizbajo y por su vestir humilde. Este domingo 4 de febrero se congregaron varios activistas en el lugar para reivindicar el derecho de la sociedad civil de protestar para exigir una mejor calidad de vida.

Justicia, alimentación, salud y seguridad. Estas son las metas de la Alianza en Protesta Pacífica, agrupación que sirvió de paraguas para que distintas asociaciones civiles unieran esfuerzo para sumar voces y reclamar al Estado que cumpla sus responsabilidades constitucionales.

¡Basta ya! Venezuela resiste y exige sus derechos fue la actividad con la que se topó Patricia y sus cuatro niños, dos de ellos propios y dos de una hermana, cuando caminaban como todos los fines de semana para pedir comida a los caraqueños de Chacaíto y Las Mercedes.

Hace dos años fue despedida de su trabajo en una empresa de mantenimiento y desde entonces no tiene empleo fijo. Se dedica a limpiar casas en la semana y los sábadso y domingos viaja desde Cúa a Caracas, donde camina y le extiende la mano en son de ruego al que le pasa por al lado. “Sí hay gente que nos colabora, usualmente con comida“, reconoció la joven de 22 años de edad.

Patricia quizás sea el símbolo de las deficiencias del Estado que las organizaciones de Alianza en Protesta Pacífica intentan combatir, desde la movilización ciudadana.

Es un mensaje de civilidad para defender los valores democráticos. Aquí estamos todas las organizaciones que surgieron en el ciclo de protesta y que intentan llamar a los actores sociales y políticos para sumar voces, talentos y fuerzas creativas y construir un vigoroso movimiento ciudadano que interpele al Estado”, aseveró María Teresa Urreiztieta, representante de la Alianza en Protesta Pacífica.

Explicó que en Venezuela existen 120 organizaciones sumadas a esta iniciativa y que este domingo 4 de febrero participaron en la actividad: Provea, Codevida, Alianza Venezolana por la Salud, Dale Letra, Caracas Mi Convive, Las Piloneras, entre otras.

El acto empezó con el cántico de Las Piloneras, una agrupación de al menos 20 mujeres que funciona desde mayo del año pasado. Usan las canciones de faenas típicas de Venezuela para versionarlas y así innovar en la protesta.

Motivaciones y exigencias

La actividad duró una hora y media en la que los voceros de las distintas organizaciones tuvieron el derecho de palabra para exponer sus motivaciones para participar en la protesta y también para mostrar cuáles eran sus exigencias.

Al finalizar la exposición, todos gritaban estrofas que empezaban con el lema de la acción de calle ¡Basta ya!”.

Estas son algunas de las intervenciones:

-“La dictadura es una fábrica de exclusión y pobreza. Con democracia tenemos posibilidad de construir libertad y justicia para todos. En dictadura en cambio, así sea de izquierda o derecha, estamos condenados a ser habitantes de una lamentable comunidad penitenciaria”, dijo Rafael Uzcátegui, director de Provea.

– “La alimentación es la principal preocupación del venezolano día a día. Todos los recursos que adquirimos se nos vna en conseguir los alimentos. Es lamentable que los gobernantes quieran esconder esta realidad”, manifestó Yasiris Paredes, Alimenta la Solidaridad.

– “Este 4 de febrero no tenemos nada que celebrar porque todavía no tenemos una solución a los problemas del sector salud. Hoy es el Día de la Lucha Contra el Cáncer  y nuestros pacientes no reciben fármacos necesarios para tratar su enfermedad. Nosotros no podemos doblegarnos en esta lucha”, denunció Carlos Prósperi de Alianza Venezolana para la Salud.

– “Las cuentas alimentarias del país no dan. No hay de que nos alcance para poder comer: un día de salario mensual es para comer un día. El hambre en Venezuela es real. Está en nuestras manos revertir esto. El hambre es la forma de maltrato infantil más aberrante que hay. Exigimos al Estado la verdad, que nos diga qué está pasando y que nos devuelva el derecho a comer en libertad”, indicó Susana Raffali de Acción Humanitaria Independiente.

Un 4F civil

El mensaje más que interpelar al Estado es llamar a la sociedad. Hoy es un día civilista, en el que la sociedad civil no conmemora golpes de Estado y no cree en la unión cívico – militar. Creemos que el poder social es importante, articulado con los partidos políticos que entiendan que esta es una hora crucial para Venezuela. Queremos un país civilista, un país democrático y que se restituya el estado de derecho”, exclamó María Teresa Urreiztieta, representante de la Alianza en Protesta Pacífica.

Solo dos políticos se acercaron a la manifestación: Miguel Pizarro, diputado de Primero Justicia, y Nicmer Evans, integrante de la Alianza Ciudadana para la Transformación.

Aunque ambos difieren en ideologías hicieron una reflexión sobre el mismo aspecto: la necesidad de unir esfuerzos para “dejar el odio y el resentimiento” y buscar una reconciliación.

Foto: Twitter @LoreMelendez

Alianza en Protesta Pacífica convoca este 4F a la Plaza Brión de Chacaíto

 

(Visited 57 times, 1 visits today)

Comentarios

5 Comments
  1. HAY QUE LEVANTAR LA VOX,,,,,,EL PAÍS LO ESTA DESTRUYENDO EL COMUNISMO,,,,,,SOCIALISTA,,,LA PLAGA DEL SIGLO 21,,,,,

    LO QUE IMPUSIERON EN CUBA EN LOS AÑOS 60,,70,,80,,,QUE HOY ESTAN SUMERGIDOS EN LA MISERIA LO QUIEREN IMPLEMENTAR CON LA NUEVA CONSTITUCIÓN COMUNAL COMUNISTA QUE TIENE LA ANC ILEGITMA PARA APLICAR EN JULIO DEL AÑO 2018,,,,,

    NO AL VOTO,,,,,,,SI VOTAS ESTAS APOYANDO ESTA BARBARIE QUE SE AVECINA,,,,,,, CON EL COMUNISMO NO HAY FUTURO EN VENEZUELA,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,UN NUEVO HORIZONTE Y UN NUEVO FUTURO,,,,,LA LIBERTAD NO SE NEGOCIA,,
    ABAJO CADENAS,,,,,,,,GRITA EL PUEBLO VENEZOLANO ,, NO A LA TIRANÍA Y AL YUGO COMUNISTA SOCIALISTA PUPU+LISTA,,,

  2. A continuación el comunicado completo:

    La Confederación de Industriales de Venezuela, Conindustria, hace pública su posición ante los eventos políticos que pretenden dar respuesta a la destrucción sin parangón de la que están siendo objeto la sociedad, la institucionalidad, la economía y las empresas venezolanas.

    La población venezolana y sus empresas están siendo aniquiladas como consecuencia de la imposibilidad de contar con los elementos materiales esenciales para la vida, para la convivencia, para la seguridad y para el desarrollo; elementos normales y naturales de los que gozan los países estructurados en los cuales los gobernantes pretenden, con honestidad, condiciones que produzcan seguridad personal y jurídica, estabilidad económica para la producción de bienes y los acuerdos políticos para la convivencia democrática, con lo cual se construyen las condiciones satisfactorias para la vida y la prosperidad de sus ciudadanos. La destrucción en curso del tejido social venezolano se evidencia en la población que está siendo obligada a desplazarse hacia otros países, en busca de las posibilidades de vida que en Venezuela hoy se le niega.

    Los ciudadanos aspiramos a un mejor mañana y para eso es necesaria la reconstrucción social, institucional, económica y de infraestructura de nuestro país. Ello pasa por la capacidad de alcanzar acuerdos de convivencia en el marco de una visión compartida de la nación que los venezolanos juntos queremos construir. La esencia de la política es la capacidad para impulsar esa visión a través de la negociación que produce legitimidad, en el marco de la Constitución vigente y con liderazgos cuya compresión de las necesidades, su carisma, ideas y capacidad de organización representen y satisfagan las expectativas de los ciudadanos.

    Los acuerdos que los venezolanos necesitamos se deben construir en democracia. La democracia no es un resultado, sino un procedimiento que se respeta escrupulosamente. Uno de los elementos básicos de la democracia es la capacidad de escoger, mediante elecciones, la visión de país que queremos y los gobernantes que darán vida a esa aspiración. Esas elecciones requieren ser la expresión honesta y verdadera de la población. La voluntad del voto no puede ser obstruida, manipulada o distorsionada para que produzca un resultado que no goce de legitimidad. En consecuencia, el resguardo del mecanismo del voto requiere de las condiciones necesarias y suficientes que garanticen la integridad, transparencia e imparcialidad del proceso de votación. En Venezuela hoy estas condiciones deben incluir:

    1. Un Consejo Nacional Electoral imparcial constituido según lo establece el artículo 296 de la Constitución vigente.

    2. Un Registro Electoral (REP) depurado, auditado por representantes de los partidos políticos, en el cual los centros de votación sean de la elección de los votantes y que reconozca y respete el derecho al sufragio de todos aquellos venezolanos que estén transitoria o definitivamente en el exterior de Venezuela.

    3. Observación internacional por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la Comunidad Europea y de representantes del “Grupo de Lima”, que evalúen y validen el proceso electoral, incluyendo el que ningún ciudadano, o sus familiares, sean coaccionados ni por amenazas de despidos ni por impedirle acceso a bienes públicos, como lo son las bolsas de alimentos o la vivienda.

    4. Observación internacional que califique la equidad en el uso de los medios de comunicación del Estado para todos los candidatos que se hayan postulado.

    5. Integrantes y testigos de mesas elegidos por sorteo público y transparente, que cuenten con acceso y resguardo garantizado, y supervisado por organismos internacionales aceptados por los todas las partes involucradas, en cada uno de los centros de votación.

    6. Eliminación de las limitaciones que inhabilitan a ciudadanos y partidos políticos.

    7. Acompañamiento y auditoría internacional plural a la contabilización de los resultados de la votación.

    8. Un tiempo acordado entre las partes, que no podrá ser inferior a los 4 meses, para la convocatoria indispensable que permita la preparación de las partes y la divulgación de información a la ciudadanía para acudir al proceso electoral.

    Si las elecciones presidenciales que están siendo objeto de negociación en República Dominicana no satisfacen los requerimientos arriba señalados, los resultados que éstas puedan producir no serán representativos de la opinión popular y, por ende, carecerán de la legitimidad necesaria. En consecuencia, la elección que se ha propuesto para que se celebre antes de finales de abril de este año 2018 no puede ser aceptada. Los representantes de las distintas instancias políticas que han participado en estas negociaciones saben perfectamente que la sociedad premiará con su participación y acompañamiento los acuerdos que se traduzcan en elecciones transparentes, imparciales y representativas, así como castigará aquello que se perciba como la prevalencia de intereses o metas individuales. Por tanto, llamamos a no aceptar propuestas electorales que carezcan de las garantías suficientes para que el resultado sea la expresión libre, clara y honesta de cada uno de los ciudadanos.

    Los venezolanos necesitamos volver a construir nuestra capacidad de convivencia, el respeto que debe regir entre nosotros y en nuestras relaciones; necesitamos construir un Estado que nos permita contar con seguridad física para nuestras familias; necesitamos construir una economía abierta y libre de controles que nos permita producir y acceder a bienes, generando trabajo y capacidad de ahorro. En el momento histórico que vivimos, los venezolanos necesitamos liderazgos cuyo objetivo sea la construcción conjunta de una sociedad que nos dé la confianza para poder trabajar juntos por un mejor mañana.,,,

Leave a Reply

¡Suscríbete!