Maikel Moreno asiste a la ANC y pide aumentar pena máxima a “al menos 50 años”

Los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asistieron este martes 15 de agosto al Palacio Federal Legislativo para subordinarse a la Asamblea Nacional Constituyente. En el acto estuvo presente el presidente del máximo tribunal del país, Maikel Moreno, quien pidió a los constituyentes “revolucionar” el aparato judicial y aumentar el tope de pena máxima establecido en 30 años.

“Propongo que se revise el tope penal de los 30 años en prisión”, dijo. Añadió que penas de delitos graves, como traición a la patria, terrorismo, homicidio y robo, deberían ser de al menos los 50 años. También pidió revisar las penas para los delitos de corrupción y propuso que el Servicio Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) se haga de los bienes obtenidos mediante prácticas corruptas.

Moreno pidió incorporar los delitos de odio a la Constitución y propuso crear una autoridad única y de inspección policial para revisar “todos y cada uno de los nuevos ingresos” en cualquier cuerpo policial del país.

El presidente del TSJ denunció que hay casos que han quedado impunes y aseguró que el Ministerio Público “le dio la espalda a la justicia”. “Circunstancias como estas no pueden repetirse. Es importante que revolucionemos el aparato judicial”, expresó, “juramos seguir defendiendo con la Constitución y las leyes defender esta patria”.

Luego de que Moreno terminara sus declaraciones, la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, indicó que la directiva recibió una comunicación de parte del presidente Nicolás Maduro, solicitando “declinar los casos de la jurisdicción militar a la ordinaria”. Rodríguez explicó que los casos fueron referidos a la justicia militar ante la “inacción” del Ministerio Público.