En riesgo dos millones de votos en el exterior por “discriminación” del CNE

Por lo menos dos millones de votantes se han ido del país en los últimos dos años, según el estudio más reciente de la encuestadora Delphos. Lo que representa más del 10% de los inscritos en el Registro Electoral.

Estos votos están en riesgo de cara a las próximas elecciones presidenciales por la “discriminación” que, según asociaciones defensoras de derechos políticos y organizaciones de observación electoral, ejecuta el Consejo Nacional Electoral (CNE) al obstaculizar la actualización del Registro Electoral de los venezolanos que residen en el extranjero.

El director del Observatorio Electoral Venezolano, Luis Lander, denunció el desinterés del Poder Electoral en garantizar la inscripción de los electores en los consulados y embajadas fuera de las fronteras venezolanas.

“En las oficinas regionales el Registro Electoral debe estar abierto de manera permanente, pero no hay ningún esfuerzo especial para que estos registros se actualicen (…) El CNE debe velar porque estos venezolanos ejerzan su derecho al voto, no hacerlo es discriminatorio y viola los derechos políticos”, manifestó.

La orden de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de convocar la elección presidencial antes del 30 de abril termina de impedir la participación de estos electores, advirtió el director de Súmate, Francisco Sucre en entrevista a Unión Radio el 24 de enero.

Lo que viola el artículo 63 de la Constitución que establece que “el sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. La ley garantizará el principio de la personalización del sufragio y la representación proporcional”.

También se viola el artículo 124 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales que señala: “Solo podrán sufragar en el exterior los electores y las electoras que poseen residencia o cualquier otro régimen que denote legalidad de permanencia fuera de Venezuela. Así mismo podrán sufragar en el exterior, los funcionarios y las funcionarias adscritos y adscritas a las embajadas, consulados y oficinas comerciales. El CNE determinará mediante reglamento el procedimiento para poder votar en el exterior”.

La Asociación Civil Ciudadanía Activa, dedicada a la defensa de los derechos civiles y políticos, afirma en un comunicado público que la cancillería venezolana, “con el beneplácito del CNE” evita a los emigrantes actualizar sus nuevas residencias.

En 2013, el Consulado en Miami fue cerrado por orden del Gobierno venezolano, circunscripción en la cual reside alrededor del 20% de la emigración venezolana mundial, estima Ciudadanía Activa.

Denuncian que a los venezolanos en el exterior se les exige presentar:

1.- La cédula de identidad venezolana, documento que es imposible tramitar en el exterior si está vencido, y no se acepta el pasaporte como comprobante de identidad.

2.- Un comprobante de residencia, con lo cual se supedita la condición de ciudadano venezolano a decisiones de países extranjeros.

La asociación calcula que hay cerca de 1.675.000 de electores potenciales que no pueden ejercer el sufragio. “Presumimos que la razón para no permitir que los venezolanos en el exterior puedan inscribirse es que en los recientes procesos electorales la votación contraria al oficialismo supera el 93%. En la elección presidencial de abril del 2013, la diferencia de votos a favor de Nicolás Maduro fue de tan solo 1.49% (223.599 votos)”, reza el comunicado.

Lander consideró que los votos del exterior pueden definir el resultado de las presidenciales si se toma como referencia la elección de 2013 cuando Nicolás Maduro le ganó a Henrique Capriles por una diferencia de 141.358 votos.