EEUU acusa a Néstor Reverol de ser una ficha de los narcotraficantes

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusa al Mayor General de la Guardia Nacional Bolivariana y exdirector de la Oficina Nacional Antidrogas, Néstor Reverol, y a Edylberto Molina, subdirector, de presuntamente haber recibido pagos de  narcotraficantes para ayudarlos a distribuir cocaína que estos importarían a Estados Unidos durante enero de 2008 y diciembre de 2010.

“Por ejemplo, a cambio de esos pagos alertaban a los traficantes de futuras redadas o las locaciones donde los funcionarios del orden en Venezuela hacían actividades antinarcóticos, para que cambiaran la locación donde guardaban la droga o alteraran sus rutas de transporte“, se lee en el comunicado de prensa emitido este lunes, 1 de agosto, por el despacho de justicia estadounidense.

De acuerdo con el documento, también se presume que propiciaron el detener o dificultar investigaciones sobre narcóticos para permitir que vehículos cargados con cocaína dejaran Venezuela, y se aseguraron de que fueran liberados individuos detenidos por violaciones a las leyes de narcóticos, así como de narcóticos y de dinero proveniente del tráfico de drogas que habían sido retenidos por la policía.

“Reverol y Molina también evitaron el arresto o deportación de individuos señalados por países extranjeros, como Estados Unidos, acusados con cargos relacionados al tráfico de drogas”.

El comunicado también refleja las declaraciones del agente especial de la DEA (Administración para el Control de Drogas, por sus siglas en inglés) James Hunt, según las cuales Reverol y Molina usaron sus posiciones de poder para permitirle a organizaciones ilegales el tráfico de drogas, mientras entorpecían los esfuerzos de la ley para frustrarlas.

Edylberto José Molina
Subdirector de la ONA, Edylberto José Molina Molina – Foto: Correo del Orinoco

“Estas acusaciones mandan el mensaje de que no hay diferencia entre un narcotraficante y un narcotraficante que dirige los esfuerzos contra el trafico de narcóticos”, dijo Hunt. Una postura similar mantuvo Ángel Meléndez, agente encargado especial de la Homeland Security Investigations (HSI) de New York, quien dijo que “la acusación de hoy enfatiza que nadie está por encima de la ley”.

Meléndez afirmó que “estos funcionarios usaron sus posiciones para alimentar su codicia, y en el camino traicionaron su juramento de servicio avisándole a narcotraficantes de delicadas operaciones de la ley”.

La acusación fue anunciada por Robert L. Capers, abogado del distrito este de New York; James J. Hunt, agente especial de la DEA (división New York), y Angel Melendez, de la U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE), Homeland Security Investigations (HSI), New York.

Además de su cargo en la ONA, Reverol fue comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) entre el 27 de octubre de 2014 y junio de este año. También fue la cabeza del Ministerio de Interior y Justicia, nombrado por el fallecido presidente Hugo Chávez, entre 2012 y 2013.

La información de prensa del Departamento de Justicia advierte que es la segunda vez que el distrito este de la ciudad de New York acusa de corrupción a altos funcionarios venezolanos que presuntamente ayudaron a narcotraficantes a importar cocaína a EEUU. El 20 de marzo de 2013 Vassyly Kotosky Villaroel Ramírez, capitán de la Guardia Nacional, y Rafael Antonio Villasana, oficial del mismo cuerpo, fueron acusados de participar en una conspiración internacional de tráfico de cocaína entre el 1 de enero de 2004 y el 1 de diciembre de 2009.

Acá puede leer el comunicado de prensa: 

Press Release Reverol


Foto: Agencia Venezolana de Noticias