Departamento de Justicia de EEUU acusó a cinco exfuncionarios venezolanos por blanqueo de capitales

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó este martes, 13 de febrero, a cinco ex altos cargos del Gobierno venezolano de presuntamente incurrir en delitos de organización criminal y blanqueo de capitales. Entre las acusaciones también se incluyen sobornos para adjudicar contratos de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

De los cinco acusados, solamente César David Rincón Godoy, antiguo director de Bariven (subsidiaria de Pdvsa), declaró este martes ante el juez Stephen Smith, del Distrito Sur de Texas, según informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

Rincón fue extraditado la semana pasada desde España, país en el que fue detenido el pasado mes de octubre como resultado de un operativo que la Guardia Civil inició a partir de una orden de detención del tribunal texano, que presentó una acusación de 20 cargos.

Otros tres acusados —el exviceministro de Energía Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas; Luis Carlos de León Pérez, antiguo director de Finanzas de Electricidad de Caracas; y Rafael Ernesto Reiter Muñoz, exgerente de Prevención y Control de Pérdidas de Pdvsa— fueron también arrestados en Madrid y se espera que sean extraditados en las próximas semanas.

El quinto acusado, Alejandro Istúriz Chiesa, también antiguo director de Bariven, continúa prófugo, según detallaron las autoridades estadounidenses.

De León, Rincón y Reiter enfrentan cuatro cargos cada uno por lavado de dinero; Villalobos uno; e Istúriz, cinco.

Villalobos y de León también están acusados de conspirar para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero en Estados Unidos (Fcpa por sus siglas en inglés).

“La corrupción amenaza la estabilidad económica y política, y victimiza a las personas que cumplen la ley ordinaria al desviar fondos públicos a los bolsillos de funcionarios corruptos y sobornar a los contribuyentes”, apuntó el vicefiscal general interino de la División Criminal del Departamento de Justicia, John Cronan.

Cronan señaló que estos cargos demuestran el compromiso de EEUU de luchar contra la corrupción en su origen y enjuiciar a quienes presuntamente blanquean sus ganancias ilícitas a través de instituciones financieras y bienes raíces estadounidenses.

“Este caso es un ejemplo de lo que se puede lograr cuando las agencias policiales internacionales trabajan juntas para frustrar crímenes transfronterizos complejos”, añadió el agente especial de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, en inglés) Mark Dawson.

Con información de EFE