Andrés Velásquez denuncia “asedio” del Sebin en su vivienda

El dirigente de La Causa R, Andrés Velásquez, denunció a través de su cuenta en Twitter la presencia de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) a las afueras de su residencia en Ciudad Guayana, estado Bolívar, este miércoles 7 de noviembre.

Velásquez fue acusado la semana pasada por el presidente Nicolás Maduro de dirigir una supuesta mafia del oro en la entidad al sur de Venezuela. La acusación del mandatario involucró también al diputado a la Asamblea Nacional, Américo De Grazia, quien viene denunciando la presencia de grupos criminales en la explotación de minas en esta región del país.

De Grazia alertó que Velásquez no tiene escolta y se encuentra en su vivienda junto con su esposa e hija. Además colgó en Twitter una fotografía donde dos camionetas se ven en una calle frente a la casa del excandidato a la Gobernación de Bolívar.

“Estos son 2 de los 3 vehículos que mantienen cercados la vivienda de Andrés Velásquez en Ciudad Guayana (a esta hora 9.16pm). El legítimo gobernador del estado Bolívar no anda armado, no tiene escolta. Está solo con su esposa e hija”, denunció el parlamentario.

Además advirtió sobre las amenazas que la noche de este miércoles el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, hizo en contra de Velásquez y el propio De Grazia, a quienes insisten en vincular con la explotación ilegal de oro.

Velásquez sostuvo la tarde de este 7 de noviembre un encuentro con dirigentes políticos de otros factores de la oposición, entre ellos los partidos Primero Justicia y Voluntad Popular. Después del encuentro denunció la presencia del Sebin en la zona, en el sector Sierra Parima en Puerto Ordaz.

En octubre de 2017, denunció el fraude en el estado Bolívar durante las elecciones regionales, en las que el Consejo Nacional Electoral (CNE) declaró el triunfo del candidato oficialista y hoy gobernador, Justo Noguera Pietri.

 

 

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!