Muchos niños están perdiendo su niñez en Venezuela

Fernando Pereira | @cecodap | @fernanpereirav

Educador. Fundador de Cecodap.

“Prohibido entrar a este local con armas de fuego”; “prohibido actos discriminatorios en este local”; “prohibido ver contenido inadecuado para niños en este establecimiento”; “prohibido fumar…”; “prohibido el ingreso de niños y adolescentes a este local”; “este programa no es apto para niños, niñas y adolescentes”…

Una serie de carteles copan las paredes y pantallas de nuestro país en cumplimiento al mandato establecido por diferentes legislaciones. Lástima que la protección no se decrete. Entre tantas prohibiciones y advertencias ninguna normativa ha ordenado un letrero que diga: “Advertencia: Si usted es niño o adolescente debe cuidarse de las amenazas que le circundan”.

Esto se puede pensar al ver el Índice de peligros para la niñez 2018 que acaba de hacer público la alianza internacional Save the Children. Es una de las organizaciones no gubernamentales más importantes en cuanto a la protección de la niñez en el ámbito mundial.

Muchos niños están perdiendo su niñez en Venezuela.
El índice de peligro se elabora con base en las siguientes variables: el niño o niña que muere (mortalidad de menores de 5 años de edad); el que sufre malnutrición; el que no va a la escuela; el que comienza a trabajar; el que contrae matrimonio; el que tiene un hijo o hija (madres adolescentes); sufre violencia extrema (homicidios).

Mucho se puede discutir de si estos son los únicos factores que inciden en que los niños y niñas crezcan en un ambiente de peligro. Se podrían añadir indicadores sobre la violencia sexual, recreación, medio ambiente, participación ciudadana; pero sabemos lo complejo que resulta la recolección y disponibilidad de datos en muchos países, incluyendo el nuestro. Por lo que, nos referiremos a algunos de los datos que aporta este índice.

Nuestro país está ubicado en la posición 129 (de 175 países); en la franja que engloba a los países donde “muchos niños están perdiendo su infancia”. Ranking que ubica a Venezuela entre las 5 naciones con más peligros para los niños y adolescentes en América Latina y el Caribe.
La tasa de homicidios de niños y adolescentes de 26,9 (por cada 100 mil habitantes) ubica a Venezuela es la más elevada en todo el mundo; por encima de países que tienen conflictos armados.

La realidad debe ser peor.
El índice está elaborado con información recopilada entre 2012-2017. Si se trabajara con datos actuales de mortalidad, nutrición, deserción, embarazo y violencia la realidad sería peor. El agravamiento de las condiciones de vida de nuestra niñez en los 2 últimos años con seguridad reflejará el aumento del índice de peligro para los niños en este país.

El informe destaca que se elaboró sin contar con información sobre trabajo infantil, matrimonios o uniones de adolescentes en el caso de Venezuela.

Alerta sobre peligros desde el país.

Esta semana 2 organizaciones venezolanas llamaron la atención sobre aspectos relevantes para la niñez y la adolescencia del país. La Sociedad Venezolana de Infectología denunció que 70% de los niños y adolescentes con VIH no cuentan con la terapia antirretroviral ni las embarazas con el tratamiento para la prevención de la transmisión vertical del VIH.

Desde Cáritas de Venezuela alertaron:
“Sentimos dolor e impotencia al conocer tanto en zonas urbanas como en zonas rurales de casos de intercambio sexual a cambio de dinero o comida, como forma de llevar alimentos básicos a sus hogares, menoscabando todo valor social y humano.

Estamos impotentes ante la reaparición de enfermedades prevenibles que producen muertes y afectan a niños y niñas en edades en las que los daños son irreversibles y, ante el deterioro de los avances que en seguridad social el Estado venezolano construyó por décadas”.

Lástima que nuestros niños no tengan un cartel lo suficientemente grande para que lo vean las autoridades: “Somos niños. Tenemos sueños. Trátennos con cuidado”.

***
Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!