¿Aló, oposición? ¿Hay alguien allí? - Efecto Cocuyo

¿Aló, oposición? ¿Hay alguien allí?

liderazgo opositor está ausente
Piero Trepiccione

Politólogo con especialización en gerencia social. Actualmente es el coordinador general del Centro Gumilla en el Estado Lara. Profesor universitario de pre y postgrado. Analista político y de tendencias electorales. Columnista de opinión. Locutor y conductor de programas de radio.

La comunidad internacional está haciendo extraordinarios esfuerzos por tratar de resolver la crisis política que impacta no solo a Venezuela sino a toda la región. Ha tomado decisiones importantes en materia de sanciones y condenas en foros hemisféricos y globales al gobierno, para presionar una negociación de alto nivel que conduzca a acuerdos trascendentales que viabilicen una salida política y constitucional, ampliamente legitimada interna y externamente.

Pero hasta ahora, las cosas siguen complicándose fundamentalmente por una razón: la falta de un interlocutor válido en el liderazgo opositor venezolano.

Un interlocutor es alguien con quien te puedes entender. Con quien puedes discutir los términos del camino a seguir. Es una persona o institución con la cual se pueden acordar las decisiones trascendentales que han de tomarse para intentar resolver pacíficamente el conflicto venezolano. Obviamente debe tener una legitimidad respaldada por los diversos factores políticos internos del país y también por sectores poblacionales de amplio espectro.

Cabe destacar que, en Venezuela, actualmente, existe un porcentaje enorme superior al ochenta por ciento de la gente que muestra su descontento abierto con la situación actual de la economía. Este hecho está impactando sobremanera las visiones políticas de la población que ahora cuestionan mucho más a la figura de Nicolás Maduro y se pudieran amalgamar en torno a propuestas alternativas para generar cambios políticos. Eso ya lo vivimos en 2015, con las elecciones parlamentarias nacionales.

Pero en este cuadro interno actual, todos los movimientos de la geopolítica continental y global se encuentran con la falta de ese interlocutor que pueda facilitar los ejercicios diplomáticos que se han venido ensayando con respecto a Venezuela. De hecho, en no pocas oportunidades, cuando los representantes diplomáticos han intentado llamar al sector opositor, se encuentran conque o nadie responde o, peor aún, responden muchos sin ningún tipo de coordinación efectiva. Esto, naturalmente, le agrega un ingrediente de dificultad mayor a lo que estamos viviendo en el país como consecuencia de la crisis económica y social, que, tal como lo refleja la más reciente muestra de Encovi 2018, se sigue profundizando a pasos agigantados.

La falta de un interlocutor es grave, no solo por lo que significa retardar cualquier tipo de conversaciones que puedan adelantarse para atender el asunto político interno, sino también por las repercusiones que tendría en una eventual transición que pudiera generarse a partir de las orquestaciones promovidas por la comunidad internacional. Esto segundo es más grave de lo que imaginamos. Si no existe alguien al mando opositor capaz de garantizar acuerdos y hoja de ruta confiable y transparente para la amplia mayoría del país y de la región, difícilmente estaremos cerca de llegar a una solución pacífica y relativamente rápida.

En busca de un liderazgo opositor

Es necesario que las próximas veces que se llame desde las organizaciones hemisféricas y el resto de los países involucrados en el caso Venezuela, se atienda correctamente para facilitar el camino. Sobre la mesa está la propuesta de Benigno Alarcón del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Ucab para relegitimar al liderazgo opositor en el país. es una vía absolutamente democrática y transparente par aclarar la ruta y redefinir el camino a seguir. El descontento generalizado es más que palpable, solo hace falta aglutinar y clarificar el liderazgo para empezar a reconectar y atender el teléfono que facilitará más temprano que tarde, la reconstrucción de Venezuela.

La próxima vez que llamen, la respuesta frente al ¿aló, oposición? Debe ser, acá estamos, bien plantados y alineados con el ochenta por ciento de la gente…

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

 

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!