Un niño muere por falta de Cardioxane, mientras otros pacientes ruegan conseguirlo para seguir con sus quimios

Entre la noche de este domingo 13 de diciembre y la mañana de este lunes 14 una de las tendencias en Twitter fue “Cardioxane“. El revuelo en la red social se debió al caso de un pequeño de 3 años que padecía de cáncer de pulmón y, según dio a conocer su tía Adriana Medina, falleció por la falta del fármaco, que la familia buscó por todos los medios. La pariente del menor lo informó cerca de las 7:00 am por su cuenta @cotidiana y recibió más de 3.200 retuits. La escasez de este medicamento también afecta a otros pacientes oncológicos en el país y los servicios públicos que aparecen en estas redes dan fe de ello.

El componente principal de ese medicamento es dexrazoxane y sirve para proteger al corazón de los efectos de la quimioterapia. De acuerdo con esta web especializada en  quimioterapias, este fármaco reduce los efectos secundarios indeseados de determinados agentes de quimioterapia. Efecto Cocuyo denuncia la falta de este medicamento desde septiembre, cuando reportó el caso de Fabiola, una niña con leucemia. 

c77e8c05-474b-4262-8333-84f3f46d23ebEdimar Vivas Lugo es una adolescente de 14 años que tiene leucemia linfoblástica aguda y está hospitalizada en el Hospital de Clínicas Caracas, luego de que sus defensas bajaran como consecuencia de la enfermedad. Su familia es originaria de La Grita, estado Táchira, pero se trasladó a la capital para recibir una atención médica más especializada.

“Estamos a la mitad del ciclo de quimioterapias y de no conseguir el Cardioxane habrá que suspenderla y deberá recibir una quimio de mantenimiento para no dejarla sin medicación oral. Lo necesitamos con urgencia”, cuenta su madre Edilia Lugo vía telefónica. Los médicos que llevan el caso de Edimar le indicaron que para que el tratamiento sea más efectivo debe ser aplicado al pie de la letra; de lo contrario se retrasa la recuperación.  Tanto la familia como las amistades no descansan en la búsqueda incesante del fármaco.

cardixo

El mismo drama lo vive Jeiny Álvarez Aguilera, cuya madre, María Teresa Aguilera, de 41 años fue diagnosticada con cáncer de mama a mediados de octubre. “No ha sido operada, pero ya recibió la primera quimio que se la administraron sin el Cardioxane”, explica la joven. Esta segunda sesión es más fuerte y los médicos le pidieron expresamente el fármaco. De no conseguirlo, se le deberán practicar exámenes del corazón para evaluar los riesgos de recibir el tratamiento sin la protección y si no, posponerla.

“En la Liga contra el Cáncer de Colombia ofrecen una dosis del componente de Cardioxane en 850 mil pesos, que equivalen aproximadamente a 250 mil bolívare. Pero imagínate, aunque tuviera el dinero con la frontera cerrada ¿cómo lo traería?”, insiste Álvarez, quien ya se ha cansado de buscarlo en las farmacias. Para cada sesión necesita dos dosis. Esta familia reside en Filas de Mariches, estado Miranda, pero en todas las farmacias de la zonas aledañas y en las de Caracas está agotado.

InocenciaDelCarmen

Inocencia del Carmen Rodríguez, de 59 años, vive en el barrio baruteño de Santa Cruz del Este, Caracas, y también espera que sus familiares consigan Cardioxane para continuar con su tratamiento oncológico. Ella tiene cáncer de útero y fue operada en el Hospital Clínico Universitario a mediados de septiembre. Para el final de año está fijada su tercera quimio y los médicos solicitaron Cardioxane para poder administrarle los medicamentos que componen el tratamiento.

A pesar de la búsqueda, su hijo Edwin Carvajal no lo ha conseguido y teme que le posponga la quimio. Espera poder encontrarlo lo antes posible para asegurar la sesión de su madre.

 

Para ayudar a Edimar puedes comunicarte con su mamá Edilia al número: 0416-4061869.

Si puedes colaborar con María Teresa comunícate con Jeiny al número: 0412-9171835.

Y si quiere ayudar a Inocencia puedes llamar a su hijo Edwin al número: 0416-9308483.