Un dólar en el mercado negro supera el sueldo mínimo mensual

Siete aumentos del salario mínimo decretó el presidente Nicolás Maduro durante el último año, pero todos se quedan cortos ante la galopante inflación que afronta el país. El “dólar negro”, el único de libre acceso en el mercado venezolano y medido a través del portal web DolarToday, alcanzó los Bs. 261.517 y se puso por encima de los 248.510 bolívares de sueldo básico en el país.

Contando los cestaticket ofrecidos por el Gobierno, con el ingreso total mensual solo podrían adquirirse 3,2 dólares en el mercado paralelo, el más bajo de América Latina según cifras del Banco Mundial.

La moneda estadounidense registra un acelerado crecimiento desde comienzos de este mes, cuando inició en 111.413 bolívares. Sin embargo, para este miércoles, 24 de enero, la cifra es 135% mayor que hace apenas tres semanas.

Si se compara con el 24 de enero de 2017, cuando tenía un valor de Bs. 3.680, hoy el precio del dólar negro incrementó 7.006%

La crisis económica ha llevado al Estado venezolano a reducir las importaciones de alimentos, medicinas y materias primas, que afecta directamente la producción de bienes y servicios del país. De acuerdo con el Gobierno y firmas financieras, el PIB cayó al menos 30 puntos en los últimos tres años.

Algunos economistas no creen que la situación mejore. Mientras Ecoanalítica estima que la tasa paralela alcance los 16.000.000 de bolívares a finales de este año, Torino Capital urge a tomar medidas correctivas que permitan frenar la hiperinflación.

Sumado a ello está el desplome en la producción de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que genera el 95% de las divisas que ingresan al país, y que ahora ha dejado de elaborar un millón de barriles diarios de crudo en los últimos dos años.

Esta situación, unido a las sanciones impuestas por Estados Unidos contra la empresa estatal, interrumpió la venta de divisas oficiales a través de mecanismos como el Dicom, que permitía realizar importaciones a menor costo.

Pero ahora el sector privado se ve obligado a recurrir al mercado paralelo para mantener la producción nacional, según advertencias hechas por economistas en Twitter, lo cual fuerza un alza en el precio del dólar paralelo.

Como consecuencia de ello, aumentan los precios de los productos y la escasez y el desabastecimiento son cada vez más notorios, lo que ha generado protestas y saqueos en el territorio nacional durante los últimos dos meses.

Entre las acciones económicas que aconsejan algunos economistas se encuentran el levantamiento del control de cambio que impera en el país desde 2003; la negociación para aumentar el endeudamiento nacional mediante empréstitos a organizaciones internacionales que permitan “limpiar” las instituciones del Estado; el desmantelamiento de los controles de precios y establecer un límite a la inyección de dinero inorgánico a la economía que fabrica el Banco Central de Venezuela (BCV) para financiar al Ejecutivo Nacional.