Gobierno usará el Petro para pagar la deuda externa y compromisos nacionales

Con un presupuesto cada vez más limitado de divisas, el Gobierno nacional ve en el Petro la oportunidad de establecer un nuevo mecanismo de pago para atender sus compromisos financieros, según se desprende de un documento presentado este viernes, 31 de enero, por la autoridad de la criptomoneda gubernamental, Carlos Vargas, el presidente del Banco Central de Venezuela, Ramón Lobo, y el ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa.

Como forma alternativa al bolívar, el Ejecutivo promoverá el uso del Petro para cancelar montos de la deuda externa del país y hasta realizar pagos de compromisos nacionales, como las prestaciones públicas, “siempre que cuenten con la aprobación individual expresa del trabajador beneficiado”.

“El Estado Venezolano, a través de la Superintendencia de la Criptomoneda, tomará las acciones necesarias para promover el intercambio del Petro en casas de intercambio de criptomonedas internacionales, con especial énfasis en aquellas que operen legalmente en países emergentes y naciones aliadas”, se lee entre las iniciativas del sistema.

Para lograr su cometido, el Gobierno promoverá el uso del Petro por parte de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), demás empresas y entes públicos nacionales, y hasta por las gobernaciones y alcaldías del país. Además, se ofrecerá incentivos fiscales a todas las empresas al incorporar el criptoactivo en sus operaciones comerciales.

Primera emisión para marzo

La preventa del Petro está pautada para el próximo 1 de marzo, de acuerdo con los anuncios de la Superintendencia de la Criptomoneda, y se emitirán un total de cien millones de unidades.

De ese total, 82.400.000 piezas serán ofrecidas en el mercado en “dos etapas”: una oferta privada, que abarcará el 38,4%; y una pública, que ofertará el 44%. El restante 17,6% estará en manos del Estado.

“Antes de la Oferta Inicial, se pre-minarán en la cadena de bloques Petro los cien millones (100.000.000) de criptoactivos de la emisión”, precisa el informe, y agrega que durante el proceso “se aplicarán descuentos decrecientes para estimular la inversión temprana”.

El presidente Nicolás Maduro ordenó la creación del Petro en un intento por evadir las sanciones impuestas por la administración de Donald Trump, que en agosto de 2017 prohibió a ciudadanos e instituciones estadounidenses participar en la compra y venta de los bonos de Venezuela y Pdvsa.

Sumado a ello, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos aconsejó a sus ciudadanos no involucrarse en transacciones con el Petro, ya que este representa una “emisión de deuda y, por lo tanto, un financiamiento al Gobierno venezolano.

La Asamblea Nacional también invalidó la emisión de la criptomoneda, por representar una manera de evadir los controles del Poder Legislativo, legitimar transacciones ilícitas y lavado de dinero.

Las leyes vigentes venezolanas, que establecen el bolívar como única moneda comerciable en el país, son otro choque para el Petro, que podría ver sus inversiones disminuidas como consecuencia de la falta de credibilidad de los tenedores, según advirtió a Efecto Cocuyo el experto financiero, Nelson Ospedales.

A continuación el documento completo:

White Paper El Petro by Alessandro on Scribd