Contracción económica de Venezuela es peor que la de países en guerra

Contracción económica de Venezuela es peor que la de países en guerra

Una contracción económica solo comparable con la de países en guerra. La economía de Venezuela entró en recesión desde 2014, según cifras oficiales, pero año a año ha empeorado a niveles nunca antes vistos. Tan grave que organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial ya la catalogan como la peor crisis de la historia latinoamericana.

En los últimos cinco años la economía venezolana se ha contraído al menos 50%, de acuerdo con los registros de la Asamblea Nacional (AN). Es decir, actualmente el país solo produce la mitad de lo que elaboraba en 2014.

Y a ello se suma las estimaciones para este año 2019, que no arrojan ningún tipo de mejoría. De hecho, a causa de las nuevas fallas en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) que han dejado al país con constantes apagones desde el mes de marzo, las proyecciones sobre el rendimiento de la economía se agravaron aún más.

Las perspectivas de organizaciones internacionales, firmas de análisis económico y el Parlamento arrojan que el Producto Interno Bruto (PIB) descenderá entre 15% y 30% a finales de este año.

“Venezuela vive los rigores de la más brutal contracción económica en tiempos de paz. Esto significa que el tejido productivo venezolano será a final de este año 60% menor en tamaño de lo que era hace apenas 5 años”, dijo a Efecto Cocuyo el economista Omar Zambrano, quien agregó que dichas cifras traerán más desempleo, miseria y aumentará la emigración de venezolanos.

Las cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) revelan que 3.7 millones de venezolanos emigraron del país y al menos 7 millones requieren con urgencia de ayuda humanitaria.

Y el FMI también alertó que este año el desempleo pudiera alcanzar el 40%, cifra récord en el país.

Sin embargo, aún no se ve el inicio de la recuperación. Zambrano indica que la economía del país puede seguirse contrayendo mientras no haya “un cambio de rumbo”.

“Venezuela actualmente tiene un PIB per cápita similar al de una economía pequeña como Honduras o El Salvador, pero podemos llegar a ser Haití con una economía con un PIB de 30.000 o 40.000 millones de USD al año. No hay nada que lo impida”, concluye.

Cifras de un país en guerra, pero sin estar en guerra

Venezuela no ha sufrido catástrofes naturales ni está en guerra, pero su colapso económico es incluso peor que el de los países que viven situaciones de emergencia. Así lo considera Henkel García, director de la firma de análisis Econométrica.

“Es una contracción propia de un país en guerra, sin estar en guerra. Aquí lo que preocupa es lo prolongado y perverso, y que pareciera que no hay una solución a corto plazo. Es una situación precaria para muchos hogares, empresas, y hoy Venezuela está perdiendo mucho potencial económico. La capacidad instalada se pierde por obsolescencia”, advierte el analista financiero.

Pero el país también afronta otro mal económico: la hiperinflación. La AN registra que el fenómeno ya acumula 18 meses seguidos y empobrece a diario a los venezolanos.

Además, si se mide la hiperinflación de Venezuela por tiempo de duración, también es “uno de los casos más prolongados y profundos de la historia”, señala Zambrano. Está por encima de los episodios vividos por Perú, Bolivia, Argentina y Brasil.

Comercios luchan por reponer las pérdidas causadas por los apagones

“El caso de Venezuela es único porque no hay casos de colapso de economías que llegaron a a ser relativamente ricas y sofisticadas como lo fue Venezuela”, precisa el profesor de la Universidad Católica Andres Bello (Ucab).

Entre las peores economías de la historia

133 casos de recesiones mayores al 20% han ocurrido desde 1960, según el FMI. Las principales causas radican en conflictos armados, la volatilidad de los precios de las materias primas, las crisis financieras, y las transiciones de una economía centralizada a una de mercado.

Venezuela está entre las peores depresiones económicas de la historia

Pero ninguno es el caso de Venezuela, dice García.

“El desempleo es una consecuencia directa de la contracción económica. Vamos a ver un éxodo sin precedentes, mucho mayor a lo que hemos visto en el pasado. Es llevarte a una calidad de vida mucho más insoportable que te lleva a tener que huir”, asegura.

Foto principal: Mairet Chourio

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!