Con lo que este 11Jul se compra un kilo de tomate, se pagaban 45 hace seis meses #MercadoGuaicaipuro - Efecto Cocuyo

Con lo que este 11Jul se compra un kilo de tomate, se pagaban 45 hace seis meses #MercadoGuaicaipuro

Se ralentiza la inflación. A diferencia del segundo semestre de 2018, los precios de los alimentos han aumentado con menor rapidez este primer semestre de 2019, según Efecto Cocuyo pudo constatar a través de su base de datos del mercado Guaicaipuro.

Un kilo de tomate cuesta 17.000 bolívares este jueves, 11 julio, 13% más que hace una semana y ocho veces más que hace seis meses. En el segundo semestre de 2018, las cifras eran mucho más altas. Con lo que se compraba un kilo en diciembre de 2018, se pagaban 45 en julio de 2018.

La economía venezolana está pasando por un proceso hiperinflacionario, desde octubre de 2017 según la Asamblea Nacional (AN), y desde noviembre de 2017 según el Banco Central de Venezuela (BCV). El 2018 cerró con una tasa de inflación anualizada de 1.698.488%, calculó la Comisión de Finanzas de AN.

El pasado mes de junio cerró con una inflación de 24,8%, una diferencia notable si se compara con junio de 2018, que fue de 128,4%.

Sigue la escalada

Los incrementos semestrales más importantes se registraron en la sección de vegetales de la lista de compras de la Familia Quiroz, que sirve de referencia para Efecto Cocuyo desde hace cuatro años.

Un kilo de repollo cuesta 7.500 bolívares este jueves. Si bien ha mantenido su precio estable durante cuatro semanas, vale 45 veces más de lo que costaba hace seis meses. Le sigue el kilo de berenjena, que cuesta 7.500 bolívares, 24 veces por encima del precio que marcaba hace un semestre.

Poco más de tres kilos de zanahorias se podían adquirir a mediados de enero con 3.500 bolívares, lo que este jueves cuesta un kilo. Con respecto a lo que costaba hace una semana, está 25% más costoso.

Con lo que este jueves puedes comprar un kilo de calabacín, 8.000 bolívares, podías comprar seis kilos hace seis meses, la misma cantidad de remolacha que se adquirían con 4.500 bolívares. Un kilo de pimentón vale 16.000 bolívares, cuatro veces más que lo que costaba en enero.

Un kilo de vainita criolla está en 10.000 bolívares, lo que implica un aumento de 400% con respecto al precio de hace seis meses. El kilo de ají subió 133% en un semestre. Cuesta 10.500 bolívares, precio que ha mantenido por siete semanas.

El precio del kilo de céleri se cuadruplicó en este primer semestre de 2019, este jueves cuesta 12.000 bolívares. Un kilo de pepino cuesta 6.500 bolívares, lo que representa un aumento de 550%. El kilo de cebolla está en 13.300 bolívares, 6% más que la semana pasada y 309% que hace seis meses.

El alimento que menor porcentaje de incremento registró fue la papa. Un kilo cuesta 7.500 bolívares, 36% por encima del precio que marcaba en enero.

Precios estables

El valor de algunas proteínas y embutidos se ha mantenido estable esta semana, pero los números suben si se compara con el precio que marcaba hace seis meses. Un pollo entero está en 8.200 bolívares, 25% menos que la semana anterior pero 83% por encima de su valor a mediados de enero.

El kilo de carne molida se triplicó en este primer semestre de 2019. Este jueves cuesta 24.900 bolívares. El precio del cartón de huevos se ha mantenido durante siete semanas, vale 28.000 bolívares. A inicio de este año, la proteína no se registró en el mercado Guaicaipuro, razón por la que no es posible calcular el incremento.

Un kilo de queso blanco duro está en 16.990 bolívares, el kilo de queso tipo paisa está en 25.900 bolívares, 5% más que la semana pasada y 52% por encima del precio de hace seis meses. El jamón de espalda no aparecía en el mercado desde el pasado 3 de abril. Este jueves cuesta 29.990 bolívares.

El kilo de bologna pimentón cuesta 39.990 bolívares y el kilo de mortadela está en 24.900 bolívares.

Todas las frutas experimentaron aumentos importantes este semestre. Con lo que se compra un kilo de guayaba este jueves, 8.000 bolívares, se podían adquirir cinco kilos en enero. Doce piñas se podían comprar en ese entonces con lo que vale una piña este 11 de julio: 6.000 bolívares. Un kilo de cambur cuesta 3.700 bolívares, tres veces más que hace seis meses.

En total, se necesitan 323 mil 430 bolívares para adquirir todos los alimentos de la lista de compras de la familia Quiroz, poco más del doble de lo que costaba hace seis meses.

Desaceleración de la inflación no detiene aumento de precios, señala la AN

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!