Caraqueños se las arreglan con granos y pescado como sustitutos de la carne de res

A falta de proteínas, Oliana Mendoza reinventa sus comidas con pescado, huevos y vegetales. Antes de la reconversión monetaria, que se materializó el pasado 20 de agosto, compró la carne de res a 4 millones de bolívares (Bs. S 40) el kilo. En el más reciente mercado que hizo gastó Bs.S 450 (Bs. 45.000.000) en aliños, mortadela y sardina, “un poquito de cada cosa”. Lo tiene que rendir entre cuatro personas.

La última vez que la administradora Noray Velásquez compró carne también fue antes de la reconversión monetaria. Medio kilo de molida y cuatro bistecks le costaron 7 millones 400 mil bolívares (Bs.S 74). Desde entonces ha reemplazado ese consumo con granos, carne de soya, huevos y queso. Sin carne ni carbohidratos, pagó Bs.S 102,20 (Bs. 10.220.000) por el último mercado que hizo.

A cuatro semanas de publicada la lista de 25 productos con “precios acordados“, que hizo que la carne de res y otros alimentos desaparecieran de los mercados de Caracas, un grupo de consumidores consultados por Efecto Cocuyo este jueves 13 de septiembre aseguraron que sustituyeron la ingesta de proteínas con granos y pescado.

También vegetales

Una vecina de La Candelaria, quien no quiso identificarse, comentó que tiene un mes sin adquirir carne bovina. En ese entonces, el medio kilo de pulpa negra le costó Bs.S 130 (13 millones de bolívares). Este jueves, cuando fue a la carnicería a ver “si hay algo”, encontró que 350 gramos de carne de cerdo le salen Bs.S 230 (23 millones de bolívares).

“Me dijo el carnicero que hace un mes no hay carne porque no quieren despachar en los mataderos“, señaló. Prepara granos, caraotas, tortillas y pollo para paliar la situación.

Hace dos meses que la señora Yohana Runas no compra carne para su familia, conformada por cinco personas. Sustituye la proteína con pescado, pollo y ensalada. Por la última compra de carne pagó 15 millones de bolívares (Bs.S 150). En el mercado le cobraron 40 millones (Bs.S 400) por una compra que incluyó pasta, pescado, sardina y caraotas, “que están caras”. Solo en los granos se fueron Bs.S 80 (8 millones de bolívares).

Para rendir la proteína, la familia de María Teresa Borjas, vecina de Parque Carabobo, no la consume en grandes cantidades. Encontró pollo y pescado, el primero a “precio regulado” (Bs. S 78). Mientras tanto, prepara arroz, vegetales y granos. “De repente lo podría combinar con salchichas y chuleta“, dijo, al tiempo que aseguró que a la fecha, ese último producto está muy costoso: a BsS 270 (27 millones de bolívares) el kilo.

En las carnicerías y mercados cercanos a la residencia de Breiner Rodríguez, vecino de Palo Verde, no hay proteínas. Compra carne de cerdo, enlatados y granos. “Es que ni huevos” consigue. Como vive solo, afirma que le “rinde” la comida.

Poca carne

“Hace como dos o tres semanas que mi hijo nos trajo carne“, explicó el señor Zoltan Stern, jubilado y quien este martes fue con su esposa al supermercado Plaza’s a hacer sus compras. Llena esa falta de proteínas con pescado, huevos y vegetales. Su familiar les dio “un pollo y algo de carne molida“.

La señora Carmen Hernández, vecina de Petare (estado Miranda), corrió con suerte. La semana pasada pudo adquirir carne regulada a Bs.S 90 por kilo en el mercado municipal de Catia. En lo que va de 2018, ha tenido períodos en los no ha consumido proteína por semanas. Cuando no la encuentra, complementa sus comidas con granos y vegetales.

El pasado 22 de agosto, se dio a conocer en la Gaceta Oficial la lista de los 25 productos que tendrían precios regulados. Al respecto, el Gobierno nacional aseguró que los montos se establecieron en común acuerdo con el sector agrialimentario.

Sin embargo, quienes presiden la  Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) y Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro) señalaron que las autoridades del Gobierno no les consultaron los costos de los alimentos que aparecen en la lista.

Desplome de la ingesta de alimentos

Desde la difusión de la lista, la carne de res desapareció de los frigoríficos de Caracas. Sin embargo, no es la primera vez que ocurre. En diciembre de 2017, lo único que quedó en las carnicerías fue la lista de precios acordados. En aquel entonces, la ley fue aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para “proteger el dinero del pueblo”, según dijo el presidente Nicolás Maduro.

Según el informe de evolución del consumo de alimentos en Venezuela del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (Iies-Ucab), en el 2012 hubo un desplome de la ingesta de alimentos, el segundo desde el 2004.

El pico más algo fue en el 2012 con un consumo per cápita de carne de 70,14 kilos por persona al año. El último registro se hizo en el 2015 con 52,33 kilos por persona. No hay datos disponibles para el 2017, mientras que otros alimentos, como la sal, el azúcar y el café sí aparecen.

Desaparecida la carne de res de mercados en Caracas tras tercera semana de “precios acordados”

(Visited 336 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!