¿Qué es y cómo lidiar con el síndrome del impostor?

SOLAZ · 27 AGOSTO, 2021 06:30

Ver más de

Verónica De Sousa A.


¿Cómo valoras esta información?

16
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Si has sentido que estás en el lugar incorrecto, que no mereces lo que tienes o que alguien descubrirá un fraude que seguramente no cometiste, pero crees que sí, puedes estar siendo víctima del síndrome del impostor: un fenómeno psicológico que no se reconoce como una enfermedad mental, pero que es más común de lo que parece.

Estudiantes, profesionales, profesores, doctores, arquitectos, obreros, actores; no importa la profesión ni el oficio, el sentimiento de ‘ser un fraude’ puede evadir a cualquier persona que sea incapaz de reconocer o asimilar sus logros.

Pauline Clance y Suzanne Imes, psicólogas clínicas estadounidenses, fueron las primeras en acuñar el término en 1978 al publicar un artículo llamado The Imposter phenomenon in high achieving women: Dynamics and therapeutic intervention; para ese entonces se creía que tal sentimiento solo apelaba al sexo femenino, pero se ha confirmado que no distingue en género ni edad.

Clance explica, en su sitio web, que la mayoría de las personas que experimentan el síndrome del impostor no admitirían sentirse como tal, hasta que leen o escuchan sobre la experiencia y se sienten plenamente identificados; “incluso cuando son personas exitosas, de acuerdo a los estándares sociales, sienten que su éxito se debe a alguna casualidad misteriosa, al azar o a un gran esfuerzo”.

La psicóloga explica que “también están bastante seguros de que, a menos que realicen esfuerzos gigantescos para lograrlo, el éxito no podrá repetirse; tienen miedo de que la próxima vez lo arruinen”.

Personalidades como el reconocido actor Tom Hanks, la directora de operaciones de Facebook Sheryl Sandberg y la icónica cantante del pop Lady Gaga, han confesado no ser inmunes al fenómeno del impostor.

Según una nota de la revista de información general estadounidense Time aproximadamente 70% de las personas se han sentido como impostores en algún punto de sus vidas, de acuerdo a un artículo publicado por The International Journal of behavioral science -revista internacional de ciencias del comportamiento, en español-.

“No hay una respuesta única (que explique por qué la gente padece este síndrome). Algunos expertos creen que tiene que ver con rasgos de la personalidad -como ansiedad o neuroticismo-, mientras otros se enfocan en la familia o experiencias de la niñez” explica la psicóloga Audrey Ervin en el artículo de Time.

Claves para identificar al fenómeno del impostor

Valerie Young, doctora experta en la materia, escribió en 2011 el libro Los pensamientos secretos de las mujeres exitosas: por qué personas capacitadas sufren el síndrome del impostor y cómo prosperar a pesar de él; además de diseñar un quiz -con una serie de preguntas- que les facilita a las personas identificar si padecen de este síndrome.

Las preguntas son:

  • ¿Atribuyes tu éxito a la suerte, el tiempo o a un error de la computadora?
  • ¿Crees que “si yo puedo hacerlo, cualquiera puede”?
  • ¿Te angustias incluso por los defectos más pequeños de tu trabajo?
  • ¿Estás siendo destruido incluso por las críticas constructivas, considerándolas una prueba de ‘ineptitud’?
  • Cuando logras algo, ¿sientes en secreto que los engañaste de nuevo?
  • ¿Te preocupa que sea solo cuestión de tiempo antes de que te ‘descubran’?

Al responder estas preguntas cualquier persona, que sea honesta consigo misma, puede lograr identificar si este fenómeno forma parte de su cotidianidad o simplemente esta pasando por una racha débil de confianza.

Para no vivir como ‘un impostor’

Cuando la doctora Clance y la doctora Imes decidieron ponerle nombre a este concepto, ambas lo habían experimentado en primera persona.

En el caso de Clance fue cuando se graduó del colegio, tenía que presentar un examen muy importante y estaba muy asustada de no obtener la calificación requerida; “mis amigos se aburrieron de mi preocupación, así que me guardé mis dudas para mí misma”.

No fue hasta que se convirtió en profesora que se dio cuenta de que algunos de sus alumnos, con excelentes promedios, sentían lo mismo: “Uno de ellos me dijo, ‘Me siento como un impostor entre toda esta gente brillante’”.

Ese malestar puede establecerse a nivel laboral, académico o social; la persona que padece este síndrome esta segura de que si los otros reconocieran sus características reales (relativas a la autoestima del impostor), tendrían una versión diferente de ella y su relación, privilegios o logros serian vistos de otra manera. 

De acuerdo con el sitio web Very Well Mind, “si a menudo te sientes como un fraude o un impostor, hablar con un terapista puede aliviar tu situación”.

La reconocida página web, para obtener información confiable, compasiva y actualizada sobre temas de salud mental, recomienda a las personas que padezcan de este fenómeno hablar sobre sus sentimientos, evitar las comparaciones, cuestionar sus pensamientos, moderar el uso de las redes sociales y no ir en contra de cómo se sienten.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: