Los podcasts no son radio: sus orígenes y el rápido camino a la fama

SOLAZ · 18 JUNIO, 2021 12:50

Ver más de

Verónica De Sousa A.


¿Cómo valoras esta información?

20
QUÉ CHÉVERE
3
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Meditaciones de cinco minutos, conversaciones de media hora o entrevistas de hora y media, han hecho de los podcasts uno de los fenómenos de comunicación de la época. 

Según los datos de Listen Notes, el motor de búsqueda y base de datos de podcasts, existen aproximadamente 1.820.908 podcasts en todo el mundo; casi 88.114.139 capítulos grabados en audio y transmitidos online. 

Un podcast es una publicación de carácter digital, organizado por episodios, en formato de audio o video y que se puede escuchar online (con conexión a internet), o descargarse para ser reproducido en el momento que el usuario prefiera.

Ofreciendo contenido portátil y con un modelo de transmisión similar al de la radio, el nombre de podcast nace de la unión de las palabras iPod y Broadcast (transmisión en español); informativos, de entretenimiento, para aprender o formarse, los podcasts llegaron para quedarse.

El término fue utilizado por primera vez en 2004: Ben Hammersley escribió para The Guardian, en febrero de ese año, acerca de “lo barato de las herramientas para producir un programa de radio en línea y con la posibilidad de acceder a los contenidos cuando se desee”; fue en este articulo cuando se acuñó por primera vez el nombre de Podcast. 

Para algunos, los podcasts son ‘hijos perdidos de la radio’, pero para el británico pionero en tecnología, “son una oportunidad para universalizar el periodismo y aumentar la retroalimentación entre emisor y receptor gracias a la facilidad de acceder a los contenidos cuando se desee”, reseña el artículo. 

La radio suele ser de señal local, con contenidos de entretenimiento e información del momento, y dirigiéndose, en la mayoría de los casos, a una audiencia amplia o mejor conocida como ‘todo público’. 

En el mundo del podcasting el alcance es internacional, los contenidos son temáticos, especializados y con cierto valor agregado, y se dirigen a audiencias de nicho; se estima que, para cada personalidad o estilo de vida, existe un podcast que coincida con dichas preferencias. 

A pesar de compartir similitudes en cuanto al proceso de producción (lenguaje sencillo, audio de alta calidad y enfoque claro), los podcasts “están lejos de ser un programa de radio tradicional” según el portal Vía Podcast. 

¿Cómo fue el nacimiento de los podcasts? 

Con la creación del RSS, un formato XML para distribuir contenidos completos en formato MP3, nacieron las emisiones de podcast. 

A mediados de 2002, a un grupo de trabajadores de Yahoo! se les ocurre la idea e inician el proceso de creación; en ese mismo año Dave Winer, un empresario estadounidense, probó el concepto de lo que sería el podcast con un MP3; y Adam Curry, videojockey (creador de ambientaciones visuales) de MTV, hizo otra prueba en su blog en Radio Userland.

Estos, y otros modelos previos, forman parte del nacimiento del podcasting; “de allí en adelante, ha sido ensayo, error, aprendizaje y nuevas propuestas para fortalecerlo” según el portal de Noticias Vigo.

Se presume que el primer podcast de la historia es En caso de que el mundo se desintegre (ECDQEMSD), un cyber talk show que comenzó el 26 de febrero de 1999 como una sección de la revista digital Canal Trans. Actualmente se encuentra en su temporada número veintitrés. 

“El imparable auge del ‘podcast’”

Spotify, Apple Podcast, TuneIn Radio, Google Podcast o Spreaker, son algunas de las muchas plataformas que por excelencia albergan a los amantes de los podcasts. Estas aplicaciones están pensadas para mantener sincronía entre distintos dispositivos, a través de una misma cuenta de usuario; por lo que el proceso de escucha es simple, aunque a veces pago. 

Según datos de iTunes, las descargas y reproducciones de podcasts en los últimos años pasaron de 7.000 millones en 2014 a 50.000 millones en 2018. 

El artículo ‘El imparable auge del podcast’ de El país, reseña su apogeo como el reflejo de una generación voz centrista; “su naturaleza omnívora (la del podcast) facilita que esté presente en casi todos los sectores relevantes de nuestra sociedad: salud, música, arte, educación, deporte y periodismo, entre otros”. 

Según el artículo, el mercado del audio es dinámico y con un sinfín de posibilidades. 

Spotify juega un papel fundamental en el crecimiento actual de los contenidos de audio, pues “está haciendo para los podcasts lo que YouTube hizo para el video digital: que el espacio sea mucho más lucrativo” lo que atrae más creadores de contenido y, por lo tanto, mayor público; explica Simon Owens, periodista de tecnología y medios, a El País.

Javier Piñol, responsable de Spotify Studios Latam & US LatinX, explica que los podcasts ofrecen un contenido de audio que conecta al oyente “de manera profunda y personal” con la cultura; la plataforma pretende impulsar y potenciar todas las bondades de este ‘formato ideal’ para aumentar el tiempo de permanencia en la app y generar más ingresos. 

Se espera que para el 2021 la esfera del podcast genere 1.000 millones de dólares, según un estudio de la Agencia de Publicidad Interactiva de Estados Unidos (IAB).