La vasija «chocolatera» maya que se mantuvo intacta durante los siglos

SOLAZ · 4 NOVIEMBRE, 2022 12:20

Ver más de

Verónica De Sousa A.


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En la Cueva de la Cruz, ubicada en Playa del Carmen (México), se encontró una vasija maya en perfecto estado, aunque pertenezca al período preclásico tardío (300 a. C. a 250 d. C.).

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), de México, recuperaron la vasija en julio de este año cuando se encontraban explorando la cueva gracias a un informe del biólogo Roberto García, según National Geographic. 

La vasija recuperada es de 13 centímetros de alto por 16 de diámetro y la boca mide 17 centímetros; estaba en un rincón de la cueva en la que solo había espacio para una persona, por lo que se tuvo que hacer una cadena humana. 

La parte interna está “parcialmente cubierta por carbonatos de calcio, algo característico de los materiales recuperados en cuevas; asimismo, observamos que su decorado parece brindar una imagen fitomorfa, similar a una calabaza», dijo el arqueólogo José Reyes Solís, quien trabajó en la expedición.

De acuerdo al artículo, Reyes Solís explicó que la vasija se halló completa y con la boca orientada hacia el norte, “aunque se infiere que su posición no era original debido a posibles movimientos”, por agua o debido a la fauna. 

La Cueva de la Cruz actualmente pertenece a un terreno privado de una asociación religiosa y que tiene una superficie de agua expuesta que suele llenarse en temporada de lluvia, lo que ocasionó que la vasija estuviera parcialmente hundida. 

El recipiente fue trasladado al Museo Maya de Cancún para ser estudiada y restaurada. 

El portal web de National Geographic explica que la datación de la vasija ha permitido a los arqueólogos conocer mejor a los primeros pobladores de la región, ampliar los rasgos de estilo y sus técnicas artísticas. 

¿Qué representaba el cacao para los mayas? 

“Cacao” deriva de la palabra náhuatl cacahuatl que significa chocolate y que, a diferencia del dulce sabor que conocemos hoy en día, para los mayas era una especie de jugo que les gustaba beber en taza. 

Un líquido amargo y denso que preparaban con los granos de cacao pelados, tomaban en ocasiones especiales y también tenía un significado espiritual. 

Según la Revista de divulgación científica y tecnológica de la Universidad Veracruzana (México), en el siglo XVIII el naturalista Carolus Linnaeus, basado en las creencias mayas y aztecas, denominó al árbol de cacao con el nombre científico Theobroma cacao. 

El artículo explica que el significado de ese nombre en latín en “alimento de los dioses”; agrega que el árbol es símbolo de abundancia, gobernabilidad y ascendencia y sirve como conducto entre las almas, el cielo y el infierno. 

Para los mayas, el cacao era un alimento, una bebida espiritual y una plata utilizada en ceremonias religiosas y también como moneda.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

SOLAZ · 8 DICIEMBRE, 2022

La vasija «chocolatera» maya que se mantuvo intacta durante los siglos

Texto por Verónica De Sousa A.

En la Cueva de la Cruz, ubicada en Playa del Carmen (México), se encontró una vasija maya en perfecto estado, aunque pertenezca al período preclásico tardío (300 a. C. a 250 d. C.).

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), de México, recuperaron la vasija en julio de este año cuando se encontraban explorando la cueva gracias a un informe del biólogo Roberto García, según National Geographic. 

La vasija recuperada es de 13 centímetros de alto por 16 de diámetro y la boca mide 17 centímetros; estaba en un rincón de la cueva en la que solo había espacio para una persona, por lo que se tuvo que hacer una cadena humana. 

La parte interna está “parcialmente cubierta por carbonatos de calcio, algo característico de los materiales recuperados en cuevas; asimismo, observamos que su decorado parece brindar una imagen fitomorfa, similar a una calabaza», dijo el arqueólogo José Reyes Solís, quien trabajó en la expedición.

De acuerdo al artículo, Reyes Solís explicó que la vasija se halló completa y con la boca orientada hacia el norte, “aunque se infiere que su posición no era original debido a posibles movimientos”, por agua o debido a la fauna. 

La Cueva de la Cruz actualmente pertenece a un terreno privado de una asociación religiosa y que tiene una superficie de agua expuesta que suele llenarse en temporada de lluvia, lo que ocasionó que la vasija estuviera parcialmente hundida. 

El recipiente fue trasladado al Museo Maya de Cancún para ser estudiada y restaurada. 

El portal web de National Geographic explica que la datación de la vasija ha permitido a los arqueólogos conocer mejor a los primeros pobladores de la región, ampliar los rasgos de estilo y sus técnicas artísticas. 

¿Qué representaba el cacao para los mayas? 

“Cacao” deriva de la palabra náhuatl cacahuatl que significa chocolate y que, a diferencia del dulce sabor que conocemos hoy en día, para los mayas era una especie de jugo que les gustaba beber en taza. 

Un líquido amargo y denso que preparaban con los granos de cacao pelados, tomaban en ocasiones especiales y también tenía un significado espiritual. 

Según la Revista de divulgación científica y tecnológica de la Universidad Veracruzana (México), en el siglo XVIII el naturalista Carolus Linnaeus, basado en las creencias mayas y aztecas, denominó al árbol de cacao con el nombre científico Theobroma cacao. 

El artículo explica que el significado de ese nombre en latín en “alimento de los dioses”; agrega que el árbol es símbolo de abundancia, gobernabilidad y ascendencia y sirve como conducto entre las almas, el cielo y el infierno. 

Para los mayas, el cacao era un alimento, una bebida espiritual y una plata utilizada en ceremonias religiosas y también como moneda.

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO