Cifrado AES-256: qué es y para qué sirve

SOLAZ · 4 MARZO, 2022 05:06

Ver más de

Verónica De Sousa A.


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En criptología, el cifrado es la base principal de la seguridad de los datos; el sistema de cifrado avanzado AES-256 (Advanced Encryption Standard en inglés) es de los más conocidos actualmente.

El cifrado AES-256, también llamado Rijandel, es una técnica que utiliza una clave de 256 bits para cifrar y descifrar los datos que son transferidos entre el cliente y el servidor.

Para evitar cualquier tipo de hackeo, los usuarios suelen instalar ciertos software o hardware para garantizar la transferencia segura a través del cifrado de datos; es decir, convertirlos en textos cifrados que sean incomprensibles para los humanos.

Cualquier dato en una computadora se almacena como ‘bits’ de datos; cuando se trata de un cifrado de 256 bits, se utiliza un algoritmo con una clave larga y con una resistencia mayor ante cualquier ataque.  

De acuerdo al portal web de Sectigo, el cifrado de 256 bits significa que se necesitan 2256 combinaciones de números diferentes para descifrar un texto cifrado sin la clave correspondiente; “se necesitarían 3,31 x 1053 años para lograrlo” dice el artículo.

Según Sectigo Store: “Se utiliza una tecnología de encriptación segura de 256 bits para asegurar la comunicación en línea entre dos nodos al encriptar los datos con una clave de 256 bits de longitud”.

¿Cómo funciona?

Existen tres tipos de cifrados: AES 128 bits, 192 bits y 256 bits.

Estos sistemas fueron diseñados basándose en la Ley de Moore, que demostró que los procesadores podían romper los cifrados más débiles y con menor números de bits en tiempos relativamente cortos.

La página web de Hard Zone explica que a pesar de que este tipo de encriptación empezó con 56 bits de longitud, hubo una transición a los tres tipos mencionados para aumentar la seguridad.

El artículo explica que todo el proceso se basa en bloques: “concretamente bloques de 128 bits los cuales se organizan en una matriz de cuatro por cuatro con cada byte en una posición de la misma”.

El sistema puede ser complicado de comprender; básicamente cada byte se sustituye por otro mediante una tabla determinada, para luego moverse entre sí y generar un texto cifrado “que nada tiene que ver con el original y que para descifrarlo se requiere hacer los pasos inversos conociendo la clave previa” explica Hard Zone.

El sistema de 256 bits tiene una clave doblemente larga en comparación con el sistema de 128 bits; el tiempo para descifrarla sería mayor, por lo tanto, también lo es la seguridad.

“Para descifrar una sola clave, se necesitaría más del doble de la edad total del universo”

El cifrado de 256 bits es conocido en la red como el líder en tema de criptología, pues expertos afirman que no aun no se ha logrado romper una de sus claves.

El artículo de Hard Zone explica que intentar romper una clave requeriría 2125 veces más potencia de cómputo por fuerza bruta.

“Y aun teniendo semejante potencia de cálculo y con el hardware actual, el tiempo para descifrar una sola clave sería más del doble de la edad total del universo, así que podemos estar tranquilos sobre la seguridad de nuestros datos bajo el cifrado AES-256” dice en su página web.

Sin embargo, aclara que esta afirmación se basa en la lentitud de los procesadores trabajando con matrices, en vez de con vectores o números en solitario por lo que por los momentos no habría unidades matriciales especializadas.

La nota afirma que el auge de la inteligencia artificial podría reducir considerablemente el tiempo en el que se tarda en descifrar una clave AES-256; es cuestión de tiempo comprobar los avances en la materia.

Si quieres saber ms sobre este tema, lee también: