“Burdaerata”, un juego de mesa solo para venezolanos entendidos

ENTRETENIMIENTO · 19 FEBRERO, 2021 06:30

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

34
QUÉ CHÉVERE
3
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Ser burda de rata en Venezuela puede tener dos connotaciones, dependiendo del contexto. La primera, ser una  mala persona y la segunda es ser una persona que se burla de otra; pero con el juego de mesa Burdaerata las cosas son distintas.

Burdaerata es un juego que se ha popularizado, sobre todo entre  migrantes venezolanos en Estados Unidos, y también en algunas partes del país. Según su página web es un juego que solo podrán entender los venezolanos. “Burdaerata es un juego de cartas sobre expresiones burda (demasiado) de venezolanas”, señalan.

Y es que expresiones como: “Un paltó comprado en el CCCT”; “Parapatear la vaina”; “La cag… del pato macho”; “Soplar el bistec”: “Recoger mis chécheres”; “Un comecasquillo”; “¿Qué me encontré en el piso del Aladín?” o “Mosca, ese tipo está enhierrao” son estrictamente venezolanas. Y algunos dirían que hasta caraqueñas.

Aunque desde 1998, su creador, Luis Alberto Paris, vive en Estados Unidos su cariño por Venezuela lo convirtió en un juego que evoca chistosamente el mal hablar o situaciones típicamenteconocidas en el país.

“Cada vez que hablaba con mi hermano, mi socio, teníamos ese añoro de la cultura  venezolana y cosas de Venezuela. Cada vez que nos sentábamos a conversar salían cosas que habíamos hecho en Venezuela, paseos, etc. Esa fue la génesis de Burdaerata, tras hablar con gente y explorar el concepto comenzamos a decir que nuestra misión era rescatar el mal hablar venezolano, echando broma, pero las cartas tienen esa picardía, esa candela”, explica París.

Aunque fue un proyecto para el entretenimiento personal, ha evolucionado y por el momento los inventarios están agotados.  Sus creadores están emocionado por el éxito que ha tenido el auténtico juego de mesa con sello criollo.

“En un principio, me puse a buscar expresiones en internet, las iba catalogando en una hoja de Excel. Tengo muchas conexiones por WhatsApp como herramientas para detectar expresiones, siempre leía los chat y sacaba muchas cosas por allí. Cuando tuve las cartas listas lo que hice fue empezar a probarlas con grupo de amigos. Hubo muchas personas involucradas en la parte final de la creación de Burdaerata, fueron dándome observaciones, eran 12 personas activas”, dice el creador a Efecto Cocuyo.

Reglas e instrucciones

“No nos caigamos a coba. No le vas a parar bo… a las reglas de este juego. Si quieres, inventa tu propia vaina. Lo importante es que pases un rato jod…con tus panas”, así de científicas son las instrucciones de este juego en el que deben estar al menos cuatro participantes y un máximo de 15 o 20. Para comenzar, cada jugador agarra diez cartas blancas y se seleccionará un jugador que será el juez de la partida.

El juez  de la ronda escoge una carta de color vinotinto y la lee en voz alta.

Por ejemplo: “Chamo, ¿a qué huele?”; “Si eres farandulero, te encanta___”; “Qué lechúo” o “___Te lo puse mangüangüa”.

Los demás jugadores tienen 30 segundos para escoger la mejor respuesta a la pregunta echa en la tarjeta vinotinto. “La respuesta debe ser lo más pasado, h*****, m*****, o balurdo posible. Cada jugador le pasa su carta al juez, boca abajo y el juez barajea las cartas recibidas para luego leer las ocurridas respuestas en voz alta”.

Algunas de las respuestas posibles, (aunque todo es completamente azaroso): “La ola imparable del hermoso chavismo”; “Perencejo y Sutanejo”, “Sendo muérgano”o “Un cariaquito morao”.

El juez escoge la respuesta que más le haga reirse y el ganador se lleva un punto. El perdedor de la ronda será quien haya dado la respuesta más aburrida.

En cada partida se rota el juez  y deberás reponer las cartas que usaste en esa ronda. “Al comienzo de cada ronda, siempre tienes que tener diez cartas blancas en tus manos”, se lee en la web de Burdaerata.

Cuándo salió

Burdaerata es un juego que salió al mercado a finales del año 2019. Aunque la apuesta era para que saliera a mitad de año, el verano en Estados Unidos aplazó su salida y se hizo popular los primeros meses del 2020.

Los creadores hicieron poca publicidad pero gracias a unas personalidades venezolanas de la cultura pop criolla el juego empezó a venderse como pan caliente.

“Lo jugaron y empezaron a promoverlo, explotaron las ventas de una manera tan fuerte que nos quedamos sin inventario”, dice Paris emocionado.

Paris señala que para marzo se repondrán los inventarios que actualmente están agotados tanto en Estados Unidos como en Venezuela. Están planificando llevarlo a los mercados latinoamericanos donde los migrantes venezolanos tienen mayor presencia.

“Hicimos la segunda edición del juego, una extensión del juego que se llama la candela, si piensas que Burdaerata es pasado y grosero, esto es tres veces más pasado y más grosero y lo hicimos porque la gente nos estaba pidiendo cartas más fuertes”, explica.

El juego tiene un costo de 39.5 dólares y puede ser comprado en Venezuela a través de burdaerata.com, mientras que en EEUU lo consigues en Amazon y de la página oficial del juego.

“Tengo varios negocios, este es modesto en volumen de ventas pero este es el que más me llena, me encanta que la gente me contacte y me diga que se tripearon el juego, es una gozadera, es un placer tener un negocio como este”, aseguró Paris.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: