Álvaro Paiva Bimbo, el músico venezolano que trabajó para Disney

SOLAZ · 18 MARZO, 2022 06:18

Ver más de

Verónica De Sousa A.


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Escribir música, preparar los demos y hacer los arreglos orquestales de las canciones, fueron parte de la labor de Álvaro Paiva Bimbo en Encanto, la película de Disney inspirada en la cultura colombiana.

Como parte del equipo de Germaine Franco, la compositora principal, Paiva participó como Additional Synth Programmer (escritor adicional, en español) en la producción tres veces nominada al Oscar por Mejor película animada, Mejor canción original y Mejor banda sonora.

Licenciado en computación, músico y compositor, Paiva cuenta con casi 30 años de carrera y un importante bagaje musical. El también solista, ha trabajado con Los Amigos Invisibles, Yordano, Movida Acústica Urbana, entre otros, y es parte de Kapicúa y Cabijazz.

A sus 46 años de edad, se siente infinitamente agradecido por la educación que recibió por sus maestros en la escuela de música Pedro Nolasco Colón, ubicada en Santa Mónica (Caracas), donde estudió siendo un adolescente y soñaba con tocar las canciones de Silvio Rodríguez.

 

“Comencé clases con el maestro Frankué Martínez -alumno de Antonio Lauro- y a la sexta lección le dijo a mi mamá: ‘Señora, ese joven tiene que estudiar guitarra porque tiene muchas condiciones’”, recuerda Paiva; “él va a tocar bien”.

Trabajar para la compañía de Mickey Mouse, ¨fue una experiencia absolutamente enriquecedora, fantástica y mágica. Además de una validación de que todo lo que aprendemos, sí sirve¨, dice

Paiva es descendiente de una familia de educadores: hijo, sobrino y hermano de profesores. El mismo ha sido profesor durante muchos años, por lo que cree inequívocamente en la educación y la formación académica.

Trabajar para Disney

En busca de alguien que conociera los ritmos latinoamericanos, sobre todo el colombiano, que supiera de programación midi y con experiencia en orquestación, el nombre de Álvaro Paiva Bimbo fue recomendado al equipo de Germaine Franco para trabajar en la famosa producción infantil.

Pasó por un proceso de audición en el que mandó gran parte de su material musical. ¨Un día me llamaron y me preguntaron si quería trabajar con ellos. Casi me desmayo¨, recuerda Paiva entre risas.

Con canciones como “No se habla de Bruno” y “Dos Oruguitas”, compuestas por el estadounidense Lin-Manuel Miranda, Paiva formó parte del equipo encargado de hacer la parte orquestal.

En el equipo había dos escritores adicionales, incluido Paiva. Comenta que, a diferencia de otros proyectos en los que se dividen las canciones, en este caso todos trabajaban en todas las escenas e incluso sobre el trabajo de los demás.

Bajo las ordenes de Franco y la retroalimentación de los directivos de Disney, los directores de la película, Byron Howard y Jared Bush, y la participación del compositor principal, Paiva dice haber aprendido ¨a montones¨ con esta experiencia.

James Carrol, Germaine Franco, Álvaro Paiva Bimbo e Ian Le Cheminant, en el Estudio The Village en Santa Mónica, California.

“En Los Ángeles las cosas se cocinan a fuego lento”

Paiva está residenciado en Estados Unidos desde 2017 y cuenta que en Hollywood conocer y ser conocido por los demás es un proceso lento, que incluye que luego te recuerden o necesiten para llevar adelante una tarea.

Explica que las relaciones públicas son claves en la ciudad de las estrellas, por lo que mientras llegan las oportunidades hay que seguir creando y aprendiendo.

Para el músico venezolano haber trabajado con Disney es ¨un sueño, muy grande, hecho realidad y también que Dios, poco a poco, me ha llevado de la mano para cumplir mis metas¨.