Más de 30% de venezolanos con enfermedades crónicas no recibe atención médica, dice encuesta

SALUD · 25 NOVIEMBRE, 2021 08:00

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Foto por EFE

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Más de 30 % de las personas con enfermedades crónicas en Venezuela no recibe atención médica y un porcentaje similar tampoco tiene acceso a medicinas, reveló un monitoreo realizado por la plataforma HumVenezuela, integrada por actores de la sociedad civil que hacen seguimiento a la emergencia humanitaria compleja en el país.

El reporte «Diagnósticos Comunitarios», que divulga los resultados de encuestas realizadas en el terreno a 4.489 grupos familiares en 16 estados del país, entre mayo y junio de 2021, señala que la proporción de personas con problemas de salud crónicos graves ha aumentado en los últimos años por falta de diagnóstico y tratamiento.

Las entidades con más personas con enfermedades crónicas son Distrito Capital (56,9 %), Yaracuy (52,6 %) y Monagas (43,8 %), mientras que los estados con mayor proporción de personas con estas condiciones sin atención médica ni medicinas son Monagas, Yaracuy, Aragua, Zulia y Táchira.

En Monagas, 89,4 % de las personas con enfermedades crónicas no tienen atención médica y 70,2 % no cuenta con acceso a medicinas.

Al evaluar los casos de personas con condiciones de salud agudas graves, Amazonas, Monagas y Bolívar figuraron como los estados con la mayor proporción.

Sobre el acceso a los servicios de salud en general, 86 % de las personas en los grupos familiares encuestados solo tiene la posibilidad de acudir a los centros del sistema público de salud, principalmente hospitales y ambulatorios urbanos.

«Las clínicas privadas fueron una alternativa apenas para 8,3 % de las personas y los centros sin fines de lucro con algunos servicios de salud, para el 1,5 %», destaca el informe.

Los grupos familiares también reportaron fallas en casi todos los servicios básicos, con el servicio eléctrico como el más inestable (con 73,87 % de fallas), seguido por el servicio de gas por bombonas (con 61,2 % de fallas), y el servicio de aseo urbano. 

El 74,9 % de los grupos familiares no cuenta con gas directo para cocinar y 16,1 % tampoco cuenta con distribución de
bombonas. 

En el ámbito nacional, el reporte estima que el agua con señales de contaminación afecta a casi 70 % de la población, con Amazonas, Trujillo, Anzoátegui y Zulia como los más afectados.

Más dificultades para alimentarse

Según la encuesta de HumVenezuela, 53 % de los grupos familiares debió cubrir los déficits de accesibilidad a alimentos con otras formas de abastecimiento al no poder comprar todos los necesarios. Recibieron alimentos a cambio de trabajo (15,6 %), los obtuvieron por obsequio o asistencia (14,2 %), los cultivaron (12,8 %) o los pidieron a crédito (10,4 %).

El 62,9 % de los grupos familiares, además, gasta casi todo el presupuesto familiar en la compra de alimentos y 17,7 % no cuenta con un presupuesto mínimo suficiente para tener acceso a los alimentos.

«El 79,8 % de los grupos familiares consideraron que la cantidad de alimentos obtenidos para su consumo fue deficiente (46,6 %), escasa (19,2 %) o muy escasa (14 %). En los estados Yaracuy, Monagas y Amazonas, casi 100 % de los grupos familiares ubicó la cantidad de alimentos obtenidos en una de estas tres categorías», señala el documento. 

Sobre las estrategias de sobrevivencia, 84 % de los grupos familiares tuvo que comprar alimentos más baratos y 39 % llegó a gastar sus ahorros para comer.

Aunque utilizaron intensamente sus medios de vida, 41,1 % tuvo que reducir el tamaño de las porciones de comida, 27,4 % disminuyó el número de comidas al día y 27,2 % recortó los gastos de salud y/o educación. El 9,2 % a menudo llegó a permanecer con hambre y 7,1 % pasó un día entero sin comer.

«Debido a las severas dificultades para alimentarse, en 10,8 % de los grupos familiares se reportaron miembros con algún grado de déficit nutricional. 60,6 % de estas personas tenían entre 0 y 15 años de edad», alerta el informe.

Asimismo, el consumo de alimentos con alto valor proteico disminuyó por desabastecimiento o por inaccesibilidad económica. En los últimos 6 meses hasta el momento del levantamiento de datos, los grupos familiares redujeron el consumo de carne en 69,6 %, pollo en 65,5 %, pescado en 75, 5%, leche en 76,8 % y huevos en 45,9 %.

El reporte igualmente advierte que al menos 42,4 % de los niños, niñas y adolescentes no recibieron alimentación escolar, principalmente en Táchira, Guárico y Carabobo.