Hospital Universitario de Cumaná tiene solo cuatro ventiladores mecánicos para COVID-19

CORONAVIRUS · 16 JULIO, 2020 10:39

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Foto por Fundasalud Sucre

¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

El Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá (Huapa) en Cumaná, el primer hospital declarado como centinela para la atención de personas con COVID-19 en el estado Sucre, cuenta con pocos ventiladores mecánicos en la unidad de cuidados intensivos para pacientes graves con coronavirus.

La terapia intensiva para COVID-19 se instaló en la planta baja, en la antigua zona de observación de adultos, que tenía capacidad para 14 camas. Sin embargo, solo funcionan cuatro ventiladores mecánicos, equipos para el tratamiento de pacientes que necesiten asistencia por insuficiencia respiratoria aguda grave, dijo a Efecto Cocuyo una infectóloga del hospital.

Este 15 de julio, tres pacientes con comorbilidades, enfermedades preexistentes, ameritaban estar conectados a ventilación mecánica. El personal que los atiende en el área de cuidados intensivos recibe una braga, un respirador N95 y otros insumos de bioseguridad. No obstante, los equipos de protección personal son insuficientes para el resto de los trabajadores del hospital, y en ocasiones deben reutilizarlos.

El servicio de agua en el hospital también falla y desde el piso tres en adelante deben almacenar agua.

Retraso de resultados

El Hospital Universitario de Cumaná organizó un área de triaje respiratorio en el estacionamiento. Si la prueba rápida da positivo, la persona es internada en el piso siete, donde inicia tratamiento si tiene síntomas leves. Luego debe recibir el resultado de su prueba molecular o PCR (reacción en cadena de la polimerasa): si es positivo, o de acuerdo con su evolución, continúa recibiendo el esquema de tratamiento y permanece en el hospital hasta que se le haga otro control de PCR. Pero los resultados llegan con retraso.

“Las pruebas nos llegan después de diez días. Los datos que se dan están atrasados en espera del resto de los datos que vienen. Cada nueve, diez días nos dan los reportes”, expresó la infectóloga.

Cada piso de hospitalización en la institución tiene capacidad para 60 camas, con dos alas, pero solo se habilitó un ala con 30 camas disponibles en el piso siete como área COVID-19. Hasta este 15 de julio, había 20 pacientes.

Algunas personas sin síntomas, y en espera de los resultados de su prueba PCR, son ubicadas en colegios de Cumaná. Otros ingresan a centros centinela y Centros de Diagnóstico Integral (CDI). El Hospital de Veteranos Dr. Julio Rodríguez también recibe pacientes, pero solo asintomáticos o con síntomas leves, que son atendidos por especialistas en medicina interna.

Sucre: séptimo estado con más casos

Sucre, el séptimo estado con mas contagios, sumaba 442 casos confirmados de coronavirus hasta este 15 de julio, de los cuales al menos 384 eran del municipio Sucre (Cumaná). En Cumaná hay un foco de contagio de COVID-19 en la empresa socialista Pesquera del Alba (Pescalba) por lo cual fue cerrada a finales de junio, pero ya retomó actividades.

Los especialistas del Hospital Universitario de Cumaná esperan que el aumento del número de casos continúe, pues destacan que la cuarentena radical no se ha cumplido completamente en Cumaná y hay familias de ocho y diez personas que viven en una misma casa, con más probabilidades de infectarse.

En Sucre, además, el gobernador Edwin Rojas permanece en aislamiento en espera de resultados de su prueba molecular para descartar la presencia del virus, que ya afectó al alcalde del municipio Cruz Salmerón Acosta (Araya), Jonny Acosta. El propio alcalde de Cumaná, Luis Sifontes, también estuvo en aislamiento a finales de junio pero retomó sus actividades en pocos días.