Déficit de personal en salas de urgencias excede el 50% (IV) - Efecto Cocuyo

SALUD · 28 AGOSTO, 2019 10:59

Déficit de personal en salas de urgencias excede el 50% (IV)

Texto por Julett Pineda y Mariana Souquett

Ver más de

Julett Pineda y Mariana Souquett

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Lucía Méndez se rehúsa a bajar a la emergencia. Trabaja en uno de los servicios de Medicina Interna del Hospital Universitario de Caracas, un logro que solía llenarla de orgullo. Las peticiones de apoyo por parte de los jefes de otros servicios son constantes, dice, pero su respuesta siempre es negativa.

“Nos han hecho bajar hasta la emergencia, pero nosotras nos negamos. Hay déficit de personal y casi todos los días nos piden que vayamos, sobre todo en la noche, que es cuando más hace falta”, cuenta Lucía.

No quiere trabajar en la sala de urgencias porque sabe que allí va a ver más carencias y más necesidad de la que ya ve en su servicio, actualmente colapsado por la falta de personal y restringido en operatividad por la falta de medicamentos y personal. “Hace dos años éramos 10 enfermeras y ahora quedamos cuatro. Trabaja una enfermera para 12 pacientes”, dice.

El déficit de personal no es nuevo, pero se ha agudizado en los últimos dos años debido a los bajos sueldos, la hiperinflación, la crisis hospitalaria y las crecientes deficiencias en los servicios básicos. A esto se suman las huelgas del gremio de la salud por salarios justos, que no llegan a los oídos de las autoridades.

La Memoria y Cuenta del Ministerio de Salud detalló que en el año 2013 el Hospital Universitario de Caracas atendió un total de 16.383 consultas en el área de emergencias; mientras que para 2015 ese número ascendió a 21.999, un aumento de 34%. Desde entonces, el Estado no ha divulgado más cifras sobre la atención médica.

Sin embargo, el documento oficial ya reflejaba la severa crisis hospitalaria que ha deteriorado progresivamente los establecimientos de la red pública de salud.

“Durante 2013, el Instituto enfrentó como dificultad la escasez en el cuerpo médico, tanto residente como especialistas en todas las áreas asistenciales; también hubo un déficit de personal de Enfermería en áreas especializadas. Aunado a lo anterior, disminuyó el número de intervenciones debido a que seis de los 10 quirófanos centrales estuvieron en remodelación todo el año”, señala la Memoria de 2013.

Dos años después, el Ministerio volvió a alertar sobre “el déficit de personal de enfermería, principalmente en áreas especializadas”, la “escasez de medicamentos e insumos médico-quirúrgicos” y “la falta de repuestos para equipos médicos dañados por el desgaste normal de uso diario”.

Dirigentes sindicales del Clínico Universitario estiman que, de las 1.200 camas con las que contaba inicialmente el centro de salud, solo funcionan entre 230 y 250 debido a la falta de personal y de mantenimiento.

“El déficit de personal es más de 50% en el área de la emergencia”, indicó a Efecto Cocuyo un trabajador del servicio.

De acuerdo con la Federación Médica Venezolana (FMV), más de 26 mil médicos de distintas especialidades abandonaron el país entre 2004 y 2018. Sin embargo, las denuncias recogidas porEfecto Cocuyo en cinco hospitales de referencia de la capital apuntan a que el déficit del personal de enfermería se siente con más fuerza en las áreas de emergencia, especialmente en los turnos nocturnos.

La insuficiencia de personal no es un problema exclusivo del Clínico Universitario. En las visitas realizadas al J.M. de los Ríos, la Maternidad Concepción Palacios, el Pérez Carreño y el Domingo Luciani la respuesta fue la misma: el déficit de personal en las emergencias excede el 50%.

“En el turno que va de las 2:00 am a las 6:00 am no hay personal de Enfermería. Aquí a veces sucede que buscan a enfermeros de otros servicios y los mandan a la Emergencia”, explicó Luis, un residente del Hospital Domingo Luciani. “También pasa que no hay personal y un solo enfermero debe hacerse cargo de tres áreas. Hay muchos empleados en edad de jubilación, pero no les permiten irse porque faltan trabajadores”.

Medicina Interna del Domingo Luciani debería tener 30 residentes y solo hay 11 | Foto: Mariana Souquett

Otra de las limitantes de la operatividad de las emergencias es la severa escasez de medicamentos. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Hospitales, realizada por la ONG Médicos por la Salud y presentada en marzo de 2018, 88% de los centros asistenciales evaluados (104 de la red pública y 33 de la privada) reportó fallas de medicamentos, un incremento de 10 puntos porcentuales en relación con el año anterior.

La encuesta también documentó una importante escasez de material médico quirúrgico, que se situó en 79%, y un déficit de catéteres y sondas en 88%.

Las carencias han llevado a médicos y a enfermeras a arreglárselas con los contados insumos que tengan a la mano. “Nosotros hemos tenido que usar inyectadoras de 20 cc. para sustituir la T de Ayres (sistema de tubo en forma de T utilizado para suministrar ventilación mecánica al paciente) y conectarlas a la manguera porque no tenemos otros insumos disponibles”, explicó Lucy, una enfermera de la emergencia del Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño.

También destacó que a los médicos les ha tocado improvisar durante sus guardias un Pleurevac con botellas de plástico recicladas. “Los familiares del paciente van al cafetín, compran un agua y luego se usa la botella para drenar el líquido acumulado en los pulmones”, continuó Lucy.

El Pleurevac es un sistema de drenaje que se conecta a un catéter, tubo o sonda de toracotomía, para extraer el aire o el líquido fuera del espacio pleural (tórax). Necesita de un colector que recoja el líquido extraído, pero este no se consigue. Por tanto, los médicos han optado por usar botellas de agua y envases de plástico.

“La medicina que tenemos que aplicar en medio de esta situación es la medicina de guerra”, lamentó la enfermera.

La identidad de las personas consultadas para este trabajo fue modificada o resguardada a petición de los entrevistados.