Claves para entender el mal de Chagas y prevenir su contagio

SALUD · 9 ABRIL, 2018 20:18

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las cinco personas fallecidas y los más de 40 casos sospechosos por un brote de mal de Chagas en Táchira pusieron en alerta a la ciudadanía. A la fecha, según declaraciones del director médico del Hospital Central de San Cristóbal, Diego Soler, para prensa de Corposalud, 26 pacientes se encuentran hospitalizadas en el centro de salud por esta enfermedad.

A propósito, la infectóloga del Hospital Universitario de Caracas (HUC), Ana Carvajal, en entrevista para Efecto Cocuyo, detalló de qué se trata la enfermedad, sus fases y cómo se puede prevenir el contagio.

1-. Trasmisión: Carvajal explicó que el mal de Chagas se transmite a través del chipo (Triatoma infestans) insecto que transporta el parásito Tripanosoma Cruzi. La vía de transmisión más conocida es por la picadura. En este caso, la enfermedad «en su forma aguda es infrecuente». Sin embargo, también se puede contraer por la ingesta de alimentos contaminados (cuyo riesgo de propagación en su fase aguda es del 80%), por transfusión de sangre y trasplante de órganos.

2-. Síntomas: Quienes contraen la enfermedad presentan síntomas como fiebre, dolores de cabeza y náuseas. La persistencia de las manifestaciones de la afección por cinco o siete días es uno de los signos distintivos del mal de Chagas. No obstante, es necesaria la confirmación del diagnóstico a partir de exámenes de sangre.

3-. Aparición de los síntomas: Carvajal comentó que cuando los parásitos se transmiten por una picadura, la persona puede no presentar síntomas por una semana, incluso hasta 18 días. En el caso de ingerir alimentos contaminados, los síntomas se vuelven más severos. Las señales de la presencia de la enfermedad en esta fase pueden aparecer hasta siete días después.

4-. Fases: El mal de Chagas, continuó Carvajal, se presenta en su fase aguda, intermedia y crónica. La primera, suele durar entre dos y cuatro meses. Sigue la fase intermedia, que es asintomática y puede extenderse por 15 años. Por último, está la etapa crónica que se presenta de 15 a 20 años después de la fase aguda, en la que los pacientes experimentan complicaciones cardiacas, neurológicas y gastrointestinales. . En Venezuela la insuficiencia cardíaca es la forma más frecuente de la enfermedad en esta etapa.

En sus dos primeras etapas, se le administra tratamiento al paciente para evitar el avance de la enfermedad, que suele consistir en antiparasitarios. En esta fase, la finalidad de la medicación es detectar el padecimiento, evitar las complicaciones y un posterior desenlace letal.

4-. Complicaciones: La afección puede traer dificultades cardíacas, como la miocarditis o pericarditis, así como neurológicas. Para los pacientes inmunocomprometidos, embarazadas y niños, la enfermedad puede ser muy peligrosa. Las probabilidades de que la enfermedad sea mortal son del 10%.

5-. Prevención: para evitar el contagio, la profesional de la salud recomienda ser cuidadoso durante la preparación de alimentos: que la comida no se deje al aire libre, que las frutas se laven y consuman de forma inmediata, no consumir alimentos en la calle y lavarse las manos antes y después de comer. Además, recomienda utilizar mallas en las ventanas y repelente.