Venezuela no puede “divorciarse” tan fácilmente de la OEA, según expertos

POLÍTICA · 28 ABRIL, 2017 12:14

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La canciller de la República, Delcy Rodríguez, anunció la formalización del retiro de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA) luego de que 19 delegaciones diplomáticas votaran a favor de convocar una reunión de cancilleres para tratar la crisis del país en el organismo internacional.

Sin embargo, el retiro de Venezuela como miembro tendría efecto solo después de dos años. El artículo 143 de la Carta de la OEA estipula que el país quedará desligado por completo de la organización dos años después de que “denuncie” la Carta. Hasta entonces es “miembro pleno con todos sus derechos y obligaciones”, precisó el secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi a la agencia Efe.

Es decir, la reunión de cancilleres tendrá efecto aún después de que Venezuela presente el escrito ante la Secretaría General de la OEA.

La internacionalista y profesora universitaria Elsa Cardozo considera que, aunque la Canciller oficialice el retiro, el caso venezolano “no se enfriará” en la instancia internacional. “El hecho de que se haya convocado una reunión de cancilleres de la OEA revela lo grave y urgente que es para todos los países, es un tema de seguridad hemisférica y eso hace pensar que, aunque Venezuela se retire de la OEA, la consideración del caso seguirá en curso”, apunta.

La analista interpreta la decisión del gobierno del presidente Nicolás Maduro como una intención de aislamiento. “Intenta aislarse de cualquier propuesta que se le pueda hacer desde la OEA como la ampliación de mediadores o de un grupo de amigos que medie en el país”.

Aunque el trámite de retiro pasa por la consignación de un documento, Cardozo cree que el Gobierno aprovechará una sesión para “utilizar el espacio como una plataforma de denuncia”.

De concretarse el trámite, sería la primera vez que un Estado miembro se retira, pues el antecedente más cercano es Cuba y este país fue suspendido por aprobación del pleno de países en 1962.

“El Gobierno pierde la oportunidad de influir en las decisiones de la OEA. Esto revela que cada vez es más difícil para Venezuela influir incluso en los países del Caribe (Celac). Le están quitando al país la posibilidad de encontrar una solución negociada, una negociación significativa para recuperar la institucionalidad”, manifiesta.

Sobre las repercusiones económicas que pueda tener, la profesora aclara que dependerá de cada país evaluar sus relaciones bilaterales con Venezuela. “El secretario Luis Almagro en la actualización de su informe recomienda que cada país evalúa su relación con Venezuela para incluir de la manera más constructiva a la solución de la crisis”, recuerda.

Para el internacionalista y también profesor universitario, Luis Daniel Álvarez, la decisión de retiro “demuestra el desconocimiento que en esta materia tiene la Canciller venezolana”, pues coincide en que el país seguirá sujeto al tratado de la OEA hasta que se cumplan los plazos requeridos.

“Pertenecer a la OEA es estar en un entramado donde el Estado se puede blindar democráticamente y a donde se puede acudir cuando hay una dificultad”, concluye.

El abogado experto en derecho internacional Emilio Nouel explicó que el proceso para que un país miembro se retire de la OEA es presentar una carta en la que solicita declarar la nulidad del tratado, lo que en derecho internacional se conoce como la “denuncia” del tratado.

El documento debe estar sustentado en la Convención de Viena Sobre el Derecho de los Tratados.

“Retirarse de la OEA es una irresponsabilidad. Eso no lo hicieron ni los dictadores más crueles del hemisferio. Esto significa aislar el país”, opina.

Foto: www.cubanet.org