Para el #6D a las 6 quedó la cita de la oposición, tras cierre de campaña de Caracas - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 2 DICIEMBRE, 2015 23:53

Para el #6D a las 6 quedó la cita de la oposición, tras cierre de campaña de Caracas

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

Ver más de

Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El 6D a las 6 es la cita pautada por los candidatos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) con todos los electores. Así quedó dicho en el cierre de campaña de Caracas, donde banderas de Primero Justicia ondeaban entre una multitud convocada en la Plaza Brion, en Chacaíto, a partir de las 3:00 pm. También una que otra gorra de Alianza Bravo Pueblo o un escudo de Acción Democrática en alguna franela se asomaban entre los presentes. Al fondo, hacia la estación de metro al final de la plaza, un toldo de Un Nuevo Tiempo estaba en pie. Cientos de personas se enfilan vía Sabana Grande, esperando ver a un candidato o a los artistas invitados.

La vida en la Plaza Brion se dividió en dos: entre aquellos que querían ver a sus candidatos y quienes apuraban el paso para llegar a la casa. No faltaron predicadores al final de la tarde dictando sermones en los bancos cerca de la Plaza Martí, subiendo la voz para no ser opacados por las cornetas, ni los jóvenes haciendo break dance frente al Centro Comercial Expreso de Chacaíto con Víctor Muñoz de fondo. Cerca de 20 personas hacían cola para tomar los autobuses vía Baruta. Otras 30 estaban paradas para sacar dinero en un cajero Mercantil con la plaza oscurecida.

Un niño disfrazado de ángel se vino del nacimiento humano de su colegio hasta la concentración. Desde los hombros de su padre, sostiene una bandera de PJ entre la multitud. «No se quiso cambiar, está vestido así desde la mañana. Luego nos vinimos para acá. Se ha robado el show», explica su papá, en el público. La gente los saluda, les sonríe y toman fotos.

A las 4:00 pm ya se escuchaban las cornetas y la gente desde la estación de metro. Unos esperaban en banquitos, otros aprovecharon la ocasión para hidratar a los presentes vendiendo agua a unos exagerados 60 bolívares. Rosas, raspaditos y las clásicas banderas y gorras tricolor estaban a la venta, a la mano de la gente. Las franelas con «Venezuela quiere» y «No me rindo» se cotizaban a Bs 600. Las gorras más caras, a 2 mil cada una.

Parecía que iba a caer un palo de agua. Algunas gotas cayeron al principio del acto de cierre de campaña, pero la gente no se movió.

Los candidatos se dejaron ver cerca de las 5:00 pm. Jesús Abreu, por el circuito 1 de Distrito Capital, fue el primero en subirse a la tarima, vestido de naranja. «Este es el tarjetón por el que hay que votar el 6D», dijo mientras sostenía una foto de la tarjeta de la Unidad.

Después de Abreu, José Guerra tomó el micrófono. «¡Ese es mi candidato, ese es mi candidato!», gritaba una mujer vestida de amarillo en el público. «Yo soy de los Jardines del Valle y yo vine con su esposa», expresó.

El economista y candidato por el circuito 4 de Caracas dijo que su aporte a la Asamblea Nacional sería «económico y financiero para resolver la crisis». Guerra también enumeró una serie de leyes que aprobaría la oposición de resultar electa el 6D.

«Voy a enumerar las leyes que vamos a hacer: la primera va a ser recuperar el poder adquisitivo de los salarios; la segunda será para recuperar y promover la producción nacional; la tercera es para repatriar los capitales que los corruptos se llevaron. La cuarta ley que vamos a introducir es para darles los títulos de propiedad a quienes viven en la Misión Vivienda», dijo.

Marialbert Barrios, candidata al circuito 1; Richard Blanco, por el circuito 5; y Jorge Millán, por el circuito 2 de Caracas, también dirigieron unas palabras a los presentes. Una constante en los discursos fue refutar lo que ha dicho el Gobierno sobre eliminar los programas sociales. «Vamos a reforzar las misiones desde Catia, El Junquito y La Pastora», aseguró Barrios. Los candidatos igualmente afirmaron que no le quitarían las pensiones a los adultos mayores.

Con canciones de la campaña, la gente respondía al animador. «Abajo, a la izquierda, en la esquina, la de la manito» y «Venezuela quiere cambio» repetían una y otra vez los presentes, cuando no había nadie al micrófono. Desde los balcones y techos cercanos saludaban personas y gritaban consignas. «Liberen a los estudiantes» se leía desde una pancarta cercana a la tarima.

Richard Blanco, presidente de Alianza Bravo Pueblo, aseguró que los presos políticos serían liberados. «Sé que significa estar preso sin haber cometido ningún delito. Antonio Ledezma, Leopoldo López, los estudiantes, Manuel Rosales», señaló.

Después de la aparición de Blanco, el presentador dijo que iba a haber una sorpresa y que vendría una persona que no es candidato. «¿Será Capriles?», preguntó una señora a otra en el público. Sin embargo, las dudas quedaron disipadas cuando Mitzy Ledezma tomó el micrófono y dirigió unas palabras a los electores. «No soy yo quien debería hablarles, sino Antonio Ledezma», expresó. «Tan bella. Mándales saludos a Antonio», se despidió la misma mujer que pensó que vendría el gobernador de Miranda.

Artistas venezolanos animaron el evento con diferentes géneros musicales: pop, merengue, rap, salsa y gaitas. Los más bailados fueron Maracaibo 15 y Víctor Muñoz. Cerca de la tarima, familiares de los candidatos y seguidoras de Primero Justicia bailaban cerca de la tarima. Más atrás no había tanto espacio, el radio era mínimo pero suficiente para ondear las banderas.

«¿Ya sabes por quién vas a votar el 6D?», preguntan a uno de los muchachos de protocolo. «Sí, en la de arriba, por la de los ojitos», contesta. Luego de unos segundos de silencio entre tanto ruido alrededor, responde en broma: «No vale, ese error no lo cometo yo», dice.

Para el 6D a las 6 quedó la cita opositora con el cierre de campaña.