ONU pide respeto para familias de víctimas de incendio en cárcel de Venezuela - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 29 MARZO, 2018 11:00

ONU pide respeto para familias de víctimas de incendio en cárcel de Venezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La ONU se declaró este jueves, 29 de marzo, “horrorizada” por el incendio en un centro de reclusión en Venezuela que dejó 68 muertos y pidió respeto para las familias de las víctimas, tras recibir información de que se usó gas lacrimógeno para dispersar sus protestas.

“Nos preocupan las informaciones de que las fuerzas de seguridad utilizaron gas lacrimógeno para dispersar a los familiares que se habían reunido frente al centro de reclusión” de la Policía Estatal de Carabobo, en el centro del país, indicó en un comunicado la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El único objetivo de esas personas era pedir información sobre sus seres queridos, agregó la entidad de derechos humanos.

Pidió a las autoridades que se respete el derecho de esas familias a obtener información correcta sobre lo ocurrido.

La Oficina de Derechos Humanos recordó que el incendio tuvo lugar cuando, según varias informaciones, se registraba un enfrentamiento entre detenidos y las fuerzas que vigilaban el recinto carcelario.

“Pedimos a las autoridades venezolanas que realicen una investigación completa, rápida y efectiva para determinar las causas de esas muertes, ofrecer reparaciones a las familias de las víctimas y, cuando sea aplicable, se castigue a los que puedan haber sido responsables”, indicó.

La entidad de la ONU sostuvo que el hacinamiento generalizado en las prisiones de Venezuela, así como el hecho de que celdas en instalaciones policiales previstas para detenciones de corto plazo terminen siendo usadas como centros permanentes de detención, son condiciones que generan violencia.

Ello se agrava por los retrasos judiciales y el uso abusivo de la detención preventiva.

“Los Estados son garantes de las vidas y de la integridad física de las personas privadas de su libertad. Pedimos al Gobierno de Venezuela que adopte medidas inmediatas para mejorar las condiciones de detención y que éstas respeten los estándares internacionales de los derechos humanos”, indicó.

Agregó que ello incluye la prohibición total de torturas o maltratos equivalentes.

En medio de esta situación, la ONU pidió a Venezuela ratifique el protocolo opcional de la Convención contra la Tortura de modo que haya una supervisión independiente de las prisiones por parte de una instancia internacional.

A continuación el texto completo

Declaración de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU sobre las muertes en una cárcel en Venezuela

GINEBRA (29 de marzo de 2018) – Estamos consternados por las terribles muertes de al menos 68 personas en Venezuela después de que un incendio arrasara la cárcel de una estación de policía el miércoles a raíz de presuntos enfrentamientos entre detenidos y miembros de las fuerzas de seguridad.

Instamos a las autoridades venezolanas a llevar a cabo una investigación pronta, exhaustiva y efectiva para establecer la causa de estas muertes, proporcionar reparaciones a las familias de las víctimas y, cuando corresponda, identificar y llevar a los responsables ante la justicia.

También estamos preocupados por informes que indican que las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a los familiares que se habían congregado frente a la estación de policía en Valencia, estado de Carabobo, para exigir información sobre sus seres queridos. Llamamos a las autoridades a respetar el derecho de las familias a la información y a la reunión pacífica.

En las prisiones y cárceles de la policía en Venezuela, usadas usualmente como centros permanentes de detención, existe hacinamiento generalizado y condiciones terribles de detención. Las malas condiciones, exacerbadas por los retrasos judiciales y el uso excesivo de la detención preventiva, generan reiterados hechos de violencia y motines.

Los Estados son los garantes de la vida e integridad personal de las personas privadas de libertad. Llamamos al Gobierno de Venezuela a que adopte inmediatamente las medidas para mejorar las condiciones de detención en cumplimiento con las normas y los estándares internacionales de derechos humanos, incluida la prohibición de la tortura, así como los tratos y penas crueles, inhumanos y degradantes. 

Llamamos a las autoridades a que ratifiquen el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura con el fin de que se habilite un monitoreo independiente de centros de detención por un mecanismo internacional.

EFE