La Venezuela del futuro debe superar el rentismo y el centralismo

POLÍTICA · 24 FEBRERO, 2021 19:43

La Venezuela del futuro debe superar el rentismo petrolero y el centralismo, señalan analistas

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo Fotos por EFE

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El centralismo y el sistema presidencial que impera en Venezuela “es parte de una herencia autoritaria”, en opinión del politólogo Guillermo Tell Aveledo.  El profesor universitario debatió junto al sociólogo Edgardo Lander cómo el rentismo petrolero “dinamitó la democracia” y sobre qué reformas debe fundarse la Venezuela del futuro.

“Es común que los petroestados terminen imponiendo lógicas verticales, autoritarias, en las cuales el Estado es el centro y el resto de las instituciones y la sociedad dependen de ese Estado, está dinámica no contribuye a la creación de relaciones democráticas. La democracia no es solo un hecho político de quién vota o cómo están organizados los partidos sino la capacidad organizativa de la sociedad para que tenga capacidad de construir su autonomía, autogobierno y pluralidad”, argumentó Lander.

El sociólogo afirmó que el modelo rentista petrolero implosionó y, en consecuencia, es necesario plantearse cuál será la base material que sustentará a la Venezuela democrática del futuro.

“Depender de las importaciones como lo estamos haciendo hoy, sin capacidad de exportación alguna más allá del remate de las riquezas naturales, va a significar la destrucción del país”, sentenció.

No obstante, subrayó que estos cambios económicos implican también un cambio cultural muy profundo. “Tenemos 100 años con la construcción del imaginario de que este es un país rico, que el Estado tiene capacidad para responder y por eso tenemos que organizarnos para exigirle al Estado. Eso es pasado. No es posible que el petróleo pueda llegar a ser la fuente principal de ingresos que fue, entonces, debemos separarnos de la idea de que la solución está en el plano político únicamente, tenemos que echar la mirada también a cómo es la construcción de un tejido productivo democrático, descentralizado, que ampliamente vaya comenzando a responder a las necesidades de la población”, sostuvo.

En ese sentido, el politólogo Guillermo Tell Aveledo señaló que es necesario pensar hasta qué punto se puede lograr que elementos del actual extractivismo sirvan para construir la base material del futuro.

A su juicio, las gobiernos que antecedieron al de Hugo Chávez “hicieron un intento por tratar de construir una democracia petrolera, un intento que tuvo éxitos y una incidencia positiva y significativa para la población venezolana”. “En sentido comparativo, los gobiernos de Punto Fijo fueron, en alguna medida, demócratas a pesar del petróleo”, manifestó.

Autoritarismo

Para Lander el gobierno de Nicolás Maduro exhibe unas “tendencias autoritarias fuertes”. “Creo que hay en buena parte de la izquierda en el mundo una ausencia de reflexión autocrítica sobre por qué los ideales del socialismo llevaron a la revolución soviética y a otras experiencias a terminar como terminaron y no hay un reconocimiento de cómo se ha concebido en buena parte de esa tradición política el papel del líder”, expuso.

Agregó que: “Cuando vemos que una persona se siente con la capacidad de decidir sobre el futuro del país y con la Ley Antibloqueo declara que las finanzas públicas y los contratos de interés nacional son secreto de Estado y que la población no tiene derecho a eso estamos en un camino de creciente autoritarismo”.

Destacó que en las filas chavistas no todos los actores apuntan a la misma dirección y el desprendimiento del Partido Comunista de Venezuela (PCV) es una prueba de ello. También considera que la polarización de la sociedad venezolana cambió y ahora es una mayoría la que quiere salir de Maduro, pero tampoco está de acuerdo con la política del opositor Juan Guaidó.

El profesor Guillermo Tell Aveledo explicó que la base de la democracia es una creencia, según la cual los seres humanos somos iguales, tenemos los mismos derechos, y ese reconocimiento es el que supone que los individuos serán capaces de autogobernarse.

“Lo que temo es que esto esté siendo socavado por los extremos que plantean que no es posible un autogobierno sino que hay que gobernar desde arriba bajo la legitimación de un aparente orden democrático”, advirtió.

“La idea de la democracia se traiciona cuando en la práctica los individuos ven que la declarada igualdad y libertad no es real y ahí están las taras que debemos superar. Pero esto pasa por la exigencia, esto no lo va a entregar el que tiene el poder”, añadió.

La Venezuela del futuro

Aveledo abogó por abandonar algunas competencias del estado central y verter esas competencias en el poder local. “Hay que hacer una reingeniería del Estado. El sistema presidencial es parte de nuestra herencia autoritaria, tenemos personas en la presidencia con una cantidad de responsabilidades que pasan sin ningún cuestionamiento por su escritorio, eso es absurdo. Nuestro Ejecutivo es todopoderoso, el artículo más largo de la Constitución es el de las competencias del poder público nacional”, cuestionó.

“Hay que desmontar la lógica vertical centralizadora del estado petrolero rentista y esto pasa porque se tenga un piso productivo democrático”, concluyó Lander.

Los analistas compartieron sus reflexiones, este miércoles 24 de febrero,  en el tercer encuentro promovido por el Movimiento ciudadano Dale Letra, en alianza con la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (Wola), Servicio de Información Pública, Caracas Ciudad Plural, Radio Fe y Alegría, Fedecámaras Radio, Radio Comunidad, Contrapunto y Efecto Cocuyo.