La marcha del oeste caraqueño cumplió su meta hasta la CEV

POLÍTICA · 22 ABRIL, 2017 21:55

Ver más de

Alessandro Di Stasio | @Adistasiob


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las calles del oeste caraqueño amanecieron repletas de funcionarios de seguridad del Estado. Desde los llamados rinocerontes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) hasta las tanquetas del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) restringían el paso por la autopista Francisco Fajardo y sus alrededores.

Sin embargo, la meta era clara para los manifestantes opositores este sábado, 22 de abril: llegar a la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) en Montalbán para rendir honor a las personas asesinadas desde el inicio de las jornadas de protestas, a comienzos de este mes.

Los puntos de concentración eran 20, entre los que destacan Las Villas, Roca Tarpeya, Los Símbolos, Los Ilustres y La Vega, territorios donde la oposición no había podido realizar grandes movilizaciones.

A partir de las 10 de la mañana cientos de manifestantes se comenzaban a congregar en el c.c. Las Villas. Niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad llegaban al lugar.

Para algunos el momento era tenso, pues consideraban que pudiera haber enfrentamientos con los órganos de seguridad del Estado, a quienes atribuían una fuerte represión en las últimas protestas.

No obstante, con firmeza y bajo el grito de “¡Libertad, libertad, libertad!”, a las 12:30 de la tarde inició el recorrido de ahora no cientos, sino miles de manifestantes.

Entre ellos se encontraba la señora Gladys Pérez, quien sosteniendo un cartel exigiendo al Gobierno el cese a la represión, marchó junto a sus nietos.

La exigencia de Pérez no era la única. La señora Rosaura, conocida por muchos de los presentes como “la negra”, solicitó la liberación del alcalde metropolitano Antonio Ledezma y de todos los presos políticos.

Los manifestantes tomaron la avenida Teherán, que los llevaría directamente hacia la CEV, pero dos escenarios devolvieron la tensión al ambiente: la fuerte presencia de funcionarios de la PNB y GNB, y el paso por enfrente de la Gran Misión Vivienda Venezuela, desde donde se observaban imágenes y afiches del presidente fallecido Hugo Chávez.

La respuesta no fue conflictiva. “Pueblo, escucha, únete a la lucha”, gritaban quienes marchaban a pleno calor del día.

Dirigentes opositores como Henry Ramos Allup, María Corina Machado, Henrique Capriles y diversos diputados de la Asamblea Nacional acompañaban a los manifestantes en el recorrido.

A las 2 de la tarde se llegó a la meta, lo que significaba que apenas por segunda ocasión en estas nuevas jornadas de protestas contra el Gobierno y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la oposición lograba completar el recorrido planificado, una semana después de que lo hicieran el jueves santo.

Primero lo cumplió el grupo de Las Villas, pero minutos y horas después se fueron sumando los manifestantes que venían incluso desde Chacaíto, quienes fueron escoltados por un contingente de la PNB.