"La desconfianza es la piedra de tranca de la negociación", según Piero Trepiccione - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 19 AGOSTO, 2019 23:00

«La desconfianza es la piedra de tranca de la negociación», según Piero Trepiccione

Texto por Cristofer García | @cristofueg

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Este lunes, 19 de agosto, se cumplen 12 días desde la suspensión de las negociaciones entre la administración de Nicolás Maduro y la representación del presidente (e) Juan Guaidó. Un diálogo de más de cuatro meses que no ha arrojado los resultados esperados para ninguna de las partes, aunque a juicio de politólogos su reanudación pareciera pronta.

Para Piero Trepiccione ha existido un principal obstáculo para no alcanzar acuerdos en la negociación: la falta de confianza entre ambas partes. El especialista apunta a la polarización como al responsable de esta desconfianza.

«No hay confianza. Estos 20 años de polarización han dejado secuelas, la mayor es la desconfianza, que es la mayor piedra de tranca en la negociación. Es un elemento que hay que trabajar. Noruega ha apuntado en esta dirección», dijo.

Trepiccione aseguró que la administración de Guaidó debe ofrecer mayores garantías al gobierno de Maduro en la negociación, para que afloje su política agresiva.

«Hay que ser más discreto en las declaraciones, hay que dar señales concretas de carácter diplomático y estratégico, hacer movimientos que las otras partes interpreten que se vence el miedo».

El pasado 7 de agosto el gobierno de Maduro anunció su retiro de la mesa de conversación en Barbados, con mediación de Noruega, como respuesta a las sanciones económicas de Estados Unidos contra su administración.

Según el experto en ciencias políticas, Gilberto Carrasquero, parte más perjudicada de estas infructuosas conversaciones ha sido la oposición.

«La oposición no ha logrado nada pero el Gobierno ha comprado tiempo. La inercia beneficia a quién está en el poder. El posible beneficio sería una salida negociada, pero los verdaderos poderosos no están en disposición de negociar».

El también politólogo, Piero Trepiccione, coincidió en las conversaciones se retomarán. Aseguró que ambas partes están interesadas en alcanzar un acuerdo este año, que calificó como crucial de definición política.

«Este es un año crucial por muchos factores, más allá de los cambios políticos hay una población golpeada, una región severamente afectada por la migración. No se pueden extender las conversaciones más allá de 2019», dijo Trepiccione.

Diálogo fracasado

«Los malos no se van por las buenas». Para Carrasquero ninguna negociación con la administración de Maduro es suficiente para lograr una transición política. El analista político opinó que la única vía para deponer al gobernante venezolano es a través de una cooperación internacional de fuerza, liderada por Estados Unidos.

«El poder no se cede, se toma, te lo quitan. Te cercan hasta el punto que no te queda alternativa que entregarlo. No veo ninguna posibilidad de que (la administración chavista) ceda el poder. La única posibilidad es quitárselo por las fuerzas», afirmó.

Por lo tanto, para el politólogo las conversaciones están condenadas al fracaso porque, quienes están comprometidos por delitos y retienen grandes porciones de poder dentro del chavismo, según Carrasquero, frenan las negociaciones.

«Las cosas que habría que negociar no son negociables. El problema es que los políticos (de oposición) quieren salidas políticas que los preserves. Tienen en visión al cuota de poder futura en vez de la salida. No quieren una salida que no los incluye a ellos. Una salida. Ala fuerza no garantiza que vayan a estar después», dijo.

En cuanto a las acciones que le corresponden tomar al Poder Legislativo, está solicitar este apoyo internacional, más allá del respaldo diplomático que ya existe alrededor de Guaidó y su administración.

«La Asamblea Nacional solo tiene la capacidad de orquestar una restitución constitucional interna. Pero, en ausencia de una fuerza interna, tiene que haber una fuerza externa».

Sin embargo, a pesar de las reiteradas muestras de fuerza por parte de Maduro y su negación a ceder poder, Trepiccione afirmó que la presión que ejerce el colapso social sobre el gobernante, lo llevará a ceder.

«En toda negociación las partes involucradas deben ceder algo. No se puede aspirar a todo o nada. Francisco Torrealba,-constituyente- muy cercano a al gobernante, ha dicho que Maduro está dispuesto a ceder en el marco de la Constitución, hay que leer muy bien estás declaraciones».

Además, de acabarse las conversaciones definitivamente, el Parlamento, que dirige Guaidó, debe «aumentar la presión interna y externa. Presionar a la Fuerza Armada, aumentar el cerco diplomático y llamar a la población para forzar el cambio político a corto plazo».

«Salida gatopardiana»

Carrasquero también alertó que las negociaciones pudieran solo arrojar una «salida gatopardiana», en referencia a un cambio sin que nada cambie, o sea, sustituir a Maduro por otros actores del chavismo.

«El único cambio político sería gatopardiano. Uno negociado con Vladimir Padrino López o con Maikel Moreno, les dejas manejar el negocio y se maneja el país como una hacienda de narcotráfico», dijo.

El politólogo desestimó también que las sanciones económicas de Estados Unidos sobre Venezuela produzcan la presión necesaria para que Maduro acceda a una transición política.

«Cuba tiene sanciones y embargos desde hace 60, y así el régimen sigue vivo. Puedes aislar un país pero no obligar a unos hampones a que se entreguen.

Lea también:

Guaidó reitera que elección con Maduro en el poder no sería “realmente libre”

Fotos: Iván Reyes