Capturan a presunto responsable de atentado contra presidente Iván Duque

POLÍTICA · 6 NOVIEMBRE, 2021 19:16

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El ministro de Defensa colombiano, Diego Molano, notificó la captura del presunto responsable del atentado contra el helicóptero en el que viajaba el presidente Iván Duque, ocurrido en junio pasado.

El atacante fue identificado como alias “Aurelio”, las autoridades no revelaron su nombre de pila, pero informaron que es un jefe de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Alias «Aurelio» también estaría involucrado en el ataque contra las instalaciones de la Brigada 30 del Ejército, ambos hechos ocurridos en Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

El 25 de junio pasado seis disparos impactaron el helicóptero presidencial en el que viajaban Duque, dos ministros y varios funcionarios regionales. La Fiscalía informó en su momento sobre la detención de 10 disidentes del Frente 33 de las Farc y también del exmilitar Andrés Fernando Medina Rodríguez, alias «El Capi», que presuntamente había ejecutado y diseñado el «plan criminal» tanto del ataque contra el helicóptero como del atentado con carro bomba contra una brigada del Ejército.

Medina, un militar con alta formación y piloto de helicópteros, fue retirado del servicio por una enfermedad en 2016 tras 12 años de servicio.

De acuerdo a la nota de prensa de la Fiscalía colombiana, el equipo conformado por fiscales especializados –más de 20 investigadores de la Policía Nacional y el CTI, peritos y expertos en diferentes especialidades- obtuvo material de prueba y evidencia técnica que puso al descubierto a una red de este grupo criminal.

Molano aseveró que estos ataques habían sido planeados desde Venezuela por lo que instó a “reflexionar a la comunidad internacional sobre cómo el gobierno de Nicolás Maduro sigue albergando terroristas”.

«Otra vez usan a Venezuela para tratar de ocultar la tragedia de su país: lleno de violencia y grupos armados, cuya economía y clase política reposan en el narcotráfico, una policía represora, masacres y asesinatos diarios a líderes sociales, exportadores de mercenarios magnicidas», respondió el entonces canciller venezolano Jorge Arreaza a las acusaciones de las autoridades colombianas.