Asesinato del capitán Acosta robustece expediente contra Maduro en la CPI, señala Omar Mora Tosta

POLÍTICA · 30 JUNIO, 2019 18:22

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El asesinato del capitán Rafael Acosta Arévalo bajo custodia de la Dirección de Contrainteligencia Militar robustece el expediente que se sustancia en la Corte Penal Internacional (CPI) contra Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad, señala el especialista en ciencias penales y criminológicas, Omar Mora Tosta.

La abogada y representante especial de Juan Guaidó ante República Checa Tamara Suju presentará el caso del militar ante este organismo internacional.

“Todos aquellos que tengan que ver con la responsabilidad directa de lo que pasó, desde arriba hacia abajo, tendrán que responder a la justicia internacional”, afirma Mora Tosta aunque admite que las actuaciones de la CPI toman tiempo porque tiene sus propios protocolos.

“El artículo 43 de la Constitución establece que el Estado debe proteger la vida de las personas que están bajo su custodia. Por todo lo que rodea el caso y las denuncias de los familiares se sabe que ese capitán estaba desaparecido porque fue detenido arbitrariamente y presentado vencido el plazo que establece la constitución (48 horas siguientes a la detención). Se había materializado no solo una detención arbitraria sino una desaparición forzada cuando fue llevado al tribunal”, explica Mora Tosta.

A su juicio la contradicción entre los comunicados que fueron publicados por el ministro de Comunicación e Información de Nicolás Maduro y el ministerio de la Defensa “parecieran intentar justificar el momento en el que muere (el capitán) y luego tratan de tapar el sol con un dedo ordenando una investigación”.

MinDefensa informa que capitán Acosta Arévalo “se desmayó” antes de que iniciara su audiencia de presentación

La ONG defensora de derechos humanos Provea también advierte que el comunicado oficial del “gobierno de facto” de Nicolás Maduro “está dirigido esencialmente a deshumanizar a la víctima, enmarcando los hechos en un contexto de “enemigos de la Constitución y la paz” y diciendo que la víctima estaba imputadapor graves actos de terrorismo, sedición y magnicidio en grado de frustración”.

«El Estado influye temor a través de los órganos de poder en contra de la población por razones políticas», sentencia el abogado.

Está en marcha el patrón de terrorismo de Estado, advierte San Miguel

Foto: revistazeta.net