Andrés Caleca: Sentencia del TSJ estimula la abstención

POLÍTICA · 10 JUNIO, 2020 12:20

Andrés Caleca: Sentencia del TSJ estimula la abstención

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Andrés Caleca, expresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), rechaza la sentencia N° 68 del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) porque advierte que ordena la usurpación de funciones de la Asamblea Nacional.

El fallo declara la omisión legislativa y se arroga la elección de las autoridades del Poder Electoral. En los últimos 20 años, el máximo tribunal ha nombrado a cuatro directivas del CNE, aunque no es una de sus atribuciones, según la Constitución.

“Desde el punto de vista práctico la sentencia interrumpe el proceso de designación del CNE en la Asamblea Nacional y las consecuencias de eso van a ser terribles, la consecuencia va a ser una grandísima abstención, una poca participación electoral y otra vez se va a dar un proceso electoral que no va ser reconocido por nadie y que no resuelva la crisis del país”, cuestiona.

Y agrega “la abstención en Venezuela de manera estructural esta llegando al 40%. Esta es la gente que no vota bajo ninguna circunstancias”.

La Sala Constitucional también desaplica artículos de la Ley Orgánica de Procesos Electorales y ordena al CNE asumir el desarrollo normativo de los mismos.

Para el exrector esto permite al CNE ser “juez y parte” y lo convierte en un “poder incontrolable” al otorgarle potestades legislativas.

“Le atribuyen al CNE la capacidad de legislar en la materia electoral con lo cual pasan por encima de la Constitución y por encima de la propia sala electoral del TSJ que tiene una serie de atribuciones sobre la materia. Eso es una usurpación de funciones de la Asamblea Nacional”, sentencia.

Advierte además la falta de vacantes que existe actualmente en el Poder Electoral.  “Lo primero que hace ruido es que los rectores no tienen su periodo vencido precisamente por decisiones anteriores del TSJ. Es decir que según el propio TSJ no hay ninguna vacante de modo que no tiene sentido que declare la omisión”, expresa.

En 2014, el TSJ ratificó en sus cargos a Tibisay Lucena y a Sandra Oblitas y designó a Luis Emilio Rondón en sustitución de Vicente Díaz en su sentencia Nº 1.865. Sus periodos vencen en 2021.

“Este es un desastre desde el punto de vista lógico que no se cómo jurídicamente lograron armar”, afirma.

No obstante, Caleca está de acuerdo con una reforma a la Ley Orgánica de Procesos Electorales que haga más justo la representación proporcional de las fuerzas políticas.

“La actual ley electoral se echa por delante el principio constitucional de representación proporcional de las minorías. En 2005, la Asamblea Nacional absolutamente chavista, que pensó que iba a ser la mayoría de este país de por vida, modificó la ley para que el ganador de cualquier elección hiciera caída y mesa limpia con la representación, luego eso se les revirtió en 2015”, opina.

¿Un juego político trancado?

Para Caleca, la única forma de evitar la profundización de la crisis política es devolviéndole la potestad al comité de postulaciones electorales de la Asamblea Nacional para designar a las nuevas autoridades en el marco de un gran acuerdo nacional.

“El país ya no quiere un CNE que sea consecuencia del reparto político, el país quiere que se cumpla la Constitución que dice que los rectores deben ser independientes de cualquier militancia política. Los señores (Felipe) Mujica, (Henri) Falcón y (Claudio) Fermín están en 1987, eso ya fue superado por Venezuela. El electorado está exigiendo que el CNE se nombre por amplio consenso de la mayoría de las fuerzas políticas representadas en la Asamblea Nacional y de acuerdo a la Constitución”, sostiene.

Miembros de la mesa de diálogo nacional han informado a Efecto Cocuyo que la negociación, vía TSJ, implicaría designar a dos rectores de “oposición” que tendrían poder de veto en las decisiones que se tomen en instancias relevantes como la Junta Nacional Electoral y las comisiones de Participación Política y de Registro Civil y Electoral.

Sobre esto, Caleca responde: “Sí ese es el acuerdo al que se va a llegar entonces que modifiquen la ley y digan que el CNE regresa a su condición anterior que es que esté integrado por un representante de cada partido. Pero no vengan con una farsa de unos tipos que supuestamente son independientes”.

Destaca que el próximo año hay elecciones regionales en el país y se abre la posibilidad para convocar un referendo revocatorio contra Maduro, por lo que es necesario defender la vía electoral.

“Los factores políticos deben deponer sus intereses y defender la institución del sufragio”, expone.

Aunque advierte que actualmente confluyen tres factores muy poderosos que no quieren elecciones: el gobierno de Nicolás Maduro porque amenaza su permanencia en el poder, un sector de la oposición que ve la elección también como una amenaza para su reelección en el Parlamento y otro sector opositor que tiene una estrategia insurreccional.