Movida electoral - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 2 NOVIEMBRE, 2019 05:04

Movida electoral

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“En Venezuela, tanto líderes del gobierno como de la oposición destilan homofobia”

Las tierras del cono sur han temblado socialmente en estas últimas semanas y esas ondas han subido por el altiplano, la cordillera andina y se adentran en el altamar caribeño.  Hay gente que brinca en una pata por los temblores y otra que quiere salir corriendo.

Primero (aunque no sepamos quién fue primero) se movió el piso político de Perú.  Salió un monstruo con dos cabezas presidenciales (como en Venezuela), desapareció de un plumazo el Congreso o Asamblea Nacional, uno de los poderes capitales de un Estado democrático y, del susto, el Grupo de Lima salió corriendo y la OEA miró para otro lado.

Después se sintió el merequetén en Ecuador. Los indígenas (ojo, no unos salvajes ignorantes como en la películas o en el imaginario de alguna gente, por el contrario,  algunos con títulos universitarios y eso que llaman “gente preparada”)  protestaron avanzando hacia la capital.  La cosa estuvo tan apretada, que el Presidente de la República agarró su silla y se fue pa´villa de donde no ha salido aunque haya echado pa´tras parte de las medidas económicas incendiarias que había tomado.

El incendio en Chile no ha parado en casi un mes.  Han ardido trenes, autos, edificios y el espíritu de millones de chilenos y chilenas clamando por “una vida digna de vivir”.  Válgame Dios!, si eso exige una parte de la sociedad en uno de los países con las economías más sólidas del continente, ¿qué queda para los más pobres?

Una razón de las protestas en Chile es que la recetas de la economía liberal parecen resultar peor remedio que la enfermedad de los pobres.  El Presidente de ese país también echó pa´tras las medidas pero ni nai, los ánimos siguen prendidos

Una movida menos violenta pero no por ello menos convulsiva se ha sentido en Argentina.  Ha sido como un tango. Suave, elegante pero con cierto zarandeo.  Hay gente que cuenta ocho pasos y no puede dar el giro que ese baile exige.  Le resulta increíble.  Insulta a los votantes, ignora la incompetencia del gobierno anterior.  De nuevo, el neoliberalismo en el banquillo de acusados.

Y en Uruguay se va a un segundo round electoral. Hasta ahora ha sido un movimiento lento, menor que en Argentina, a ritmo de tango clásico.  Nada que lamentar ni de que alegrarse, por ahora.

Hubo también un cierto temblor electoral en Colombia. Quienes se creían ricos y apoyados, seguirán siendo lo primero pero perdieron algo de lo segundo. 

Singular ha sido el resultado en la alcaldía de Bogotá.  Allí, por primera vez eligen a una mujer.  Siempre las primeras veces hacen historia. Y ella se las trae: Es estudiada, curtida en materia política, en derechos humanos, en la lucha anti corrupción.  Por ello, convenció a buena parte del electorado, quien, no tuvo reparo en que también sea lesbiana abiertamente.  Al fin y al cabo eso poco tiene que ver con su desempeño administrativo.  Pensó bien ese electorado.

Pocas mujeres de la vida pública (otro ojo: no de la calle, ni de la vida alegre), con excepción a algunas del espectáculo, dejan saber su orientación sexual cuando pudieran ser sancionadas por parte de la sociedad y la alcaldesa de Bogotá, lo ha hecho con naturalidad, como tiene que ser.  Por eso le dedico la foto de esta columna.

Mientras eso pasa en la conservadora Colombia, en la revolucionaria Venezuela aunque algunos gays y lesbianas hayan sido electos alcaldes, gobernadores y quién sabe si presidentes, ninguno/ninguna ha atrevido a hacer pública su orientación sexual aun cuando todo el mundo la suponga.

En Venezuela los gays y lesbianas, en política, tienen que cuidarse hasta de los compañeros y compañeras de su misma tolda.  Aquí, a cualquiera le cortan rabo y oreja por decirlo.  Tanto líderes del gobierno como de la oposición destilan homofobia.

Y el temblor de tierra política que viene desde el cono Sur ha llegado hasta el Caribe.  En el pobre (económicamente hablando) Haití la protesta antigubernamental ha estado tan caliente como allá abajo y poca cobertura de prensa ha tenido. 

Pareciera que es tan frecuente que de Haití provengan malas noticias que los 30 y tantos muertos, incontables heridos y detenidos en las semanas de protestas apenas logran alguna cobertura periodística.  ¿Será que la política y economía haitiana no importa al Continente?.  Mejor que sea eso y no que los medios los ignoren por ser negros y pobres.

Como una paradoja, mientras hay remezones por todos lados de América Latina, el país más convulsionado de la región en las últimas décadas, Venezuela, está en una tensa calma, sumergido en el hambre e infinitas calamidades.  La formula socialista tampoco ha funcionado y se ha protestado numerosísimas veces y de todas las maneras posibles, pero nada, siguen.

Lo que más se oye ahora en la tierra de Bolívar es que las altas esferas van a elegir a un nuevo Consejo Electoral dado que las tropas extranjeras, llamadas por una parte de la oposición, por ahora, no vendrán.  Mientras, mucha gente piensa en cómo resolver el día a día o irse a otro país.  Venezuela, sin duda, hasta quieto, es el país más convulsionado del Continente.  Un paraíso perdido.  

Foto: Lafm.com.co

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor

Miradas sobre el barrio

Lee también:

https://twitter.com/RevistaOjoZurdo/status/1188443286362640384

https://elpais.com/internacional/2019/10/28/colombia/1572226322_810246.html?id_externo_rsoc=TW_CM&hootPostID=30258bdb2cda291918ff4b1087ae0f6c

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 28 MARZO, 2018

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 4 JUNIO, 2020 04:53

“El madurazo” trae más desigualdad

El autodenominado gobierno obrero, gobierna contra los obreros. Aumenta la miseria y agiganta la desigualdad social. Una característica de la política económica de Maduro en los dos últimos años es adoptar medidas pensando en quienes tienen algunos ingresos en dólares, ya sea por remesas o por honorarios y salarios. Resolvió, en buena parte, la escasez […]

OPINIÓN · 4 JUNIO, 2020 04:25

Riesgos en la red: pedofilia solo a un clic

Hemos planteado en este espacio cómo el confinamiento ha creado condiciones ideales para los abusadores sexuales en las casas y entornos cercanos a los niños, así como en las redes sociales. Mencionamos cómo algunas personas siguen pensando: “eso no ocurre aquí”, “eso le pasa a otras personas” o “pasa en otros tipos de familia”. La […]

OPINIÓN · 3 JUNIO, 2020 04:35

El mal manejo de las emociones también es una pandemia

He dado no menos de diez charlas en los últimos días sobre el manejo de las emociones durante la cuarentena. La llamo “Manejo de las corona-emociones” y han estado bastante concurridos por gente del ámbito organizacional, pero también particulares en busca de alguna recomendación sanadora. Como le decía a una amiga, los psicólogos nos estamos […]

OPINIÓN · 2 JUNIO, 2020 04:31

Los enemigos del pensamiento

Para escapar de una patética suerte, muchas personas escogen caminar en sentido inverso al que dictan las circunstancias. Es decir, como el “cangrejo”. Así que para evitar afrontar las contingencias que les depara la vida en su vaivén pendular, optan por encarar las vicisitudes. Sin medir o calcular los efectos que resultarían de la decisión […]