OPINIÓN · 30 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Mi historia, mis términos

Ver más de

Susana Reina | @feminismoinc

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Así se llama el libro que en días pasados presentamos desde la ONGs Resonalia y FeminismoINC, fruto de un trabajo liderado por la activista feminista María Luisa Campos y en esfuerzo solidario con muchas otras mujeres y organizaciones feministas en Venezuela.

Se trata de un libro para sobrevivientes de violencia sexual basado en una traducción libre al español del plan de estudios del taller de narración transformadora del Movimiento WomensJusticeNOW.org en Estados Unidos. Fue escrito para reflexionar, escribir y compartir experiencias como sobrevivientes de todas las formas de violencia sexual y usar la voz propia como herramienta para el cambio personal, político y social.

Lo que más me cautivó de esta guía o manual de trabajo es que invita a hacer lo que desde toda la historia del feminismo las mujeres hemos querido y es recuperar el derecho a nuestra palabra para expresar lo que nos pasa, a tener derecho y espacio público para poder decir lo que nos acontece, para darle un espacio importante a nuestras narrativas.

Hablar es un acto de resistencia feminista

Cuando no te quedas callada, cuando respondes, cuando preguntas, cuando cuestionas, cuando dices lo que realmente te sale del corazón sin esperar complacer a nadie, sin esperar los tiempos de nadie sino los propios, estás rompiendo con siglos de silencio y opresión que sobre las mujeres se ha ejercido.

Audre Lorde en su libro Letanía de la supervivencia recoge muy bien el espíritu de Mi historia, mis términos con este poema: «Y cuando hablamos tenemos miedo de que nuestras palabras no se escuchen ni sean bienvenidas, pero cuando estamos calladas seguimos teniendo miedo, así que es mejor hablar y recordar que nadie esperaba que sobreviviéramos». Realmente poderoso mensaje que invita a poner el poder en las palabras que expresamos de forma abierta y pública.

Para quienes comparten una historia de trauma producto de abuso sexual, el escucharse las unas a las otras equivale a ganar un espacio para rescatar su derecho a ser quienes son y a ser tratadas con amabilidad y compasión. Al desafiar los recuerdos poco saludables y ampliar la forma en que ven las historias de su vida, encuentran historias alternativas y esto sin duda alguna, conduce a puntos de vista nuevos y más saludables en el futuro.

El poder de las emociones

Hoy en día sabemos desde la neurobiología de las creencias que, para el cerebro, cuando uno recuerda una situación, es como si la estuviera viviendo nuevamente en la realidad; el cerebro no distingue entre lo que es imaginado o lo que es real. Por lo tanto, cuando nos ponemos en el modo de confesar y recordar una experiencia traumática, estamos volviendo a invitar a las emociones a estar allí, estamos rompiendo el dique que le da paso al odio, a la amargura, al rencor, a la tristeza, a la depresión.

Ese es un acto profundamente feminista, porque a pesar de que siempre se dice que a las mujeres nos educan más en la expresión de las emociones, en realidad no se nos permiten expresar las emociones negativas. Si estamos en modo alegría, paz y bondad, todo el mundo nos aplaude, pero cuando hablamos de rabia, odio, tristeza o resentimiento pues pareciera que ya no somos tan bienvenidas y la presión o la reacción social para que las reprimamos es realmente dura, pero efectiva.

Expertas en traumas han descubierto que compartir historias de violencia de género son parte importante del proceso de sanación y ayuda a fortalecer las propias capacidades de recuperación. Muchas sobrevivientes de abuso han permanecido en silencio por multitud de razones como la vergüenza, la culpa o el miedo a que la gente no les crea. De allí la importancia de abrir espacios para que se sientan escuchadas y puedan hablar libremente de sus experiencias, porque las historias conectan.

Para facilitar este duro trabajo, el libro está escrito en un tono muy respetuoso del proceso personal y psicológico de cada una, muy empático y con tal sentido protector y nutritivo, que aunque se haga en soledad, las palabras que de allí emergen acompañan y reconfortan.

A difundir

No hay manera de hacer feminismo si no abordas el tema de la violencia, la estructural y simbólica, la violencia histórica, la sistémica, machista y sexista, violencias que atraviesan todos los ámbitos de nuestra vida. Bien sea desde la prevención como desde el acompañamiento a las víctimas o desde las propuestas regulatorias, todas las activistas feministas tenemos que verle la cara en algún momento al fenómeno de la violencia. Por ello, al dotarnos de herramientas como este libro, facilitaremos el esfuerzo de recuperación de muchas.

Ahora hace falta unir esfuerzos para que esta publicación llegue a muchas mujeres y organizaciones de modo que no se quede en el grupo de las que siempre conversamos entre nosotras, sino que llegue a todo el país. Está disponible para descarga de manera gratuita desde la web:  www.mihistoriamisterminos.info 

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

De la misma autora: Qatar 2022: El Mundial antimujeres

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 28 AGOSTO, 2019

Informe Bachelet

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

OPINIÓN · 7 FEBRERO, 2023 05:40

Ganar un proceso electoral

En el alba de todo proceso electoral, las emociones pugnan por aventajar las razones que son fundamento político. Pero ¿cómo ganar un proceso electoral? Esta disertación no tratará de opacar la importancia que tiene la elección para la alternancia, tanto como para la consolidación de la democracia como sistema político de elaboración y toma de […]

OPINIÓN · 6 FEBRERO, 2023 05:30

¡Parecía un avión! ¿Globo espía en maracaibo?

Los residentes de Maracaibo tuvieron una visita bastante extraña durante la tarde de este 3 de febrero, asombrándose al ver una esfera blanca flotando en el cielo. La esfera se deslizó entre las nubes y brilló bajo el Sol. Los testigos refirieron que en «un principio parecía un avión, pero llamó la atención que estaba […]

OPINIÓN · 5 FEBRERO, 2023 05:30

Desinformación y despolitización en Venezuela

Venezuela ha vivido más de 20 años con una polarización política que ha distorsionado paulatinamente el flujo de información que circula desde adentro y desde afuera del país. En los primeros años, la politización fue un signo característico que abarcó amplios sectores poblacionales. Este fenómeno estuvo orientado en favor o en contra de quien ejercía […]

OPINIÓN · 4 FEBRERO, 2023 05:43

Palabra santa

El papa Francisco ha hablado sobre un tema muy importante. La verdad es que los Papas suelen valerse de los tabúes de la iglesia para hablar poco sobre temas terráqueos, prefieren los celestiales. El actual Papa tiene la peculiaridad de tratar temas que sus antecesores, inclusive, el recién fallecido Pontífice paralelo, han preferido omitir, como […]

OPINIÓN · 30 NOVIEMBRE, 2022

Mi historia, mis términos

Texto por Susana Reina | @feminismoinc

Así se llama el libro que en días pasados presentamos desde la ONGs Resonalia y FeminismoINC, fruto de un trabajo liderado por la activista feminista María Luisa Campos y en esfuerzo solidario con muchas otras mujeres y organizaciones feministas en Venezuela.

Se trata de un libro para sobrevivientes de violencia sexual basado en una traducción libre al español del plan de estudios del taller de narración transformadora del Movimiento WomensJusticeNOW.org en Estados Unidos. Fue escrito para reflexionar, escribir y compartir experiencias como sobrevivientes de todas las formas de violencia sexual y usar la voz propia como herramienta para el cambio personal, político y social.

Lo que más me cautivó de esta guía o manual de trabajo es que invita a hacer lo que desde toda la historia del feminismo las mujeres hemos querido y es recuperar el derecho a nuestra palabra para expresar lo que nos pasa, a tener derecho y espacio público para poder decir lo que nos acontece, para darle un espacio importante a nuestras narrativas.

Hablar es un acto de resistencia feminista

Cuando no te quedas callada, cuando respondes, cuando preguntas, cuando cuestionas, cuando dices lo que realmente te sale del corazón sin esperar complacer a nadie, sin esperar los tiempos de nadie sino los propios, estás rompiendo con siglos de silencio y opresión que sobre las mujeres se ha ejercido.

Audre Lorde en su libro Letanía de la supervivencia recoge muy bien el espíritu de Mi historia, mis términos con este poema: «Y cuando hablamos tenemos miedo de que nuestras palabras no se escuchen ni sean bienvenidas, pero cuando estamos calladas seguimos teniendo miedo, así que es mejor hablar y recordar que nadie esperaba que sobreviviéramos». Realmente poderoso mensaje que invita a poner el poder en las palabras que expresamos de forma abierta y pública.

Para quienes comparten una historia de trauma producto de abuso sexual, el escucharse las unas a las otras equivale a ganar un espacio para rescatar su derecho a ser quienes son y a ser tratadas con amabilidad y compasión. Al desafiar los recuerdos poco saludables y ampliar la forma en que ven las historias de su vida, encuentran historias alternativas y esto sin duda alguna, conduce a puntos de vista nuevos y más saludables en el futuro.

El poder de las emociones

Hoy en día sabemos desde la neurobiología de las creencias que, para el cerebro, cuando uno recuerda una situación, es como si la estuviera viviendo nuevamente en la realidad; el cerebro no distingue entre lo que es imaginado o lo que es real. Por lo tanto, cuando nos ponemos en el modo de confesar y recordar una experiencia traumática, estamos volviendo a invitar a las emociones a estar allí, estamos rompiendo el dique que le da paso al odio, a la amargura, al rencor, a la tristeza, a la depresión.

Ese es un acto profundamente feminista, porque a pesar de que siempre se dice que a las mujeres nos educan más en la expresión de las emociones, en realidad no se nos permiten expresar las emociones negativas. Si estamos en modo alegría, paz y bondad, todo el mundo nos aplaude, pero cuando hablamos de rabia, odio, tristeza o resentimiento pues pareciera que ya no somos tan bienvenidas y la presión o la reacción social para que las reprimamos es realmente dura, pero efectiva.

Expertas en traumas han descubierto que compartir historias de violencia de género son parte importante del proceso de sanación y ayuda a fortalecer las propias capacidades de recuperación. Muchas sobrevivientes de abuso han permanecido en silencio por multitud de razones como la vergüenza, la culpa o el miedo a que la gente no les crea. De allí la importancia de abrir espacios para que se sientan escuchadas y puedan hablar libremente de sus experiencias, porque las historias conectan.

Para facilitar este duro trabajo, el libro está escrito en un tono muy respetuoso del proceso personal y psicológico de cada una, muy empático y con tal sentido protector y nutritivo, que aunque se haga en soledad, las palabras que de allí emergen acompañan y reconfortan.

A difundir

No hay manera de hacer feminismo si no abordas el tema de la violencia, la estructural y simbólica, la violencia histórica, la sistémica, machista y sexista, violencias que atraviesan todos los ámbitos de nuestra vida. Bien sea desde la prevención como desde el acompañamiento a las víctimas o desde las propuestas regulatorias, todas las activistas feministas tenemos que verle la cara en algún momento al fenómeno de la violencia. Por ello, al dotarnos de herramientas como este libro, facilitaremos el esfuerzo de recuperación de muchas.

Ahora hace falta unir esfuerzos para que esta publicación llegue a muchas mujeres y organizaciones de modo que no se quede en el grupo de las que siempre conversamos entre nosotras, sino que llegue a todo el país. Está disponible para descarga de manera gratuita desde la web:  www.mihistoriamisterminos.info 

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

De la misma autora: Qatar 2022: El Mundial antimujeres

¿Cómo valoras esta información?

5

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 7 FEBRERO, 2023 05:40

Ganar un proceso electoral

OPINIÓN · 6 FEBRERO, 2023 05:30

¡Parecía un avión! ¿Globo espía en maracaibo?

OPINIÓN · 5 FEBRERO, 2023 05:30

Desinformación y despolitización en Venezuela