Las instituciones y la economía no se subestiman - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 29 DICIEMBRE, 2017 11:28

Las instituciones y la economía no se subestiman

Ver más de

Oscar Morales Rodríguez

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las noticias escandalosas no se detienen ni en nochebuena. Son tantos sucesos asombrosos que cuando empezamos a comprenderlos, inmediatamente tenemos que voltear la página porque nos oprime otro reportaje más cruel. Leer crónicas como que el país con más reservas probadas de petróleo crudo padece un desabastecimiento de gasolina, o que varias ciudades nacionales pasaron navidades a oscuras, es el monumento de la contradicción. Son acontecimientos muy curiosos. Ripley tendría mucho material de éxito en Venezuela.

Tenemos infinidad de exabruptos, como por ejemplo: Cuba nos alquiló plataformas dedicadas a la perforación de petróleo que operaban en el lago de Maracaibo. Si la imprevisión es la norma, no podemos esperar resultados plausibles. El curso de razonamiento lógico lo reprobaron y el de improvisación lo certificaron con postdoctorado. Todas las iniciativas del Ejecutivo mueren al nacer. Ayer fue la moneda Sucre, mañana será el Petro. ¿Por qué tan fatalista? Porque estos proyectos requieren de un nutriente esencial: confianza. Desafortunadamente, la tenemos pervertida y torcida.

A lo largo de estos años, nos han convocado a una falsa liberación, puesto que han logrado controlarnos en todos los ámbitos de nuestro desarrollo humano, y nos mutilaron la posibilidad de desplegar todas nuestras capacidades, habilidades, talentos o destrezas personales (si no lo creen así, preguntemos a la migración masiva de los últimos años, que no se fue por capricho o antojo, ciertamente). Paulatinamente, han conseguido limitar el progreso autónomo individual y destruir cualquier aspiración personal natural.

De todos los errores que se han cometido en los últimos años, a mi juicio, el más doloroso ha sido subestimar la importancia que tiene el crecimiento económico para favorecer la implementación de las políticas gubernamentales en todos los sectores, y desechar todo lo que huela a orden institucional. Ese menosprecio por la racionalidad económica y el respeto a la ley, es lo que nos impide la creación de empleos de calidad o atraer inversión extranjera directa. Ese desdén por la ciencia económica es lo que nos asesina los salarios mensualmente y nos obstruye los ingresos al fisco. Ese desaire por la atención al análisis económico y a la jurisprudencia, es el culpable de sentirnos empobrecidos diariamente.

Tal como se advierten los hechos, estamos en la proyección de una autocracia a largo plazo, con su repartición en abundancia de transgresiones a las reglas establecidas, para alcanzar la -pura y dura- conservación del poder sea como sea. Aunque pensadores sociales opinan que, cuando se está más cerca de la debacle, actuamos con más fanatismo ciego, como si la porfía fuese la salvación o quizás por nuestra preferencia de agonizar viendo lo que queremos ver y creyendo lo que la doctrina nos dice.

¿Cómo llegan a creer que sus acciones o creencias son saludables o tienen un poquito de viabilidad? Es un misterio.

Privilegiando los dogmas y las concepciones ideológicas, solamente lograremos seguir amamantando ese empeño de dividir a la sociedad y generar unas enormes incertidumbres, tanto para las personas, como para las empresas. Lo ideal es que hagamos un esfuerzo por reflexionar sobre los problemas del país y actuar bajo dosis del pluralismo, ideas con riqueza analítica, debate técnico y consensos constructivos. Porque si no, la ingobernabilidad y la avalancha hiperinflacionaria harán la vida más insoportable y fatigosa.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores.

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 15 JULIO, 2020 04:35

Miedo al éxito y brecha de género laboral

Atendí a una invitación para un “foro chat” de las amigas barquisimetanas de la organización feminista Berenjena Empoderada. Hablamos ante un grupo de unos 350 participantes acerca del rol de las mujeres en la economía y los enormes rezagos que aun hoy encontramos en su participación laboral, así como de otros indicadores que dan cuenta […]

OPINIÓN · 14 JULIO, 2020 04:29

Crónicas en tiempos sin gasolina

El popular adagio “cada cabeza es un mundo” es casi una exhortación al pensamiento y actitud de cada quien. Pero también es una apología a la individualidad. Hace ver que cada persona maneja su mundo de ideas y valores como un sistema tan completo compacto, que lo hace presumir bastarse a sí mismo. Aunque reza […]

OPINIÓN · 13 JULIO, 2020 04:35

Voluntad de poder III, ¿se puede hacer algo?

Una nueva geometría del poder viene produciéndose en Venezuela. Unas veces bajo el silencio de la cotidianidad y otras bajo el ruido del terror que generan las estructuras criminales. Desde abajo, desde la base de la sociedad y las comunidades vamos viendo cómo el poder comunal avanza.  En el Centro de Investigaciones Populares, hemos venido […]

OPINIÓN · 13 JULIO, 2020 04:31

¿Una ruta de la batata antes de Colón?

La Isla de Pascua, un pequeño punto verde perdido en la inmensidad al sudeste del Océano Pacífico, ha encantado por mucho tiempo a los arqueólogos y al público. Cientos de esculturas gigantes de piedra, o Moai, que decoran la isla volcánica siguen siendo una fuente de fascinación. Uno de los mayores misterios sobre la Isla […]