OPINIÓN · 13 DICIEMBRE, 2021 05:45

Investigación del cáncer: crisis de reproducibilidad

Ver más de

Paulino Betancourt Figueroa | @p_betanco

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Después de ocho años, concluyó un proyecto que intentó reproducir los resultados de estudios clave en biología del cáncer publicados en revistas como Science, Nature y Cell. Los hallazgos sugieren que, al igual que la investigación en ciencias sociales, la del cáncer tiene un problema de reproducibilidad.

La investigación denominada Proyecto de Reproducibilidad: Biología del Cáncer, tenía como objetivo replicar 193 experimentos de los 53 mejores artículos sobre el cáncer publicados entre 2010 y 2012. Pero solo una cuarta parte de esos experimentos pudo reproducirse, indicaron los investigadores en dos artículos publicados el pasado 7 de diciembre en eLife (ver artículo 1 y artículo 2). Los hallazgos plantean desafíos para la ciencia de la biología preclínica del cáncer, mostrando lo esquivo que pueden ser los resultados confiables en algunas áreas.

Los investigadores no pudieron completar la mayoría de los experimentos porque el equipo no pudo recopilar suficiente información sobre los artículos originales, los métodos utilizados o cómo obtener los materiales necesarios para intentar la reproducibilidad. Los artículos científicos originales presentaban: omisión de variables, protocolos imprecisos, falta de estadísticas, etc. El equipo midió si la reproducibilidad era exitosa utilizando cinco criterios, cuatro se centraron en los efectos sobre el cáncer y el quinto, si tanto el experimento original como el replicado iban en el mismo sentido. Los científicos aplicaron esos criterios y solo el 46% cumplió con la mayoría de los criterios establecidos.

De los 50 experimentos presentados, los resultados fueron, en promedio, un 85% más bajo que los reportados en los experimentos originales. Por ejemplo, dos de los estudios señalaban que una determinada sustancia química “mataba” eficientemente las células cancerosas, pero al repetirse el experimento la sustancia química acababa realmente con el 30% de las células. Es preocupante si los experimentos que no se pueden reproducir fueran empleados para iniciar ensayos clínicos o esfuerzos de desarrollo de fármacos.

Durante el proyecto, los investigadores se enfrentaron a una serie de obstáculos, en particular porque ninguno de los experimentos originales incluía suficientes detalles en sus estudios publicados sobre métodos para probar la reproducibilidad. En este sentido, vale mencionar que buena parte de los estudios en el desarrollo de medicamentos es financiado por las farmacéuticas, por tanto los hallazgos que se generan se consideran  información confidencial sujeta a ser patentada, así que muchos de los científicos que trabajan bajo esta premisa publican sus artículos omitiendo información clave para el desarrollo del experimento, reservando el conocimiento para la empresa financiadora de la investigación.

Si bien alrededor de una cuarta parte de la información dada por los autores fue útil, otro tercio no respondió a las solicitudes para aportar una mayor información. Por ejemplo, uno de los experimentos que el grupo no pudo replicar requirió el uso de un ratón criado específicamente para el experimento original. Los autores dijeron que los científicos que realizaron ese trabajo se negaron a compartir algunos de estos ratones, y sin esos roedores, la reproducibilidad era imposible. Algunos investigadores se mostraron completamente hostiles a la idea de que científicos independientes quisieran intentar replicar su trabajo. Estos investigadores pueden sentirse amenazados por la replicación de sus trabajos porque es poco común. Pero la reproducibilidad también puede resultar intimidante porque las identidades de los científicos a menudo están profundamente arraigados con sus hallazgos y otros son cuidadosos por el temor a que su trabajo sea plagiado.

La publicación es la moneda de cambio, una recompensa clave que se convierte en oportunidades de financiamiento, de trabajo o de conservar el empleo actual. La reproducibilidad no encaja perfectamente en ese sistema de recompensas. Incluso los autores que querían ayudar no siempre podían compartir sus datos por varias razones, incluida la pérdida de discos duros o restricciones de propiedad intelectual, o datos que solo tenían los ex estudiantes de posgrado.

Las llamadas de atención de algunos expertos sobre la “crisis de reproducibilidad” de la ciencia han ido en aumento durante años, quizás más notablemente en psicología. En 2011 y 2012, las compañías farmacéuticas Bayer y Amgen informaron dificultades para replicar los hallazgos de la investigación biomédica preclínica. Pero no todo el mundo está de acuerdo con las soluciones, incluido si la reproducción de experimentos clave es realmente útil o posible, o incluso qué es exactamente lo que está mal en la forma en cómo se difunde la ciencia o qué necesita mejorar.

Al menos una conclusión clara y procesable surgió de los nuevos hallazgos, la necesidad de brindar a los científicos una mayor oportunidad posible para explicar exactamente cómo llevaron a cabo su investigación. Los investigadores deben aspirar a incluir tanta información sobre sus métodos experimentales como sea posible para asegurar la comprensión de los resultados.

En última instancia, la ciencia es una disciplina de autocorrección, siendo necesario que existan muchas oportunidades no solo para cometer errores, sino también para descubrir esos errores mediante la reproducibilidad de los experimentos. La pregunta sería, ¿es la ciencia capaz de detectar sus errores? Los hallazgos del proyecto sobre el cáncer no necesariamente responden a esa pregunta, pero sí resaltan los desafíos de intentar averiguarlo.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: El cerebro: un voraz devorador de combustible

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 28 AGOSTO, 2019

Informe Bachelet

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Someter a la sociedad civil

Un gobierno que militarizó la gestión pública y asume a Venezuela como un cuartel, le incomoda la acción autónoma de instituciones y ciudadanos. Su filosofía es controlar y ahogar la libertad. Se empeña en garantizar obediencia a toda costa. Se pretende modelar gente que adule a quienes están en el poder o que por lo […]

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Adolescencia de retos

Recientemente visitamos un centro educativo en Caracas donde todas las semanas la convivencia entre los estudiantes se afecta por algún nuevo reto en la plataforma TikTok. Darle un «lepe» a un compañero para que vaya pasando sucesivamente o bajar los pantalones de gimnasia a un compañero descuidado y dejarlo expuesto ante un grupo van generando […]

OPINIÓN · 1 FEBRERO, 2023 05:33

Larga vida a AVEM

Quiero contarles la historia de la fundación de AVEM (Alianza Venezolana Empresarial por el Liderazgo de las Mujeres) por considerarlo un caso inédito en el país y un intento de organización en red lleno de solidaridad y voluntariado por las mujeres empresarias y trabajadoras. Hace casi seis años, Scarlet Gutiérrez, en ese momento Líder del […]

OPINIÓN · 31 ENERO, 2023 05:30

Gobierno sin oposición

El término oposición no luce tan fácil de definir. Sin embargo, la palabra es conocida por todos. Aunque pocos comprenden sus intríngulis. En toda sociedad, nadie escapa de las implicaciones políticas que priman sus dinámicas. Sobre todo, cuando sus enredos y contrasentidos se esparcen por los espacios donde se instala un sector de la política […]

OPINIÓN · 31 ENERO, 2023

Investigación del cáncer: crisis de reproducibilidad

Texto por Paulino Betancourt Figueroa | @p_betanco

Después de ocho años, concluyó un proyecto que intentó reproducir los resultados de estudios clave en biología del cáncer publicados en revistas como Science, Nature y Cell. Los hallazgos sugieren que, al igual que la investigación en ciencias sociales, la del cáncer tiene un problema de reproducibilidad.

La investigación denominada Proyecto de Reproducibilidad: Biología del Cáncer, tenía como objetivo replicar 193 experimentos de los 53 mejores artículos sobre el cáncer publicados entre 2010 y 2012. Pero solo una cuarta parte de esos experimentos pudo reproducirse, indicaron los investigadores en dos artículos publicados el pasado 7 de diciembre en eLife (ver artículo 1 y artículo 2). Los hallazgos plantean desafíos para la ciencia de la biología preclínica del cáncer, mostrando lo esquivo que pueden ser los resultados confiables en algunas áreas.

Los investigadores no pudieron completar la mayoría de los experimentos porque el equipo no pudo recopilar suficiente información sobre los artículos originales, los métodos utilizados o cómo obtener los materiales necesarios para intentar la reproducibilidad. Los artículos científicos originales presentaban: omisión de variables, protocolos imprecisos, falta de estadísticas, etc. El equipo midió si la reproducibilidad era exitosa utilizando cinco criterios, cuatro se centraron en los efectos sobre el cáncer y el quinto, si tanto el experimento original como el replicado iban en el mismo sentido. Los científicos aplicaron esos criterios y solo el 46% cumplió con la mayoría de los criterios establecidos.

De los 50 experimentos presentados, los resultados fueron, en promedio, un 85% más bajo que los reportados en los experimentos originales. Por ejemplo, dos de los estudios señalaban que una determinada sustancia química “mataba” eficientemente las células cancerosas, pero al repetirse el experimento la sustancia química acababa realmente con el 30% de las células. Es preocupante si los experimentos que no se pueden reproducir fueran empleados para iniciar ensayos clínicos o esfuerzos de desarrollo de fármacos.

Durante el proyecto, los investigadores se enfrentaron a una serie de obstáculos, en particular porque ninguno de los experimentos originales incluía suficientes detalles en sus estudios publicados sobre métodos para probar la reproducibilidad. En este sentido, vale mencionar que buena parte de los estudios en el desarrollo de medicamentos es financiado por las farmacéuticas, por tanto los hallazgos que se generan se consideran  información confidencial sujeta a ser patentada, así que muchos de los científicos que trabajan bajo esta premisa publican sus artículos omitiendo información clave para el desarrollo del experimento, reservando el conocimiento para la empresa financiadora de la investigación.

Si bien alrededor de una cuarta parte de la información dada por los autores fue útil, otro tercio no respondió a las solicitudes para aportar una mayor información. Por ejemplo, uno de los experimentos que el grupo no pudo replicar requirió el uso de un ratón criado específicamente para el experimento original. Los autores dijeron que los científicos que realizaron ese trabajo se negaron a compartir algunos de estos ratones, y sin esos roedores, la reproducibilidad era imposible. Algunos investigadores se mostraron completamente hostiles a la idea de que científicos independientes quisieran intentar replicar su trabajo. Estos investigadores pueden sentirse amenazados por la replicación de sus trabajos porque es poco común. Pero la reproducibilidad también puede resultar intimidante porque las identidades de los científicos a menudo están profundamente arraigados con sus hallazgos y otros son cuidadosos por el temor a que su trabajo sea plagiado.

La publicación es la moneda de cambio, una recompensa clave que se convierte en oportunidades de financiamiento, de trabajo o de conservar el empleo actual. La reproducibilidad no encaja perfectamente en ese sistema de recompensas. Incluso los autores que querían ayudar no siempre podían compartir sus datos por varias razones, incluida la pérdida de discos duros o restricciones de propiedad intelectual, o datos que solo tenían los ex estudiantes de posgrado.

Las llamadas de atención de algunos expertos sobre la “crisis de reproducibilidad” de la ciencia han ido en aumento durante años, quizás más notablemente en psicología. En 2011 y 2012, las compañías farmacéuticas Bayer y Amgen informaron dificultades para replicar los hallazgos de la investigación biomédica preclínica. Pero no todo el mundo está de acuerdo con las soluciones, incluido si la reproducción de experimentos clave es realmente útil o posible, o incluso qué es exactamente lo que está mal en la forma en cómo se difunde la ciencia o qué necesita mejorar.

Al menos una conclusión clara y procesable surgió de los nuevos hallazgos, la necesidad de brindar a los científicos una mayor oportunidad posible para explicar exactamente cómo llevaron a cabo su investigación. Los investigadores deben aspirar a incluir tanta información sobre sus métodos experimentales como sea posible para asegurar la comprensión de los resultados.

En última instancia, la ciencia es una disciplina de autocorrección, siendo necesario que existan muchas oportunidades no solo para cometer errores, sino también para descubrir esos errores mediante la reproducibilidad de los experimentos. La pregunta sería, ¿es la ciencia capaz de detectar sus errores? Los hallazgos del proyecto sobre el cáncer no necesariamente responden a esa pregunta, pero sí resaltan los desafíos de intentar averiguarlo.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: El cerebro: un voraz devorador de combustible

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Someter a la sociedad civil

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Adolescencia de retos

OPINIÓN · 1 FEBRERO, 2023 05:33

Larga vida a AVEM