El Sida pervive - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 30 NOVIEMBRE, 2019 05:13

El Sida pervive

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“La forma más efectiva de evitar el VIH es usando condón o evitando la penetración.”

El 1 de diciembre es día internacional de la lucha contra el Sida.  No es un día para celebrar, no.  Es un día de acción para recordar que la crisis de salud más costosa en vidas, sufrimiento e impacto económico que la humanidad ha enfrentado sigue vivita y coleando.

El día de la lucha contra el Sida es un día triste, si algún sentimiento hay que imprimirle.  En los 40 años que la epidemia lleva en esta tierra de Dios, aún con la información sobre cómo evitar la infección y existiendo recursos, cerca de 40 millones de personas, en todo el mundo, viven con el virus. Quienes no reciban el tratamiento adecuado pudieran desarrollar el Sida y morir por esta causa.

Este día es para recordar a los gobiernos, sociedad civil, organismos internacionales, empresas privadas, sindicatos, iglesias, escuelas, liceos, universidades, otras instituciones y, particularmente a los hombres y mujeres de cualquier edad, el no bajar la guardia en la prevención y salvar la vida de quienes tienen el virus.

Un recordatorio que nunca está de más

La fuente del Sida es el Virus de Inmunodeficiencia Humana, el VIH, que debilita al sistema inmunológico -el que nos protege de otros virus y bacterias que producen otras infecciones-, dejando al organismo a merced de esas amenazas y produciendo Sida.

El VIH se transmite únicamente por tres vías: Contacto directo con sangre infectada, como pudiera ocurrir en transfusiones o trasplantes; de madre infectada al feto o al bebé si lo amamanta, y por relaciones sexuales si la pareja estuviera infectada.

De estas tres vías de riesgo de infección del VIH, la de contacto sanguíneo está bastante controlada por los bancos de sangre, inclusive en los países pobres; la de madre a hijo o hija, es posible evitarla con el suministro de tratamiento durante el embarazo, lo que obliga a un estricto control prenatal, tan descuidado en los países pobres y por la población más pobre. En el cuidado de estas formas de transmisión la responsabilidad de gobiernos y otras instituciones es grande.

La tercera vía de infección es la sexual y allí es donde, por lo general, se tranca el serrucho de la prevención.

El sexo y el VIH

La transmisión del VIH por vía sexual es la más frecuente y difícil de controlar.  Gobierno e instituciones pudieran hacer campañas de prevención y facilitar el acceso a condones, pero la decisión, la acción de evitar la infección, queda en el plano individual.  Cada quien decide si se protege, o no, y de qué manera.

Se ha sostenido que una sola pareja es la forma más efectiva de prevención. Cierto. Pero, siempre y cuando esa pareja sea exclusiva o, si tiene una relación sexual externa, use condón. La experiencia también dice que se pueden tener relaciones sexuales con cuántas personas se desea y si se usa siempre condón, los riesgos de infección son muy bajos.

La forma más efectiva de evitar el VIH es usando condón o evitando la penetración.

Además, hay hombres y mujeres que se aprendieron la lección sobre la prevención del VIH e hicieron del condón un aliado inseparable, pero, asimismo, hay quienes nunca aceptaron el condón y otras personas que creen que el riesgo de infectarse fue de generaciones anteriores,  que “pasó de moda”, o que “eso no me pasará a mí”.

Entre otras razones por las que pudiera haber una baja frecuencia en el uso del condón está la información de que  las personas con VIH pero que tienen carga indetectable no transmiten el virus y junto a esa, en los países ricos, que tomando la píldora conocida como Prep, el organismo genera resistencia al virus y no se infecta.

Las creencias erradas y las que tienen base científica sobre la prevención han aumentado los grupos de riesgos y, en la actualidad,  hay una suerte de revival del sexo sin condón, a rin pelao o bareback, como le dicen los más sofisticados.

Los fanáticos del rin pelao son un problema entre las nuevas generaciones, que, probablemente, en algunos países, no han oído o visto campañas de prevención o no tienen acceso gratuito a condones, ni pueden comprarlo por su alto costo.  Esto es una bomba de tiempo.

Los fármacos salvan

Los antiretrovirales –ARV– vienen siendo efectivos prácticamente desde que este siglo empezó y ya se sabe que la infección de VIH, si se toman esos medicamentos, puede ser una condición crónica, como la diabetes, la hipertensión.

El problema es que estos medicamentos suelen ser impagables por la mayoría de las personas por lo que algunos gobiernos han decidido suministrarlos gratuitamente bajo ciertas condiciones.

Para que los gobiernos cumplan con el suministro de ARV se requiere de solvencia económica estatal, reconocer la epidemia entre las prioridades en salud y eficientes mecanismos de distribución de medicamentos.  Requisitos que suelen ser difícil en países pobres, muchos de África y América Latina.

El estigma persiste

 A pesar de tantos años diciendo cómo se transmite el virus y la formas de evitarlo, en algunas personas persiste el miedo ante otra con VIH/Sida, lo cual lleva al estigma y la discriminación.  Cierto que esas conductas han disminuido en algunas sociedades y grupos sociales, pero quienes tienen el VIH, muchas veces, prefieren no comunicar su condición por temor a ser  juzgados, discriminados.

Muy posiblemente, si dicen que tienen VIH lo que logren sea solidaridad, empatía, pero no teniendo seguridad, prefieren callarse,  sobre todo ante una pareja sexual e, inclusive, ante el personal de salud donde todavía hay ignorantes sobre la epidemia y discriminan a la persona con VIH.

En fin, aunque las características de la epidemia del VIH ha variado con los años y hoy pudiera ser menos dramática que antes, lo mejor es no infectarse y eso es una decisión personal, por ello, el 1 de Diciembre es un día para reforzar el compromiso con uno mismo de protegerse, cuidarse y proteger a los demás y para las personas infectadas reclamar sus derechos.

De la situación del VIH-Sida en Venezuela no dije nada porque parece ser tan negra, que no se ve.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

 

Del mismo autor

Día del hombre

 

 

 

 

 

 

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 28 MARZO, 2018

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 10 DICIEMBRE, 2019 05:16

Noticias del periodismo

El periodismo en Venezuela, como práctica profesional y también como modelo de negocios, está viviendo una profunda metamorfosis.

OPINIÓN · 10 DICIEMBRE, 2019 04:57

¿Cuál es el debate?

El debate es sobre la proporcionalidad del uso de la fuerza letal por los cuerpos de seguridad y su justificación en los casos donde hay resultados fatales.

OPINIÓN · 9 DICIEMBRE, 2019 05:36

El cromosoma “Y” puede estar condenado

La pérdida del cromosoma Y es una manifestación de una inestabilidad genómica más amplia.

OPINIÓN · 9 DICIEMBRE, 2019 05:13

Maduro quiere llevar gallinas y biblias a las escuelas

El sistema educativo laico no se casa con religión alguna. Tampoco las ataca