OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2021 05:26

El punto ciego del concepto “Pueblo”

Ver más de

Antonio José Monagas

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

¿Hasta dónde el vocablo “pueblo” ha servido para avivar la ilusión que hace pensar en simbolismos o praxis que exaltan expectativas? El ejercicio del populismo se empeñó en acentuar tan manida implicación de la cual se valió para ganar el espacio político que sus ambiciones e intereses han determinado a lo largo de la contemporaneidad histórica.

Aunque en la antigua Grecia o en la arcaica Roma no se conoció el concepto de “pueblo”, la dinámica política hizo que el léxico se adelantara a los hechos. De esa forma, Marco Tulio Cicerón, quien vivió entre 160-43 años a. d. J.C., dado su condición de escritor y político, entendió las exigencias que se jugaban al interior de la política.

Fue él quien formuló el concepto de “pueblo” toda vez que advirtió en lo “popular”, la razón que mantenía congregados estratos sociales de baja condición. A estos conglomerados se le conocía como “pueblollano” (populus romanus) y que pudo ser la razón que animó el concepto de “pueblo”. Cicerón la manejó como categoría social en su Oratio pro Sestio discurso que configuró su Teoría del Estado.

El “pueblo” como sujeto histórico-político comenzó a adquirir el ímpetu que su consistencia popular le imprimía. Fue entonces cuando la progresiva estratificación social, le incorporó la fuerza de la cual emanó su poder. Así la figura de “pueblo”, alcanzó la potestad necesaria para actuar luego como parte sustantiva de la estructura política del momento.

El discurrir de los tiempos permitió que el concepto de “pueblo” tuviese otra connotación, que no le permitió intervenir a cabalidad como razón política ante decisiones capitales. No obstante, dicha dificultad tuvo otra consecuencia. Su significación se irradió por los avatares de la política. Su influencia comenzó a calar como razón necesaria que determinaba, por momentos y antes situaciones específicas, decisiones no sólo de orden político. También de índole económica hasta que el término que identificaba su fuerza, o sea “pueblo”, comenzó a reconocerse como poder político capaz de pautar el alcance de lo que se entendió como “soberanía popular”.

Esta consideración, con el tiempo, adquirió figura jurídica lo que indujo a que el vocablo de “pueblo” tuviese un rango incluso reconocido a nivel normativo por la legislación de Estado-naciones. Para entonces, el “pueblo” se había transformado en sujeto político de manifiesto carácter.

Sin embargo, esta tendencia comenzó a causar gruesas confusiones que terminaron afectando no sólo las actitudes políticas. Sino también, empañando condiciones públicas relacionadas con lo social y lo político, fundamentalmente. 

Actualmente, el concepto “pueblo” tiene un desempeño sesgado por los intereses que mueven al poder anclado en el gobierno. Tan condicionada actitud ha colocado al vocablo en un cuestionado sitial. Propio de verse cual objeto de un suspicaz maniqueísmo. Así hay pueblos que son sobornados por esa misma causa. De esa manera, viven ciegos ante las realidades a las que son sometidos. Peor aún, humillados. Les arrebatan su dignidad con dádivas ofrecidas a cambio de saciar el hambre, o con represión, sembrando así un temor que incita al silencio. Lo mismo sucede en el marco político del llamado “poder popular”.

De hecho, gobiernos opresores por inmanente característica, siguen animando a sus gobernados a ver en su actitud ofensiva una manera “contradictoria” de comportarse para con su “pueblo”. En medio de tan torcidas relaciones entre el gobierno y el llamado “pueblo”, sólo queda por deducir que ese “pueblo” sobrelleva una vida atiborrada de serias confusiones.

Entre algunas extrañas reacciones, originadas al calor de inusitadas circunstancias, podría destacarse la que invocó el propio Carlos Marx. Cuando habló de incitar al “pueblo” a reaccionar contra la oligarquía gobernante. En tal sentido, habló de la “dictadura del proletariado”. La misma, concebida bajo la teoría de la lucha de clases según la cual el poder gobernante es incapaz de conciliar intereses de clase opuestas. Solamente alcanza a defender unos en detrimento de otros.

Razón tenía el filósofo español para referir la tristeza que sentía al pensar en la agonía de los pueblos sometidos por un poder que sólo se inquieta para buscar su propia subsistencia.

Mientras aquella población, a la que llaman “pueblo”, no consiga que sus libertades se arraiguen a sus formas de vida, ese conglomerado no podrá tener conciencia de lo que son sus derechos ciudadanos. Aunque las leyes digan otra cosa.

Este problema así sostenido, seguirá derruyendo y asfixiando la cultura política del gobernado. Por mucho que quieran endilgarle la condición de “pueblo soberano”. O sujeto de la “soberanía nacional”. Siempre seguirá dificultándose cualquier modo de hacer razonar que el llamado “pueblo” comprenda el sentido de lo que cabe bajo el significado de “ciudadanía”. Sólo cuando ello se consiga, tan importante masa de población entenderá que quienes se expresen de ella como “pueblo”, no dejarán de hacerlo en virtud de mantener su posición política, económica y social. Y a partir de la cual, se permiten actuar como parte del sector opresor en desmedro del sector oprimido. He ahí el punto ciego del concepto “pueblo”.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: ¿Tiene cabida el Estado Comunal?

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 2 OCTUBRE, 2022 05:30

¿Por qué están prosperando tanto las autocracias?

El término autocracia se define como un «régimen político en el que una sola persona gobierna sin someterse a ningún tipo de limitación y con la facultad de promulgar y modificar leyes a su voluntad». También como una «forma de gobierno en la cual la voluntad de una sola persona es la suprema ley» es […]

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2022 05:00

La Ruta Verde

La Ruta Verde no es una iniciativa de ecologistas en países ricos tan preocupados en estos tiempos por la crisis ambiental que atraviesa el mundo, no. La Ruta Verde, así con ese nombre tan ecológico, es un conjunto de acciones de mujeres en Venezuela para exigir la despenalización del aborto y la aprobación de una […]

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

913 sanciones

El pasado 16 de septiembre, el gobierno de Estados Unidos volvió a pronunciarse acerca de Venezuela, esta vez, emitiendo serias amenazas contra Maduro. El subsecretario de Estado de EE UU para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, ante la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, comentó: «Nicolás Maduro comete un error grave si piensa que nuestra […]

OPINIÓN · 29 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

El acoso escolar, una realidad que no puede esperar

Un año escolar que se inicia es un espacio determinante para fijar los pilares de la convivencia, entre ellos los límites a cualquier tipo de violencia y discriminación. Ser nuevo en el centro educativo, haber sido transferido de otra sección, las condiciones de los uniformes o útiles escolares pueden dar pie a que un estudiante […]

OPINIÓN · 29 SEPTIEMBRE, 2022

El punto ciego del concepto “Pueblo”

Texto por Antonio José Monagas

¿Hasta dónde el vocablo “pueblo” ha servido para avivar la ilusión que hace pensar en simbolismos o praxis que exaltan expectativas? El ejercicio del populismo se empeñó en acentuar tan manida implicación de la cual se valió para ganar el espacio político que sus ambiciones e intereses han determinado a lo largo de la contemporaneidad histórica.

Aunque en la antigua Grecia o en la arcaica Roma no se conoció el concepto de “pueblo”, la dinámica política hizo que el léxico se adelantara a los hechos. De esa forma, Marco Tulio Cicerón, quien vivió entre 160-43 años a. d. J.C., dado su condición de escritor y político, entendió las exigencias que se jugaban al interior de la política.

Fue él quien formuló el concepto de “pueblo” toda vez que advirtió en lo “popular”, la razón que mantenía congregados estratos sociales de baja condición. A estos conglomerados se le conocía como “pueblollano” (populus romanus) y que pudo ser la razón que animó el concepto de “pueblo”. Cicerón la manejó como categoría social en su Oratio pro Sestio discurso que configuró su Teoría del Estado.

El “pueblo” como sujeto histórico-político comenzó a adquirir el ímpetu que su consistencia popular le imprimía. Fue entonces cuando la progresiva estratificación social, le incorporó la fuerza de la cual emanó su poder. Así la figura de “pueblo”, alcanzó la potestad necesaria para actuar luego como parte sustantiva de la estructura política del momento.

El discurrir de los tiempos permitió que el concepto de “pueblo” tuviese otra connotación, que no le permitió intervenir a cabalidad como razón política ante decisiones capitales. No obstante, dicha dificultad tuvo otra consecuencia. Su significación se irradió por los avatares de la política. Su influencia comenzó a calar como razón necesaria que determinaba, por momentos y antes situaciones específicas, decisiones no sólo de orden político. También de índole económica hasta que el término que identificaba su fuerza, o sea “pueblo”, comenzó a reconocerse como poder político capaz de pautar el alcance de lo que se entendió como “soberanía popular”.

Esta consideración, con el tiempo, adquirió figura jurídica lo que indujo a que el vocablo de “pueblo” tuviese un rango incluso reconocido a nivel normativo por la legislación de Estado-naciones. Para entonces, el “pueblo” se había transformado en sujeto político de manifiesto carácter.

Sin embargo, esta tendencia comenzó a causar gruesas confusiones que terminaron afectando no sólo las actitudes políticas. Sino también, empañando condiciones públicas relacionadas con lo social y lo político, fundamentalmente. 

Actualmente, el concepto “pueblo” tiene un desempeño sesgado por los intereses que mueven al poder anclado en el gobierno. Tan condicionada actitud ha colocado al vocablo en un cuestionado sitial. Propio de verse cual objeto de un suspicaz maniqueísmo. Así hay pueblos que son sobornados por esa misma causa. De esa manera, viven ciegos ante las realidades a las que son sometidos. Peor aún, humillados. Les arrebatan su dignidad con dádivas ofrecidas a cambio de saciar el hambre, o con represión, sembrando así un temor que incita al silencio. Lo mismo sucede en el marco político del llamado “poder popular”.

De hecho, gobiernos opresores por inmanente característica, siguen animando a sus gobernados a ver en su actitud ofensiva una manera “contradictoria” de comportarse para con su “pueblo”. En medio de tan torcidas relaciones entre el gobierno y el llamado “pueblo”, sólo queda por deducir que ese “pueblo” sobrelleva una vida atiborrada de serias confusiones.

Entre algunas extrañas reacciones, originadas al calor de inusitadas circunstancias, podría destacarse la que invocó el propio Carlos Marx. Cuando habló de incitar al “pueblo” a reaccionar contra la oligarquía gobernante. En tal sentido, habló de la “dictadura del proletariado”. La misma, concebida bajo la teoría de la lucha de clases según la cual el poder gobernante es incapaz de conciliar intereses de clase opuestas. Solamente alcanza a defender unos en detrimento de otros.

Razón tenía el filósofo español para referir la tristeza que sentía al pensar en la agonía de los pueblos sometidos por un poder que sólo se inquieta para buscar su propia subsistencia.

Mientras aquella población, a la que llaman “pueblo”, no consiga que sus libertades se arraiguen a sus formas de vida, ese conglomerado no podrá tener conciencia de lo que son sus derechos ciudadanos. Aunque las leyes digan otra cosa.

Este problema así sostenido, seguirá derruyendo y asfixiando la cultura política del gobernado. Por mucho que quieran endilgarle la condición de “pueblo soberano”. O sujeto de la “soberanía nacional”. Siempre seguirá dificultándose cualquier modo de hacer razonar que el llamado “pueblo” comprenda el sentido de lo que cabe bajo el significado de “ciudadanía”. Sólo cuando ello se consiga, tan importante masa de población entenderá que quienes se expresen de ella como “pueblo”, no dejarán de hacerlo en virtud de mantener su posición política, económica y social. Y a partir de la cual, se permiten actuar como parte del sector opresor en desmedro del sector oprimido. He ahí el punto ciego del concepto “pueblo”.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: ¿Tiene cabida el Estado Comunal?

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 2 OCTUBRE, 2022 05:30

¿Por qué están prosperando tanto las autocracias?

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2022 05:00

La Ruta Verde

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

913 sanciones